martes, 30 de diciembre de 2008

Sabine recomienda... (El Gatillazo) The Spirit (2008)


No tengo practicamente tiempo para nada, pero voy a interrumpir mi (auto-impuesto) periodo de vacaciones bloggeril, para hablar de una película que vi el otro día y que no me dejó tan mal sabor de boca después de todo.

Antes de empezar quiero aclarar que no soy un gran conocedor de la obra de Eisner y por lo tanto, no puedo criticar esta película con el mismo criterio que pueda tener un fan/forofo de este cómic. (Apenas he leído alguna que otra historieta suelta). Pero si puedo decir, sin ser un gran seguidor de The Spirit, que esta versión cinematográfica no es muy fiel que digamos...


En esta versión de The Spirit, que Frank Miller ha intentado adaptar sin dejar de lado los rasgos más característicos de su obra, hay numerosos errores que en una película no se pueden dar. En primer lugar, la manera tan atropellada con la que Miller afronta la narración del film (muy similar por cierto, al Speed Racer de los Wachowski). En segundo lugar, en la historia no se dan los elementos necesarios para que finalmente The Spirit termine como termina: (*SPOILER*) ¡acaba enamorado de Ellen (Sarah Paulson) y, siendo un picha brava como es Spirit, no se entiende el porque! (*FIN SPOILER*). En tercer lugar habría que añadir, que este Spirit encarnado por Gabriel Macht, no es muy convincente que digamos y su personaje está penosamente dibujado. Por otro lado, en el film se dan cita una buena tunda de diálogos que cansan al oído, no son fáciles de asimilar y sobretodo, a veces no explican nada que ayude al desarrollo de la trama.

¿Por que recomendarla entonces? Pues... en primer lugar, para llevar la contraria a casi todo el mundo, ya que son numerosos los "críticos" que han lanzado dardos envenenados contra esta obra ya incluso antes de haberse estrenado. En segundo lugar y hablando en serio, porque The Spirit contiene una plasticidad en sus imágenes que rozan sin ningún pudor lo kitsch. Buen ejemplo de ello son los bobalicones esbirros de Octopus interpretados por un multiplicado Louis Lombardi, que no dejó de recordarme al inmenso Tor Johnson de Plan 9 o La novia del monstruo, durante toda la película (por cierto, los esbirros calvos del cómic eran estúpidos, pero no eran tan gilipollas, ¿no?). En definitiva, su forma tan atropellada de estar contada y sus diálogos absurdos, hacen de The Spirit una película extraña y enigmáticamente entretenida, ya bien por su elaborada escenografía infográfica, que van desde algunas simplemente geniales: Samuel L. Jackson vestido de samurai o de oficial del III Reich (bien sabe Dios, que sin Jackson, esta película hubiera sido mucho peor); a otras que son insufriblemente pasteloides: esas escenas acuáticas o en las que vemos al joven Spirit, por ejemplo...


Finalmente no voy a dejar de lado las hermosas ninfas que aparecen en el film: Paz Vega que hace Plaster de Paris (versión árabe por obra y gracia de Miller), Jaime King encarnando a un bello ángel de la muerte, una recatada y hortera Scarlett Johanson que hace de Silken Floss, y por último, la exuberante Eva Mendes (¡Dios que peazo de pava!) que hace de Sand Saref, una putilla con un diamante en lugar de corazón.

The Spirit es una película fallida pero puede llegar a ser una de las marcianadas más estimulantes que se hayan estrenado últimamente. Así que, si al igual que yo, no eres un gran amante del cómic, esta puede ser una película no tan mala como suelen decir por ahí (o al menos una película mala con elementos interesantes, tampoco quiero engañar a nadie). Tal vez, pasados unos años, esta película se pueda ver con cierta nostalgia y con una mirada más reposada, tal y como ha pasado con algunas películas vapuleadas con personaje de cómic, como Dick Tracy de Warren Beatty o incluso la malograda El Capitán America de Albert Pyun, ambas del 1990.

Tal vez...

2 comentarios:

belalugosisdead dijo...

ya veia yo ese toque marciano y absurdo. La vere pero sin pagar.
Feliz año nuevo!!

MarioBava dijo...

Tenia ganas de verla pero ya me has quitado las ganas..buffff....Mejor asi no pierdo el tiempo...

Feliz año ...


Jose A Diego