martes, 10 de marzo de 2009

Sabine recomienda... El hombre que logró ser invisible (1958) + (Bonus The Son of Invisible Man)


El cine mexicano dio un sin fin de buenas películas de género fantástico durante los años 50, 60 y 70. En este blog he tratado alguna esas películas, por lo que quiero hacer un breve resumen de ellas para que, si ustedes gustan, puedan revisarlas. La primera película mexicana que reseñé fue El Barón del Terror del gran Chano Urueta, luego vendría Hasta el viento tiene miedo de Carlos Enrique Taboada, después pasaríamos a La Momia Azteca de Rafael Portillo, El Espejo de la Bruja de nuevo dirigida por Urueta, Ladrón de Cadáveres de Fernando Mendez, y por último la mejor película de las protagonizadas por el Santo, Santo contra el doctor Muerte, coproducción hispano-mexicana dirigida por Rafael Romero Marchent. Una vez hecho este breve resumen, abordaré otra de esas películas fantásticas mexicanas de pequeña factura pero enormes en diversión y entretenimiento. Con todos ustedes, El hombre que logró ser invisible.
Carlos (Arturo de Córdova) es un tipo felizmente comprometido con Beatriz (Ana Luisa Peluffo), la hija de un importante empresario mexicano (Jorge Mondragón). Una noche el bueno de Carlos va a visitar a un amigo suyo a la empresa de su futuro suegro, cuando de repente encuentra a su amigo asesinado. Como todo el mundo espera, el muy idiota coge el arma incriminatoria y es descubierto con las manos en la masa, por lo que resultara el principal sospechoso del crimen. Pero lo que no saben los putos polis, es que Carlos tiene un hermano que pellizca cristales y que experimenta con los animales un milagroso experimento que consiste en la invisibilidad (Augusto Benedico). Así que este le ayudará a escapar de prisión inyectándole una droga capaz de hacerle invisible...

"Él": Arturo de Córdova.

La película no viene a ser otra cosa que un claro remake a la mexicana de la emblemática El Hombre Invisible Vuelve dirigida por Joe May (1940) y escrita por el gran Kurt Siodmak, siguiendo casi al dedillo los mismos pasos de la original. Aunque en esta película hay cabida para numerosos momentos kistch y delirantes de los que han tomado buena nota películas más actuales (e incomprendidas) como Memorias de un hombre invisible de John Carpenter y El hombres sin sombra de Paul Verhoeven. Y es que, si no me equivoco (y si me equivoco, por favor decídmelo), esta película fue la primera en tener el acierto de no contar con las dichosas vendas con las que siempre habían aparecido los hombres invisibles de las anteriores películas de la Universal, y opta directamente por poner una base suave de maquillaje LOREAL en el cutis invisible del susodicho (recuerden a Chevy Chase en la cinta de Carpenter). Por otro lado seremos testigos, de la crueldad con la que trata a los animales el hermano científico del protagonista en sus experimentos. Vean sino la escalofriante la escena en la que estrella un monito contra el suelo, o mata a un lindo conegito sin querer (recuerden el pobre gorila -eso si, infográfico- de El hombre sin sombra).



La película esta llena de momentos de lo más ridículos y divertidos que seguramente fueron propiciados por algún tipo de censura de la época, y que unicamente son salvados por la eficiente interpretación del gran Arturo de Córdova (Él de Luis Buñuel, 1953), que por cierto, debido a su invisibilidad, no aparece durante buena parte de la película, y por lo tanto solo escucharemos su voz.
Buen ejemplo de algunos de esos momentos de verdadero descojone, es cuando Beatriz habla con su invisible prometido desde la habitación contigua, cuando este se está dando un baño (¡pero señora, si es invisible, no se preocupe que no le va a ver la cosita!). O esa escena en la que el comisario, latigo en mano, intenta encontrar a un al invisible Carlos...
Además, todo hay que decirlo, los efectos especiales son bastante cutres (en algunas escenas se ven los hilos), aunque eso si, bastante efectivos (ese hombre invisible fumándose un pitillo está muy bien conseguido).
En definitiva, una delicia para cinéfagos desprejuiciados... ;)

Y para terminar quiero despedir este post con este corto extraído de la película Amazonas en la Luna, y titulado El hijo del hombre invisible (Carl Gottlieb):

3 comentarios:

cerebrin dijo...

¿La has visto en castellano? Es que yo la tengo in inglish pitinglish, y claro, aún no me he puesto nunca con ella, y eso que la tengo unas ganas...

Juan P. Rodriguez dijo...

Siii manito..., en mexicano!
Recientemente ha salido un DVD de estos de importación con esta película y La Isla de los Dinosaurios.
Le adjunto link: http://www.netflix.com/Movie/El_Hombre_Que_Logro_Ser_Invisible_La_Isla_de_los_Dinosaurios/70111955?&mqso=70002140&trkid=129129
Aunque si lo prefiere manito, yo le envio una copia a donde usted me diga, que pa eso estamos...

Esta es una gran película para disfrutarla con guacamole y burritos de frijoles! Andale, Andale!

cerebrin dijo...

Hombre, pues si buecencia fuera tan amable, se lo agradecería enormemente, que en mi tienda yanki habitual no me aparece esta edición.

Por cierto, de "La isla de los dinosaurios" publiqué hace tiempo una reseña en "La abadía" que lo mismo te interesa:

http://cerebrin.wordpress.com/2008/01/21/la-isla-de-los-dinosaurios/