domingo, 3 de junio de 2012

LA RISA INVOLUNTARIA: EL HÉROE Y EL TERROR (1988)


Uf, según leo en mi archivo, no colgaba una "risa involuntaria" desde el noviembre del año pasado cosa que lamento profundamente. Eso si, ruego que comprendan que lo que intento buscar a la hora de colgar estas chorradas es ir un poco más allá de las pésimas realizaciones, interpretaciones, etc... (es decir, de lo fácil) y encontrar esa "risa involuntaria" que normalmente es más difícil de percibir por el espectador. Por eso hoy hemos escogido uno de los títulos más gloriosos de la Cannon y de la filmografía de Chuck Norris, "El héroe y el terror" una película de acción no demasiado boyante (es más, resulta en algunas ocasiones hasta aburrida), pero impecablemente rodada y que además muestra como ninguna otra la filosofía de este astro rubio y con bigote del cine de acción. No sé si me entenderán demasiado bien pues estoy con una alergia de tres pares de cojones (y bueno, soy bastante negado para estas cosas), pero espero que pasen un buen rato y que esa risa involuntaria de la que hablo (aunque sea floja) se dibuje en vuestra cara...


6 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Al final no me he enterado si el asesino se las follaba, se comía el alma ni tampoco de qué coño se alimentaba en las cloacas. Esto es un tostón de película. Cuando sale el cura parece que va a darle la extremaunción.

almigmon dijo...

Genial como de costumbre. Ya sabes que es mi sección favorita de este blog...

La jeta que pone el cura de acojona'o (a ver, que a mí me pilla Chuck Norris por los pasillos de un hospital y me coge por el pescuezo y tampoco me hago el machito, ¿eh?) es memorable...

Y la chica pues... actuando en consecuencia, sí quiero, dice la tía ¡Vaya que quieres, chata! ¡Y más te vale que, ya en tu vida de casada-como-dios-manda, le tengas la comida preparada a la hora para cuando vuelva de machacar a los malos y le limpies bien las gotas de sangre, incluso el sable cuando toque! ¡A ver quién es la guapa que, con ese pecado tan gordo como tener un crío fuera del matrimonio (por dios, que se me hiela la sangre), le dice que no a Chuck Norris a una 'propuesta' de matrimonio con un cura agarra'o por el cuello! Lo que tú dices: Filosofía de Vida Anglosajona pura y dura.

Por cierto, ¿dónde hay que firmar para que el Vaticano aparque unos días las conspiraciones asesinas y se haga la segunda parte de esta hermosa metáfora de la vida en pareja como-dios-manda?

Porque de eso trata, al fin y al cabo, la película: a Chuck lo que le ronda la cabeza, por lo que le vuelve la pesadilla, por lo que se queda con ganas de cruzarle la cara a esa mujerzuela suya que se obstina en pecar aun estando embarazada, incluso la razón por la que el universo conspira para que el asesino se escape y vuelva a matar, es porque sabe que un hombre, cuando es un hombre-hombre como lo es Chuck Norris, si no se casa y somete a una mujer para que tenga a sus hijos, los cuide, se ocupe de la casa, no trabaje fuera de ella, por supuesto, en definitiva, para que se ocupe del descanso del guerrero que es lo que una mujer está obligada a hacer por nacimiento, NO LE QUEDA OTRA QUE IR MATANDO POR AHÍ A JOVENZUELAS ALOCADAS, CASQUIVANAS Y LIBIDINOSAS QUE NO ENTIENDEN SU COMETIDO EN EL MUNDO que es lo que hace el asesino EN EL QUE SE VE REFLEJADO CHUCK ¡¡¡AL QUE ADMIRA POR SU VALENTÍA CHUCK Y AL QUE MATA POR ENVIDIA!!!

Y es que no hay alternativa, o héroe o terror, ese el título, o domina a la pérfida mujer, al arquetipo por antonomasia de la mujer bíblica, sometiéndola como corresponde al orden natural cristiano de las cosas, encarcelándola en el hogar dulce hogar, o al hombre que es un hombre no le dejan otra que matarlas por LIGERAS y SUPERFICIALES que son todas.

Por eso quiero la segunda parte, porque la vida marital que le espera a la pobre chica del 'sí quiero' como se le ocurra decirle a Chuck, ¿qué se yo?, que quiere ser representante de Avon es de aúpa pero... Y eso las nuevas generaciones lo tienen que ver ¡No te digo na' si se le ocurre decirle a Chuck que se va con su madre y se lleva a los niños!

Porque claro, entre la necesaria muerte violenta (ya hemos visto lo que le dura la chica del baño al asesino) y la deliciosa (y merecida, qué duda cabe) violencia doméstica (que diría la ministra Mato), no hay color... ¡Dónde esté una ostia bien da' o un 'si tú no vales pa'na' que se quite un casi imperceptible quebrantacuellos! ¡Mucho más útil para la sociedad, dónde va a parar!

En fin que, ¿para qué convertirse en un asesino en serie que es un jale'o cuándo le puedes pisotear y amargar la vida a una sola mujer TODOS LOS DÍAS DE SU PUTA VIDA liberando en ella todas tus frustraciones y desvelos que para colmo, como mujer, se merece por nacimiento teniendo, además, un contrato donde dios te da su permiso?

Si es que estas películas ya no se hacen, coño, y así andan las tías como andan que parecen tíos y los tíos todos amaricona'os que vergüenza da cruzártelos por la calle con esos bolsitos y esos fulares y el puto smartphone de la manita en lugar de andar babeando con los escotes de las mozas... Así está el mundo como está...

¡¡¡"El héroe y el Terror vol.2" YA!!!

Un abrazo.

PD: Bueno, ya me he tomado el Lexatin y voy mejor... Je, je, je

Lazoworks dijo...

Pepe: nadie sabe exactamente que hace el malo malísimo con esas tipejas, pero algo malo les hace... Se les comerá el alma o vaya usted a saber.

Almigmon: hay que darse cuenta como disfruto con sus pedazo de comentarios... A veces me lía un poco, pero me encantan (a que viene lo del lexatin? Que me he perdido).

almigmon dijo...

Je, je, je... Nada, que me apasioné, me vine arriba, me vine arriba y casi me voy a la plaza de San Pedro con una pancarta como los del Opus a pedirle al Papa la segunda parte de este peliculón y la canonización de Chuck Norris... (que por otra parte, no cumplirían con menos)

Y, no sé, de repente me vi allí, hecho un energúmeno, tomé consciencia, por un segundo, del papelón que supondría y qué mejor manera que tranquilizarse que con una pastilla de esas que le dan a uno para los 'repentes', ¿no?... Nada más.
Un abrazo.

Lazoworks dijo...

Nada hombre, encantado de que se apasione buen hombre...
un abrazo

Dario Cuenca Alberca dijo...

De eso ná pa escena wuena la del Furor del dragón, donde el gran Bruce Lee le arranca un matojo de pelos del pexo al Chuck de Norris.