martes, 10 de julio de 2012

NO TAN "AMAZING"



Con el reinicio de la saga de Spider-man ha pasado algo bastante curioso, pues se han limitado ha rehacer todo lo ya anteriormente contado con el parche de los padres de Peter Parker que, mirándolo bien, tampoco era demasiado necesario (aunque bueno, por lo que se ve, seguirán explotando este “parche” en las siguientes secuelas de la nueva trilogía). Así que, ¿qué necesidad había de rehacer de nuevo una saga tan potente y tan bien llevada al cine por Sam Raimi (joder, si hasta ahora, después de haber visto esta película me gusta la odiada Spider-man 3)? Y es que a mi que me perdonen, pero considero el “Spider-man 2” de Raimi como una de las mejores cintas de súper héroes que se han hecho nunca, así que si me proponen volver a empezar de cero espero ver algo diferente. Algo que, por ejemplo, logró Christopher Nolan con sus “Batmans” (que ganas le tengo a esa tercera parte [dicen que hubo ovaciones por parte de la crítica al acabar el film]) que otorgó un punto de vista más humano y realista que el que mostró Tim Burton a finales de los ochenta y principios de los noventa. Y miren que los dos “Batmans” de Burton son excelentes, con ese Keaton encarnando al caballero oscuro, ese Nicholson encarnado al maniaco Jocker y ese Devito y esa Pfeiffer encarnando al Pingüino y a Catwoman, respectivamente. Son miradas que difieren del cómic, por supuesto – las de Nolan, las de Raimi, las de Burton, etc… -, con licencias imperdonables que los más acérrimos seguidores de los cómics no pueden soportar, pero lo que es indudable es que son visiones estimulantes y que aportan algo más a las historias originales. Y no, en este “amazing” Spider-man no se cuenta nada nuevo. Pero lo peor de todo es que estas anteriores versiones son tan recientes que es imposible no echar la vista atrás con algo de decepción. Se podría haber continuado con una cuarta y meter el puto parche de los padres e incluso puede que se pudiera haber cerrado todo en una única película. (¿Para que tres?). Pero este “amazing” suena a tomadura de pelo, coño (que no de pelo de coño). Además, para aquel que se queje que en los Spider-mans de Raimi, nuestro héroe arácnido era demasiado exhibicionista y que se quitaba la máscara cada dos por tres, pues que sepan que en esta entrega ese acto vil de revelación también se repite. Pero ese momento de exhibicionismo (más modesto, claro), no se puede comparar con la emoción que imprimió el director de “Posesión Infernal” a esa escena en el tren de Spider-man 2, con ese súper héroe sin máscara y un montón de ciudadanos observando al ser humano que se esconde bajo el traje. Es una de las secuencias más cautivadoras de la película y la que hace que ese film sea especial: “Spider-man” es descubierto pero no pasa nada, las personas que le descubren le comprenden y sabrán guardar su secreto, algo nunca visto anteriormente en una cinta de súper héroes. Pero bueno, para que no se diga, debo decir que este reboot que nos han metido por el culo y hasta el fondo, no es que sea malo ni que no tenga buenas ideas. Claro que las tiene, a voz de pronto se me ocurre que la historia de amor no es tan ñoña. Además, el único lastre que tenía la trilogía Raimi era Kristen Dunst y su imperecedera cara de pena, y sin embargo ahora nos han cambiado la novia a Peter Parker y ya no es Mary Jane Watson la que se muere por sus huesos, si no una pontentísima Gwen Stacy encarnada por Emma Stone (una actriz que cada vez me gusta más). Los demás personajes, por el contrario, dejan bastante que desear. Ni Rhys Ifans como el Dr. Curt Connors se erige como un gran villano que merezca la pena recordar y Andrew Garfield es una sombra del excelente Spider-man encarnado por Tobey Maguire en la anterior trilogía. Y es que, ¿qué es este “Lagarto” sino un remedo entre el Dr. Octopuss y el Duende (por cierto, sonrojante cuando el doctor empieza a escuchar voces tal y como hacía Willem Daffoe/Duende [no me extraña que el actor haya puesto el grito en el cielo ante esta nueva versión])? Pero la culpa no la tienen los actores, ni el director, Marc Webb, que va. La culpa la tienen los que están detrás del meollo, que han optado por no jugársela demasiado y nos ofrecen una ración más de lo mismo, pero más sosa. Si, la novia es diferente (y está más buena), Parker se fabrica sus lanza-telarañas como en el cómic, pero lo demás, lo que importa, la base, el “chup-chup” del guiso, es el mismo. Hasta tenemos esas gotitas de humor tontorrón que ya aparecían en las anteriores y que sacaron de quicio a medio planeta (a mi no, a mi me encantan, por cierto). No es de extrañar que en los créditos del guión encontremos a Alvin Sargent, que ya participó en el libreto de la segunda y tercera parte de la antigua trilogía y que el equipo técnico esté compuesto por personas que ya habían intervenido en los viejos “Spider-mans” (J. Michael Riva, diseñador de producción de Spider-man 3; David F. Klassen, director artístico de Spider-man 3; Lea Lambert, efectos especiales Spider-man…). Así que, ya me han engañado una vez, a la siguiente no paso por taquilla. Raimi forever.

11 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Ya le comentaré cuando la vea. De momento pienso que "Spiderman 2" es la mejor con diferencia. Y en cuanto a esa tercera parte tiene lo mejor y lo peor de la saga. Ya veo que siguen con el pecado mortal de quitarse la máscara a las primeras de cambio, algo impropio en el cómic. Creo que se mejora en el cambio de chica.

Kinski dijo...

Esta peli no la he visto ni ganas tengo, me explico:

Aunque leo comics desde mi más tierna infancia a Spiderman no lo trago, no le veo la gracia. Si llegué a ver la trilogía anterior fue por Raimi.

El principal motivo de Sony Pictures para rebbotear la saga es que si no realizaban una nueva entrega los derechos del aracnido regresarian a Marvel Studios. Aunque no soy fan del personaje realmente lamento el hecho de no haberlo podido integrar en el universo cinematográfico de Marvel.

También tengo ganas de ver el capítulo final del Batman de Nolan, pero como el director la haya cagado que se prepare: las consecuencias serán terribles!!!

lazoworks dijo...

Pepe: a que se refiere con que Spider-Man 3 tiene lo mejor y lo peor de la saga, expliquese hombre. A ver que le parece la película.

kinski: efectivamente, pero digo yo una cosa, haciendo una cuarta parte también hubieran seguido teniendo los derechos, no? Desde luego merecen que pierdan los derechos (como por cierto le pasó a Roger Corman) y que pase a manos diferentes.

Kinski dijo...

"...haciendo una cuarta parte también hubieran seguido teniendo los derechos, no?..."

Con una cuarta entrega también hubiesen conservado los derechos pero me parece que las críticas de la tercera parte hicieron que Sony abandonase la vertiente Raimi para buscar pastos más verdes.

La Fox tambíen realizó X-Men primera generación para conservar los derechos pero se sacó de la manga un estupendo film.

Marvel ha recuperados los derechos de Los cuatro fantásticos y Daredevil, mientras que los de Spiderman, X-Men y el Motorista Fantasma siguen en manos ajenas.

lazoworks dijo...

Kinski, cierto, cierto... Pero joder, no me trago lo que nos han hecho, incluso podían haber evitado la perdida de derechos de los cuatro fantásticos y hacer una nueva entrega con ellos juntos. Coño, ¿no habían unos dibujos de los cuatro fantásticos y Spider-man juntos? (Nota: desconozco si esa unión también se dio en el cómic, pero hubiera molado).

almigmon dijo...

Bueno, pues vamos a dar unos cuantos palos, que me veo yo rumboso...

1) Me repatea spiderman, me repatea el cómic, me repateaba aquella serie de dibujos doblada al 'latino' sobre todo porque no hay nada más indignante que el hecho de que alguien con ese acento de mierda (por lo irreal y exageradamente dramático, no por lo latino, ojo) te deje en ridículo pronunciando, como se debe pronunciar, spiderman (porque aquí hasta entonces ni dios se había dado cuenta de que spiderman quería decir hombre araña y que por tanto se tenía que decir spaider man). Lo único que me ha molado alguna vez de Spiderman fue el Venom de otra serie de dibujos que luego resultó ser una copia barata de los personajes de Spawn. ¡Odio a muerte al puto doctor Optopuss y al puto duende verde! Sobre las películas nada que decir por lo que digo en el punto 2

2) Me repatean en general las películas de superhéroes con actores reales de los noventa para acá, salvo honrosas excepciones, las que he visto son basura, pero no basura rica y tal, o basura entretenida rollo fast food, no, basura a secas... Ignoro, por tanto, lo que hiciera el bueno de Raimi porque entre la 'Tristen' Dunst de las pelotas y el puto imberbe que escogieron de prota, francamente, se me quitaron las ganas de ver cómo se querían estos dos moñas...

3) Y también odio las películas de superhéroes de estas últimas tres décadas porque han generado tal repercusión mediática y tales expectativas comerciales que mis pobres ojos han tenido que ver a Ang Lee haciéndose cargo de un "Hulk"(¡tío, Ang Lee! ¡Si es que es decir "Comer, beber, amar", "el banquete de bodas", "Tigre y Dragón" o "Brokeback Mountain" y a continuación decir "Hulk" y que se le salten a uno las lágrimas, coño!) por pasta, que mis pobres ojos se niegan a ver "Corazón Salvaje" de David Lynch después de ver a Cage haciendo el rídiculo, sí, sí, el ridículo, en el Motorista Fantasma, que mis pobres ojos no son capaces de tomarse en serio una sola película en la que aparezca el recuerdo siquiera de perfil del cabrón de Ben Affleck jodiendo Daredevil, nada más y nada menos que Daredevil, no tuvo suficiente el muy cabrón con hacer "Operación Reno" no, ni con tirarse a JLO, tuvo que joder Daredevil con su cara de pánfilo... En fin, que esas cosas no se hacen, coño, ni siquiera por dinero, ni siquiera por conservar la vida, joder.

almigmon dijo...

Y 4) Ya que he pasado la docena de palos (y eso que no he querido entrar en las sagas X-Men y no he mencionado a la Halle Berry de rubia tormenta por no ofender a nadie...) vamos con las honrosas excepciones de cómics visionables en cine, de las que saco las que se han hecho de novelas gráficas porque de otro modo no saldría de Sin City, (de hecho si llegara hasta allí en la vida real alguna vez, no me gustaría salir de Sin City el resto de mi vida por razones obvias...) y las que ya comenté alguna vez de cómics underground.

1ª Batman de Tim Burton. Es insuperable. Sin más. ¡Y no me jodáis con "El Caballero Oscuro" de los cojones porque a) me importa un carajo que el imbécil de Heath Ledger le diera por suicidarse, al muy cabrón con lo bueno que era, haciéndola así una cinta de culto imprescindible y b) me importa un carajo la bis humana del Jocker que no venía ni a cuento me digan lo que me digan! Ni que decir tiene que no voy a ver la nueva porque la han vuelto a cagar jodiéndole la vida al pobre Christian Bale que después de "American Psycho" debería haberse dedicado a otra cosa porque es sencillamente insuperable su trabajo en esa peli...

2ª Batman Returns (en menor medida que Batman pero también) de Tim Burton porque, entre otras cosas, no le agradeceré lo suficiente al director de casting su labor por más años que viva porque no se puede estar más buena que la Pfeiffer de Catwoman.

3ª Hellboy de Guillermo del Toro, de hecho y por acabar en alto con los palos, la única película que se puede ver del jodido y sobrevaloradísimo del Toro...

Ea, pues ya me he quedado a gusto, me voy a por un impermeable para mí y otro para mi madre mañana a primera hora que ya sé que lo que nos venga encima me lo he ganado a pulso pero es que me tenía que sacar esto de encima. Alguna más habrá que se salve, pero es que ahora no caigo... ¿aquel Superman de Bollywood, quizá?

Un abrazo.

Kinski dijo...

Los 4 Fantásticos van a volver de la mano de Josh Trank así que no voy a lamentarme por el hecho de que la Fox haya perdido los derecho después de dos largometrajes indignos.
Por cierto, los 4 F y spiderman comparten cabecera desde hacu un año y pico en la serie Fundación Futuro , en la que el lanza redes ocupa el sito de la "fallecida" Antorcha Humana.

Hablando de comics, te recomiendo El extraño talento de Luther Strode. Trata sobre un friki que encuentra un metodo de musculación (anunciado en los tebeos que lee) que realmente funciona y lo convierten en un cachas. Tiene un deje a lo Kick Ass.

Saludos.

PEPE CAHIERS dijo...

Me refiero a que tiene momentos buenos, el hombre de arena, la muerte del nuevo duende, un amigo de toda la vida, pero los malos pesan, como el poco protagonismo de un malo de peso como es Venom y esos toques de humor que a mi, francamente, no me hacen mucha gracia. Y lo peor, la cara de ella, siempre dando mucha penita.

lazoworks dijo...

Almigmon: así que no le gustan los superhéroes, eh... A usted le debe pasar con ellos lo mismo que a mi con las folklóricas. Hay un puntito de amor - odio, pues por más que su sola visión me eche para atrás, nunca dejo de preguntarme como será el ser humano que se oculta bajo las pelucas, las peinetas y los vestidos de cola que lucen. Je, je, je...
En fin, que veo estupendo todo lo que dice y lo respeto. Ya sabe que me encantan sus comentarios.

Un abrazo a todos y gracias por comentar, compañeros

miquel zueras dijo...

La vi ayer y me pareció un refrito-remake-precuela. Sí, nos cuentan lo ya visto. Se agradece que a las primeras de cambio el prota (un Anthony Perkins adolescente) descubra su identidad secreta a su novia y no nos hagan esperar tontamente hasta el final. Lo más destacable creo que es esa escena con Stan Lee oyendo música mientras Spiderman y el Lagarto luchan en segundo plano. En definitiva un déjà vu demasiado largo (135 m.) Saludos. Borgo.