martes, 18 de noviembre de 2008

Los Pasajeros del Tiempo (1979)


¿Que pasaría si en el siglo XIX, Jack el Destripador cogiera una maquina del tiempo inventada por H. G. Wells y viajara en el tiempo hasta 1979? A raiz de esta pregunta, Nicholas Meyer, director de películas tan interesantes como El día después o Star Treck II: la ira de Khan, desarrolla una entretenidisima película que maravillará a grandes y pequeños, con unas interpretaciones más que aceptables por parte de Malcom McDowell (La naranja mecánica) y David Warner, como H. G. Wells y John Leslie Stevenson alias Jack el Destripador, respectivamente. En el elenco de actores también encontramos a Mary Steenburgen como el gran amor de Wells, cosa que a mi personalmente no me acaba de cuajar, ya que la encuentro demasiado empalagosa y demasiado sosainas. No sé, joder... A lo mejor hubiera pintado mejor una tía con más pinta "guarra" y atrevida al estilo Jamie Lee Curtis o Shelley Hack. Aunque eso si, prefiero a Steenburgen antes que a la primera actriz en la que pensaron los estudios: la immaculada y sonriente Sally Field.


La película está dirigida con gran gusto y el principio es excepcional. En esa primera secuencia con ciertos ecos a El fotógrafo del pánico, vemos como la cámara se acerca a una prostituta y alguien le ofrece una moneda a cambio de algo de sexo. La tiparraca no se lo piensa dos veces y se levanta la falda para que el tipo le coma el potorro. Pero lejos de esto, el tipo saca un extraño medallón del que proviene una extraña música y en el que podemos ver la foto de una mujer, y asesina a la puta. De la foto de la mujer que se ve en el medallón no sabemos gran cosa, pero gracias a películas como Psicosis o Al rojo vivo, uno intuye o más bien da por sabido, que la mujer de la fotografía es su madre.


Otra de las grandes bazas del film es comprobar como el personaje de Wells interpretado por McDowell, se vea totalmente frustrado al llegar al futuro, ya que él espera una utopia de paz y amor, y cuando viaja en el tiempo hasta 1979 se encuentra con un futuro aterrador con 2 guerras mundiales en su haber, un hombre en la Luna, la guerra del Vietnam y Jimi Hendrix rompiendo su guitarra encima de un escenario. Aparte, la película consigue de un modo bastante curioso que H.G.Wells parezca que se encuentre realmente en un futuro, muy a pesar que nos encontramos a finales de los años 70. La única pega que encuentro es que el final de la película es demasiado ñoño y precipitado, y que no acaba de encajar del todo con el resto de la película.


Una película, como he dicho, muy entretenida y casi desconocida que todo el mundo debe (re)descubrir.

Titulo original: Time after time (USA, 1979).
Director: Nicholas Meyer.
Guión: Nicholas Meyer basado en una novela de Steve Hayes & Karl Alexander.
Actores: Malcom McDowell, David Warner, Mary Steenburgen...

3 comentarios:

belalugosisdead dijo...

curioso argumento, ya no me caben peliculas en la lista confeccionada a raiz de tu blog
maldito seas!xD

El Abuelito dijo...

La vi hace años; su reseña ha hecho que la recuerde... y la recupere vía mula.

La abadía de Berzano dijo...

Una delicia, si señor. Una de esas pocas películas que ves de pequeño y te enamoran, y cuando la recuperas años después sigue tan fresca como el primer día en que la viste.