martes, 8 de noviembre de 2011

THE HUMAN CENTIPEDE II: FULL SEQUENCE (2011): LLAMADME ENFERMO



Hostia, si, soy un puto enfermo. En serio. Cuando vi The Human Centipede: First Sequence hace un par de años en el Festival de Sitges, me quejaba porque apenas había una cagada en toda la película... Perdón, tal vez debería empezar por el principio porque puede que alguno no sepa de lo que estoy hablando... El primer "human centipede" iba de un mad doctor especializado en separar siameses, que un buen día decide secuestrar a un japonés y dos lindas damiselas, y les cose la boca al culo del otro. Es decir, a base de aguja e hilo, crea un ciempiés humano. La película prometía escenas fuertes y coprofagia por un tubo, pero lamentablemente la cosa terminó siendo algo bastante "suave". Entiéndanme, era la película "más bestia del festival" y yo me esperaba algo realmente demoledor (aunque de ser así, tal vez no la hubiera aguantado). Después de otro visionado, eso si, algo más calmado y sabiendo lo que iba a ver, encontré que The Human Centipede 1 era mucho más siniestra de lo que pensaba y que además tenía un humor negrísimo que le otorgaba muchos puntos a su favor.

A ver si lo entienden: el mad doctor le cose la boca (abierta) del sujeto B al ojete del sujeto A, y la boca del sujeto C en el del B. Et voila, "el ciempiés humano".  
Así pues, como no podía ser menos, la primera secuela de este film (en teoría habrá una tercera parte), dirigido y escrito de nuevo por Tom Six, se me antojaba cuanto menos curiosa y de obligada visión. Pero entonces... una preguntita me vino a la sesera de inmediato: Si el Centipede 1 se quedaba a medias en lo explícito de la premisa, ¿Six continuaría por el mismo camino o se decidiría a llevar hasta las últimas consecuencias aquello del culo-boca o ano-fauces?


Para empezar, nada más comenzar la película me encuentro con una cosa bastante curiosa: esta secuela está rodada en blanco y negro - cosa que, visualmente, la aleja bastante de la primera -, y empieza con el final del Centipede 1. Incluso aparecen los títulos de crédito finales... Por un momento me pregunto "¿qué coño pasa aquí?", pero enseguida me doy cuenta de que lo que pasa es que un energúmeno que trabaja en un parking la está viendo en su ordenador portátil. El tío es todo un especialista de la película y la ha visto cientos de veces. Así que, como buen fan de The Human Centipede, decide crear su propio cienpies humano y va raptando a algunos de los clientes del parking.


Ah... Casi lo olvidaba... ¡¡Es tío del parking pone los pelos de punta!! Es una especie de gordo inexpresivo (no dice ni una sola palabra durante el film) que parece una mezcla de Peter Lorre y Phillip Seymour Hoffman, pero aún más feo. Además, apenas mide metro y medio, lleva unas gafas de estas medio de los ochenta, su papá le "tocaba", su médico le intenta "tocar" (ese guiño a la Naranja mecánica), se hace pajas con papel de lija e intenta - como buen fanboy de Human Centipede 1 -, vender un guión nuevo para una secuela. Pero es que el gran acierto de esta nueva entrega es que se centra única y exclusivamente en el malvado y de las "piezas" del ciempiés apenas se sabe nada... excepto de una de ellas que es una de las protagonistas de la primera: Ashlynn Yennie. Aunque gracias a Dios, sólo sale al final y no desvía la atención de quien de verdad interesa en la película: Martin. El puto enano cagón. 



Esta si es que es la película que yo me imaginaba que sería la primera (que coño, incluso es mejor de lo que imaginaba), un auténtico ejercicio de mal gusto lleno de humor negrísimo y descacharrante (¡¡viva ese momento en el que Martin se encuentra al barbudo de su médico en el parking con una puta, el del vecino cabrón que pone la música a tope o ese otro en el que una embarazada da a luz en el coche y debe escapar del maniaco!!), con una decena de cagadas (con reacción en cadena incluida) y mierda salpicando a la cámara. ¡Eso es lo que tiene que ser esto del Human Centipede, joder! Ahora si. Vale, me gustaba la primera pero esta es impresionante.


La verdad es que la vi este domingo pasado por la mañana (sin haber desayunado) y se me revolvieron las tripas, pero que quieren que les diga, me resultó tan enfermiza, aterradora y divertida, que creo que me costará mucho poder olvidarme de su protagonista, Martin, un soberbio Laurence R. Harvey que no sé de donde cojones ha salido, pero mola. Y es que incluso tengo ganas de volver a verla.

18 comentarios:

Álvaro Quintana dijo...

Enfermo! ¿Contento?

La verdad es que sólo de leer el argumento se me ha revuelto el estómago. Hay que estar curtido para ver estas películas.

Con lo de cascársela con papel de lija me he descojonado vivo.

Un saludo!

miquel zueras dijo...

¡Ostras, qué delirante!!! Tengo que verla como sea. Por cierto ¿es tuyo el dibujo? no está nada mal. Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Desde que cerraron las instituciones mentales, o sea los manicomios, existen terapias improvisadas y caseras consistentes en hacer este tipo de cine.

angelpito injurioso dijo...

Yo la vi hace unos días y tengo traumatizados a mis compis de curro,ya tenia fama de "rarillo",pero con esto...no veas la de broncas que me he llevado por mandar por email los traileres,si que es cierto que en la primera parte se cortaron(y nunca mejor dicho)yo esperaba a ver si quitaba las vendas de los sitios estratégicos, a ver si encuentro por los interneses esta segunda parte.

Lazoworks dijo...

Álvaro: pues esa escena pone los pelos de punta. Creo que fue lo peor de todo. Oh Dios, que dolor...

Miquel: El dibujo no es mío, este sale en la primera parte. Ya me contará que le parece, maestro!

Pepe: bueno... si consiste en hacer este tipo de cine en casa... No me puedo imaginar lo escatalógico que puede llegar a ser. Por que una cosa es la ficción y otra es ver "two girls and a cup", que no sé si habrá visto...

Angelpito: pues con esta sus amigos le dejarán de hablar automáticamente, tendrá que irse a vivir a lo alto de la montaña y tendrá que fornicar con ovejas. Así que veala usted sólo y regocigese en el placer de lo oscuro... juajuajua!

angelpito injurioso dijo...

¡¡PERO, PERO!!¿Estamos sincronizados o que?justo antes de ver el cienpies este les mande a los coleguis ese flin tan educativo de esas brasileñas alimenticias que acabas de nombrar...por cierto...¿sabes lo que es hacer un goatse?preguntale al señor Gugüel si no lo sabes...

Lazoworks dijo...

Joder... Angelpito...
Es que yo con esas cosas no puedo, eh.
Ni se le ocurra enviarme mierdas de esas, por favor. No me inunde mi email que lo conozco. Joder, no.
Esas cosas no. Que uno es padre de familia...

angelpito injurioso dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
angelpito injurioso dijo...

Oye,ENFERMO,que has empezado tú poniendo esta entrada,pero no temas( o si)que últimamente ya me han encorrido a gorrazos unas cuantas veces,ayer vi el flin "Premutos" y he visto la diferencia entre hacer el cafre y las cosas mal queriendo y hacerlo sin querer por ser un zoquete y no dar para mas(como es este caso)eso si,aun hay clases,el cienpies este es normalito comparado con la serie "Guinea pig",yo lo próximo que tengo previsto en el pecezarrio cachondearme un poco del moñas del Tintin,paraq que veas que yo tambien me las puedo dar de "modosito"(o no)

Kinski dijo...

Siempre se dijo esa frase de "tragar mierda" como sinónimo de aguantar, pero esto es pasarse.
Provocar por provocar, eso si que no lo trago. Me parece que detrás de tanta mierda no hay una historia que lo respalde y a mi (y a mi estómago) eso no me vale.

Oye, pa'peli de'mierda5VdW E] azos para ver un tostón de campeonato. Que no cuente con mi dinero para la segunda parte.

angelpito injurioso dijo...

¡Joeeeeeer!¡acabo de ver esta segunda parte!Molaría que la tercera la hiciese en tresde...
Por cierto...¿algún voluntario para repetir el experimento?vale,vale,no os preocupeis que habrá para todos...Ah,no he entendido a que pinicula se refiere el Kinski en el comentario anterior.

Lazoworks dijo...

Hostia Kinski, ¿que peli es esa que dice usted, que ha quedado raro escrito?
En lo que respecta a lo de "provocación", para mi el cine también es provocación y explorar los miedos y repulsiones del ser humano. Y estamos hablando de cine de ficción, claro, si tuviera que ver a gente tragando mierda de verdad pasaría olímpicamente, por supuesto. Yo de usted le daría una oportunidad, quizás le sorprenda. Sólo por ese sentido del humor que tiene ya vale la pena, de verdad.

Angelpitico: mira que te va la marcha, eh amigo. Yo a ti te pondría al final de la cadena para que te llegará la "caca" bien pasadita, jejejeje...
Jajajaja!
Un besazo majo!

angelpito injurioso dijo...

Pues yo te metería el bichito ese por donde sabes,pero sin mariconadas,como dijo el Eddie Murphy cuando se despidió de los ensayos de presentar los Oscar.

Lazoworks dijo...

Pero con embudo o sin? Jajaja!
Menudo esta hecho!!

Kinski dijo...

Oye, que yo no he escrito eso. Yo escribí TINTIN con sus seis letras (puto Blogger).
Peli de pacotilla y por encima me trincaron 10 eurazos.

Quimérico Inquilino dijo...

Pues nada, leído lo leído, empezaré con la primera y si me quedo conganas pruebo con esta segunda.

Zosesbnv dijo...

A mi la primera cinta no me gustó, bueno, de hecho no me dejo con ni una impresión, nada, se me hizo muy X.

Pero esta segunda que comentas se ve buena (o es que la reseñas bien) y sí que da ganas de verla.

Espero checarla pronto =)
Saludos.

FERNANDO RODRIGUEZ dijo...

Maravillosamente desagradable. Y con un uso del blanco y negro que le da un toque arty festivalero (digno de otras épocas). El protagonista una de las presencias más inquietantes vistas ultimamente. Tom Six vuelve a demostrar que es un provocador nato, en lo bueno y en lo malo. Aún así me dió peor rollo la primera parte (quizás por lo inesperado).