martes, 2 de abril de 2013

FRANCO HA MUERTO


Hoy el cine recibe la triste noticia del fallecimiento de Jesús Franco en la clínica Pascual de Málaga, después de sufrir un ictus el pasado miércoles. Jesús Franco nos ha abandonado, si, pero no sin antes haber cumplido su promesa de no dejar de hacer cine mientras siguiera con vida y dejando un legado de más de doscientas películas, muestra inequívoca de su energía inagotable y su espíritu iconoclasta.

Con tamaña filmografía es imposible poder resumir toda una vida/obra en apenas unas líneas, pero aún así podríamos intentarlo: colaboró con directores de la talla de Juan Antonio Bardem, Luis García Berlanga, Fernando Fernán-Gómez y Orson Welles; debutó detrás de las cámaras con Tenemos 18 años y cuando (casi) nadie daba un duro por el cine de terror en España dirigió una de las películas más representativas del fantaterror patrio, Gritos en la noche. Poco tiempo después, movido por sus ansias de libertad – algo que siempre ha mostrado en sus películas – y por el jazz, Jesús Franco abandona su país de origen y se instala en Francia, Alemania y donde hiciera falta, y gracias a ello realizó verdaderas obras de culto como Necronomicon (akaSuccubbus), film  que recibió los elogios del mismísimo Fritz Lang y con el que iniciaría una nueva etapa narrativa que marcaría el devenir del resto de su filmografía.

Soledad Miranda, con quien colaboró en El conde Drácula Las vampiras, se convirtió en todo un ícono del TERROR universal (y el único femenino que ha brindado al género nuestro país). Tras su muerte, a mediados de los setenta conocería a Lina Romay, musa y compañera que comprendió desde el principio el modo de vida de Jesús y que tristemente también nos abandonó el año pasado. Dicen las malas lenguas que su unión propició el declive definitivo de su carrera, pero lo cierto es que, para bien o para mal, y pese a que la actriz catalana no tuviera el magnetismo de Soledad Miranda, el cine del Tío Jess nunca hubiera sido el mismo sin su figura y quizás piezas tan inclasificables como El sexo está loco, jamás hubieran visto la luz.



Jesús ha tocado todos los géneros (del musical, Vampiresas 1930al cine de acción Viaje a Bangkok, ataúd incluido), ha sido un abanderado del cine clasificado “S” (Macumba sexual), del porno (Una rajita para dos) y del formato digital aquí en España (Paula-Paula); ha marcado a toda una generación de cineastas de culto que van de David Lynch (es inevitable encontrar ciertos paralelismos entre Venus in furs Carretera perdida) a Quentin Tarantino (en Jackie Brown Quentin Tarantino utilizó uno de los temas de la banda sonora de Las vampiras); y buena muestra de su dedicación y entrega al cine – y de esa promesa de la que hablábamos al principio – ha quedado plasmado con el hecho de que hace escasos días antes de su muerte estrenase Al Pereira vs the Alligator Ladies, su última película hasta la fecha aunque no la última que realizó.

Y es que aunque Franco ha muerto, aún no ha dicho la última palabra. Cual Cid Campeador aún le resta por librar una última batalla después de muestro, con el estreno de Revenge of the Alligator Ladies, film que se convertirá así en su película póstuma. Pero lejos de tratarse de una licencia poética, la comparación con Díaz de Vivar se antoja de lo más oportuna. Ambos consiguieron lograr algo al alcance de muy pocos: convertirse en una leyenda en vida.

Descansa en paz, tío Jess.

Escrito para La Abadía de Berzano en colaboración con José Luis Salvador Estébenez.

5 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Siento decir que pensaba que ya había muerto, no se, es de esas personalidades que ya cree uno que andan por el otro barrio, como le pasaba a Lugosi en su tiempo. Que grande, por cierto, Lina Romay...

miquel zueras dijo...

Me lo temía desde que murió Lina Romay, parecían no ser nada el uno sin el otro. Era un personaje inclasificable, como su cine. Curiosa su adaptación de "El conde Drácula", la tengo en un DVD junto a la película experimental de Portabella "Vampyr,cuadecuc" que rodó al mismo tiempo.
Saludos. Borgo.

Ángel Chatarra dijo...

Bonito homenaje. Muy grande el tío Jess, algún día le reconoceremos su grandeza más allá de un patético Goya honorífico, que nos espere muchos años y nos haga algún guiño de vez en cuando allá donde esté.

Ángel Chatarra dijo...

Por cierto, imagino que lo habrás leído pero por si acaso... http://bit.ly/12cxjDv

Salvador Sainz dijo...

http://blog.diariodecine.es/?p=8367

Acabamos de rodar una película que es un homenaje al cine de Franco.
Hay una secuencia en la que aparece su voz, grabada antes de morir.