miércoles, 4 de febrero de 2009

El Fantasma del Paraiso (1974)


Swan (Paul Williams) es un afamado productor de una importantisima compañia discográfica llamada Death Records. De dicha compañía han salido talentos de la talla de los Juicy Fruits, The Beach Bums o The Undeads. Pero un día, Wilson (William Finley), un chico algo agilipollado que toca el piano rollo John Lenon, decide visitar a Swan con la esperanza que le produzca una cantata de más de 200 páginas y que supondría su obra magna. El cabroncete de Swan ve en la obra un diamante en bruto y el ingrediente definitivo para concluir por fin su ansiada y ambiciosa obra musical llamada El Paraiso. Así que sin pensárselo dos veces, le roba la partitura...


Brian de Palma es uno de los grandes auteurs que existen hoy día. Sus thrillers, por ejemplo, aún conteniendo muchos guiños y homenajes (que algunos llaman plagio) a las obras del maestro Hitchcock, consigue otorgar originalidad y una visión única en cada uno de ellos. Buen ejemplo de ello, es este frenético y colorido musical, en el que De Palma se vale del mito de Fausto y de la novela de Gaston Leroux (El Fantasma de la Ópera), para hacer una mordaz crítica a la industria discográfica... Aunque en este film, De Palma no solo homenajea a su preciado Hitchcock con un pájaro muerto como sello de la discográfica o parodiando la mítica escena de la ducha de Psicosis, sino que el muy cabrón hace un guiño nada disimulado al espectacular plano-secuencia que abre Sed de Mal de Orson Welles, aunque eso si, con su habitual estilo visual y partiendo la pantalla en dos. Soberbio vamos. Otras escenas como la del "casting" de cantantes son la repera. Solo hay que ver como sale de horrorizada la dulce Phoenix (Jessica Harper) ante los abusos que iba a sufrir, para más tarde, comprobar lo zorrilla que es... Y es que si hay algo por lo que siempre se ha caracterizado De Palma es por mostrar unos personajes ricos-ricos en incorrecciones...


La música de la película está compuesta por el propio actor que interpreta el personaje de Swan, Paul Williams, actor y compositor de renombre que ha escrito canciones para Elvis Presley, Frank Sinatra o The Carpenters (por cierto, me pareció inevitable ver cierto parecido musical e incluso físico, entre Karen Carpenter y el personaje de Phoenix). Otra de las cosas curiosas del film, es ver como se intenta disimular la baja estatura de Williams en las escenas en las que sale junto a Harper, ¡tronchante!.


Titulo original: Phantom of the Paradise (USA, 1974).
Director: Brian De Palma.
Guión: Brian De Palma.
Actores: William Finley, Paul Williams, Jessica Harper...

3 comentarios:

MarioBava dijo...

Una obra maestra si señorrrr !!!!

Kinski dijo...

Sabias que la compañia de Swan se llamaba Swang Song y no Death Records?. Esto se debe a que Led Zeppelin se disponia a estrenar sello su discográfico Swan Song y obligó a De Palma a cambiar el nombre, por ello a veces se ve logo original pero con el nombre tapado.

Juan P. Rodriguez dijo...

Gracias por el apunte amigo Kinski!