domingo, 3 de agosto de 2008

Santo contra el Doctor Muerte (1973)


A mi me gusta mucho el cine de terror antiguo mexicano, pero he de reconocer que las películas que se hicieron en las que se mezclaba la lucha libre con el terror, nunca me acabaron de convencer. Uno de los grandes iconos del cine mexicano y de la lucha libre en general fue, Santo, el enmascarado de plata, que protagonizó numerosas películas en las se que mezclaba el arte de la lucha libre con elementos puramente de terror o fantástico. Hay quedan películas como Santo y Blue Demon vs. Dracula y El hombre lobo, Misterio en las Bermudas o la bizarrisima, El castillo de las Momias de Guanajuato. Pero para ser sinceros, a mi estas películas me resultan bastante aburridas, aunque también he de decir, que en algunos aspectos son muy interesantes... En la mayoría de los casos su filmación es bastante monótona y suelen estar plagadas de combates, en los que, El Santo y demás luchadores enmascarados, lucen palmito mientras luchan encima del cuadrilátero. Pero es que estas escenas de lucha grecoromana, suelen ser tan flojas, tan largas y tan mal filmadas, que me acaban aburriendo bastante. Pero aún así, reconozco que toda la leyenda que creó El Santo fue espectacular y muy interesante (nunca perdía las batallas y nunca se despojó de ella encima de un cuadrilátero, ya que sin ella moriría. Finalmente, tras un engaño, se quitó la mascara en un programa de TV, cosa que, presuntamente, supuso un duro revés para el luchador y murió de un infarto. Leer fragmento completo en wikipedia).



Una de las mejores películas del luchador enmascarado fué Santo vs. el Doctor Muerte, coproducción hispano-mexicana (la última de tres coproducciones), que dirigió Rafael Romero Marchent, director que venía de dirigir numerosos spaguetti westerns. En ella, El Santo deberá enfrentarse a un mad doctor en toda regla que roba el cuadro de Los Borrachos de Velazquez, y decide sustituirlo por una copia falsa. Para ello reconstruye el cuadro ¡con tumores! que les provoca y extirpa, a un montón de modelos que posan para él (¡toma ya, que original!). Santo y Paul deberán descubrirle y devolver la obra de arte al lugar donde debe estar. Cabe destacar, que las escenas de acción y lucha de esta película son muy amenas (apenas duran 5 minutos) y están filmadas desde diferentes puntos de vista (muchas escenas de lucha de otras películas de El Santo, están filmadas muy pobremente), consiguiendo una de las mejores películas de la filmografía de El Santo (según dicen, para El Santo, Santo vs. el Doctor Muerte fue la mejor.


En la película contamos con la presencia del hermano del director, Carlos Romero Marchent, que hizo de ayudante de la Interpol que asignan a Santo para destapar toda la trama de cuadros falsos. También se contó con la participación de la bellista Mirta Miller y la más aún, Helga Liné, que todo el mundo recordará por el clásico El espanto surge de la tumba junto a Paul Naschy, o la emblemática, Pánico en el Transiberiano.


Titulo original: Santo contra el Doctor Muerte (España/México, 1973)
Director: Rafael Romero Marchent.
Guión: Rafael Romero Marchent & José Luis Navarro.
Actores: Rodolfo Guzmán Huerta (El Santo), Carlos Romero Marchent, Mirta Miller...

1 comentario:

La abadía de Berzano dijo...

Muy simpática cinta (estoy de acuerdo con El Santo, para mi es la mejor de su filmografía), con una delirante historia, un pastiche en el que se entremezclan el habitual estilo de serial de este típo de películas, con ecos a lo James Bond, y una espléndida fotografía. Un divertimento de lo más entretenido para todos aquellos espectadores desprejuiciados.

Bravo por recuperarla, Juan. ;)