lunes, 22 de noviembre de 2010

SCOTT PILGRIM Y EL NEOCLASICISMO DE AFFLECK


Ayer mismo fui a ver Scott Pilgrim contra el Mundo de Edgar Wright y me pareció una de las películas más originales de los últimos años. Hay quién la compara con la nueva hornada de películas sobre (no) súper héroes como Kick-ass, Súper o Defendor, pero en realidad, Scott Pilgrim me pareció que estaba más cerca de una película que fue lapidada por la crítica y que para mí, supuso una gran sorpresa: Speed Racer de Andy y Lana Wachowsky, un torbellino de CGI y colorines, narrado de un modo fascinante y vertiginoso. Está claro que Wright no abusa del CGI hasta el punto de la película de los Wachowsky, pero desde luego la amalgama de rock, cómics, video juegos y animé que se ha apañado en esta película, y lo más importante, el modo como la cuenta, puede descolocar a más de uno tal cual lo hizo la incomprendida Speed Racer, y bueno, si me apuran, las excelentes Crank's (la secuela es para mear y no echar gota), o Gamer todas ellas de los gamberrotes Mark Neveldine y Brain Taylor.

Scott Pilgrim, ya de primeras, con ese logo de la Universal pixelizado y con esa música computerizada, intenta romper con los cánones clásicos establecidos para dar un salto enorme a la hora de contarnos la historia, más bien típica, de un nerd que luego resulta no serlo tanto, que para conseguir a la mujer de sus sueños se deberá enfrentar a sus (súper) ex. Es por ese motivo que Wright, mediante un fascinante montaje repleto de efectos especiales, nos mete onomatopeyas, barras de nivel de pis (que se irá vaciando conforme mea nuestro protagonista), vidas extras, así como voces que nos narran algunos pasajes como si de un cómic o un video juego se tratase, entre otras lindezas. Además, Michael Cera como Pilgrim y Kieran Culkin,- el hermano del otro Culkin -, haciendo de gay captador de heterosexuales confundidos, están graciosos de verdad. Y no me puedo olvidar del amor de Scott Pilgrim, Ramona Flowers, que está encarnada por Mary Elizabeth Winstead, actriz a la que ya habíamos visto en La Jungla 4.0 y Death Proof, y que en este caso, aunque al principio parezca una amorfa asexuada de estas frígidas y pálidas, tiene una escena en la que luce lencería fina que quita el hipo. Vamos, que Scott Pilgrim contra el mundo es una gozada, una obra maestra de cabo a rabo que levantará las iras de los más conservadores.

Pero no todo va a ser post-modernismo friki o cine MTV, o como mierda se le quiera llamar. The Town, ciudad de ladrones, la segunda película de Ben Affleck como director, es un ejercicio de cine clásico de ese que tanto nos pone. Ya cuando vi su ópera prima, Adiós pequeña, adiós, Ben Affleck se me antojó como el digno sucesor de Clint Eastwood y no sólo por el empaque formal de sus obras. Affleck también nos muestra un héroe atípico en mitad de historias sórdidas, aunque en este caso, sus personajes son la contrapartida a los policías duros y sin escrúpulos que protagonizaba Eastwood al principio y mitad de su carrera (parece mentira como se ha reciclado este hombre).

En Adiós pequeña, adiós, Affleck se sirve de su propio hermano, Casey Affleck para recrear al poli bueno de barrio que conoce y se relaciona con las bajas esferas de la ciudad, en este caso Boston (ciudad que ha servido de marco a su vez para su segunda película, y como apunte, recordemos que las aventuras del inspector Harry Callahan, sin ir más lejos, se recreaban también en una ciudad específica, San Francisco), para encontrar a una niña desaparecida. En The Town, ciudad de ladrones es el mismísimo Ben Affleck quién se encarga del rol protagonista, aunque esta vez se trata de un ladrón de bancos, que tras enamorarse de la presidenta de una sucursal bancaria que ha robado, decidirá cambiar de vida y ser un hombre de bien.

Affleck es el tipo molón, el guay, el chico humilde de barrio que se compadrea con la peor calaña. Ben Affleck es en definitiva, un héroe más acorde a los tiempos que corren mientras que Eastwood, era precisamente el que acababa con ellos. Eastwood era el aniquilador que terminaba con la escoria de la ciudad. Por eso no es de extrañar que en The Town, veamos a John Ham haciendo las funciones de poli "malo" y cabeza cuadrada, una especie de "aniquilador" de nuestra época.
The Town me pareció fabulosa y no entiendo la gélida acogida que le han dado los críticos que, aunque no la hayan puesto de vuelta y media, la han tildado como “un trhiller más”, cuando en realidad es una de las mejores películas made in USA que podemos encontrar en la cartelera… Joder… ¿Tendrán que pasar años para que también sea reconocida la faceta de Affleck como director? Seguro que si.

15 comentarios:

Kinski dijo...

Scott Pilgrim me llega con unos años de retraso, no he conectado del todo con la propuesta de Wright. Sus dos pelis anteriores eran mas de mi estilo, por no hablar de la superlativa serie de TV Spaced con Pegg y Frost.
Al final de The Town me salió una caries de tanto azucar que tenía, quitando eso estoy de acuerdo con su comentario. Affleck debería dejar los roles protagonistas a otros y así tendsría mejores críticas.

Lazoworks dijo...

Jajaja! Bueno, un poquito de azúcar si que tiene, la verdad, y además Affleck es un tío bastante narcisista el jodío (como el tío Clint). Pero bueno, dele una oportunidad a Scott Pilgrim que, aunque no es Listzomania, también tiene su puntito de musical-paranoia...

Kinski dijo...

Vi Scott Pilgrim pero no le cogí el tono. No es mala pero tampoco me volvió loco. Además no salen Pegg ni Frost y eso es un gran handicap para mi.

PEPE CAHIERS dijo...

Ya que las comenta, ¿qué le pareció Kick-ass y Defendor?. No me diga que no se entusiasmó con el final de la primera, en plan Tarantino total, y la interpretación de la segunda de un más que loable Woody Harrelson y ese Graffiti final. "Adiós pequeña, adiós" me sorprendió gratamente en su día con esa propuesta del delito justificable y de una aplicación de la ley bastante inmoral.

Lazoworks dijo...

Mr. Kinski:
Es que yo el cómic lo desconozco, la verdad... En ese aspecto no me puedo posicionar. Pero a mi, como película, me encantó!

Mr. Cahiers:
Defendor la tengo por ahí bajada y pendiente de ver. La tendré presente ya que me la recomienda.
Respecto a Kick-ass, pues que quiere que le diga... La verdad es que me llevé una pequeña decepción. Sólo consiguió transmitirme un poquito de emoción, cuando el protagonista se enfrentaba a unos maleantes y un tipo le grababa con el móvil y lo colgaba en el YouTube. El tío, aún estando machacado seguía luchando y eso me encantó, porque era realmente heroico.
Pero, por lo demás, no sé... No la encontré tan original como muchos dicen. Ni tan "cool" ni nada de eso. Aunque no reconozco que entretenida lo es un rato largo. Tampoco he leído el cómic, ojo... Hay tantos que están de moda últimamente y yo ando tan perdido...
Si quiere que le recomiende una película de (no) súper héroes, no se pierda "Súper" de James Gunn. Una película fascinante que no necesita una niña pegando tiros a mansalva para resultar gamberra y pasada de vueltas. Si tiene la ocasión veala, ya verá ya...
Pero bueno, que sepa que esta Scott Pilgrim no tiene nada que ver (o al menos yo lo veo así), con este tipo de películas, y Edgar Wright va mucho más allá...
Con Adiós pequeña, adiós me quedé alucinado, y desde entonces adoro a Ben Affleck (además, estoy convencido que tuvo mucho que ver en el resultado final del guión de "El indomable Will Hunting", que escribió su buen amigo Matt Damon). Además de ser el productor de una de las propuestas más gamberras que ha dado el cine de terror ultimamente: Feast. Si no la ha visto: ahí tiene otra recomendación!!

Lazoworks dijo...

Comentario de última hora:
Kinski:
Joder, que ahora repasando el comentario he pillado que me querías decir que no sale Simon Pegg y el otro... Pensaban que eran personajes del cómic, jajaja!

Pepe:
Ayer, como no salía la Esteban ni echaban el gran hermano, mi señora me dejó poner Defendor... La verdad es que me gustó mucho más que Kick-ass. Woody Harrelson parece retrasado de verdad (y no lo digo en sentido peyorativo). En serio, estaba muy bien, y tenía buenos detalles, como el vehiculo de "Defendor", que se llama "Defendog" o cuando los malos le dicen "como hables te mato" y el tío no artícula palabra durante un buen rato. Está bien, aunque se me hizo un pelín larga.
Pero bueno, sigo creyendo que "Super" es mi favorita en este género. Si tienes ocasión, ya sabes!

Kinski dijo...

Estimado Lazoworks: robe,mienta, maté, apoquine 18 euros pero lea el Kick Ass de Mark Millar para conocer la auténtica versión de la historia, sin mochilas propulsoras.
La moraleja es: "Ser superheroe no compensa" muy lejana de la de la peli.
Busque un torrent y unos subs de Spaced y no se arrepentirá. Verá como se identifica con la historia.
Este post de mi amigo David le disipará las dudas: http://intramuros.es/2008/01/16/spaced/
Me lo agradecerá.

Anónimo dijo...

vaya mierda de película !!!!

Lazoworks dijo...

Pero, ¿cual? ¿Scott Pilgrim, The Town, Kick-ass, Defendor o Super?
Concrete señor anónimo...

Lazoworks dijo...

Ah!!! Ya sé quien eres!!!
"Señora" anónima!

Jamaa Fanaka dijo...

Scott Pilgrim me entretuvo y es francamente divertida. Aún así prefiero la incomprendida Speed Racer (2008) de los Wachowski.

Lazoworks dijo...

Caramba, me alegro de saber que no soy el único al que le gustó la epiléptica película de los Wachowsky!!

Larsvondick dijo...

Ya sé que no viene muy a cuento pero me gustó "Brokeback Mountain"... Es como "Love Story" pero con pollas.

Sr Nocivo dijo...

Estoy de acuerdo con usted, Scott Pilgrim esta más cerca de Speed Racer que de Kick Ass. A mi me gusto mucho pero como fan de los cómics hay cosas que me faltan, pero objetivamente la película es un festival visual con un buen reparto una historia sencilla (no entiendo que haya gente que afirme que no se entera de que va), muy entretenida y además fácil de seguir para aquellos que no han leído el original. Tal vez la mayor pega que le encuentro es que la historia de amor es un tanto fría.

No he visto "The Town", pero si disfrute mucho en su momento de "Adiós, pequeña, adiós", así que en cuanto salga en dvd la veré.

Lazoworks dijo...

Sr. vondick!
Entonces, ¿ha visto Shortbus? Allí sale un tío que logra chuparsela a si mismo!!

Sr. Nocivo!
La verdad es que es un poco gélida la relación entre Ramona y Scott, pero lo bueno es que no desentona entre tanta locura. Al menos, así lo vi yo.