viernes, 8 de junio de 2012

POST-NUCLEAR BLOODY FILMS: 2024: APOCALIPSIS NUCLEAR (UN MUCHACHO Y SU PERRO) (1975)


Empezamos una nueva sección por episodios en este su blog favorito (APALUSOS). Está bien, como sabrán, este año el mundo se acaba. Para mi acaba de empezar, pero por lo que se ve, todo se va a la mierda y ya pueden imaginar la putada que eso significa para muchos. Pues bien, distintos personajes han sido los que han imaginado un mundo devastado por una guerra nuclear o bacteriológica y el cine se ha volcado de lleno en mostrarlo con todas su consecuencias. Unos con mejor tino que otros, claro. Algunos se han dedicado a mostrar un holocausto nuclear espectacular y efectivo, otros uno de cartón piedra y otros tantos nos han enseñado un fin del mundo de estar por casa. Todas esas películas son visiones casi clarividentes ideadas por sus creadores (con mayor o peor inspiración) y por lo tanto merecen que hagamos un pequeño recorrido por este género en el blog y hacer, por fin, algo de justicia a su nombre (¿a qué venía eso de “Post-nuclear Bloody Diary”? Joder, ahora vamos a saberlo). Además, este año el Apocalipsis también será el tema central de la edición del festival de Sitges de 2012, así que no tengo excusa.
2024: Apocalipsis Nuclear (Un muchacho y su perro) (A Boy and his Dog, L. Q. Jones, 1975): basada en la novela de Harlan Ellison y dirigida por el también actor L. Q. Jones, es una película atípica y disfrutable al cien por cien. Don Johnson - el ex de la actual esposa de Antonio Banderas (menudo rodeo con tal de no decir directamente Melanie Griffith) – con bastantes años menos, interpreta al muchacho del título y junto a la única compañía de un apestoso can, deambulará por la devastada tierra en busca de sexo… ¿Sexo en mitad del fin del mundo, se lo pueden creer? Aquí no hay gasolina, ni agua por el que luchar… Uno de los bienes más preciados y buscados que se dan en este hipotético futuro (ambientado en 1983) son las mujeres que, como veremos, son salvajemente vejadas por maleantes que después de haberlas violado las matan (o antes las matan y luego se las cepillan, no queda claro). El pobre muchacho va de un lugar a otro en busca de ese objeto de placer puesto que lleva más de seis semanas sin echar un polvo (pobre…) y para buscar a sus presas utiliza a ese intrépido perro con el que además, para colmo, se comunica telepáticamente (en la novela, nos explican que hicieron experimentos con los perros con tal de que incrementaran su inteligencia, pero en la película en ningún momento se nos explica [cosa que veo como un gran acierto, por cierto]). Estamos delante de una idea más bien concisa y directa, pero llena de matices ricos e interesantes. La figura de la mujer se plantea en este futuro post-nuclear como un ser vulnerable para después comprobar que son bichos terriblemente sexys e inteligentes y que aquello de lo que nos hablaban en el génesis de la Biblia - con Adán y Eva y toda la pesca - sigue (y seguirá) patente hasta el fin de los tiempos.

En 2024: Apocalipsis Nuclear, el perro con el que habla Vic/el muchacho/Don Johnson es mucho más inteligente que él y, aparte de darle sabios consejos, le enseña historia y cuales han sido los presidentes de los Estados Unidos (por ejemplo). Digamos que el animal educa al hombre, cosa que nos hace ver que podríamos estar ante un futuro deshumanizado. Vic por su parte le devuelve sus servicios consiguiéndole comida al chucho. Por ahí aparece Susanne Benton como la dulce Quilla June, una chica que se verá asediada por el muchacho y que, tal y como comprobaremos más adelante, no es trigo limpio y gracias a sus encantos conducirá a Vic a una trampa en el subsuelo de la Tierra, donde una extraña comuna estéril pretende utilizarlo para procrear. “2024: Apocalipsis Nuclear” es brillante y tiene un final como para descorchar dos botellas de champagne y bebértelas al trago (aunque el final de la novela, por lo que se ve [no la he leído], es mucho más destroyer [**SPOILER LITERARIO** Cuando el muchacho se encuentra al perro gravemente desnutrido decide asesinar a la mujer y utilizarla de alimento para el perro]).

6 comentarios:

almigmon dijo...

Pues te vas a reír, pero es que precisamente buscando esta lista de películas que hoy empiezas es como di con este maravilloso blog tuyo (aplausos again)... Ya era hora, joder... Enhorabuena.

Te advierto que es una gran idea y que abres un melón por explotar, porque lo que es en castellano (y en lo poco que me defiendo en inglés) poco hay al respecto en la red de redes, así que, enhorabuena otra vez. Ya creí que se nos acababa el mundo sin haber visto lo que se nos venía encima...

Kinski dijo...

Una de esas pelis que tengo pendientes de ver, si que es que una vida no es suficiente para ver todo el cine que se quiere!!

Por cierto, recuerdo que hace años se publicó una adaptación al comic del relató original llamada Vic & Blood ilustrada por el mítico Richard Corben.

Lazoworks dijo...

Almigmon: no se crea, esa idea la baraje desde el principio... Pero claro, no me quería limitar demasiado.

Kinski: conocía esa adaptación de la que me habla y para que vea que no soy un hombre desalmado, le reconozco que ese comic es de los que me gustaría leer. Además Corben es un gran dibujante.

miquel zueras dijo...

Pobre mujer que acaba convertida en Friskies. No he visto la película pero recuerdo el cómic de Corben.
Lazoworks. quizás ya lo habrás hecho pero sería interesante un post sobre las múltiples fechas apocalípticas del cine como el 1975 de "Hombre Omega" fecha en que los chinos lanzaban sus bombas bacteriológicas. Saludos. Borgo.

FERNANDO RODRIGUEZ dijo...

Una película estupenda y completamente reivindicable. El germen del loco Max.

FERNANDO RODRIGUEZ dijo...

Una película estupenda y completamente reivindicable. El germen del loco Max.