miércoles, 20 de octubre de 2010

SITGES 10

Bueno, aquí voy a dejar plasmado mi paso por la 43ª Festival de Cine de Sitges, una edición no demasiado boyante pero que sin embargo nos dejo algunas películas para el recuerdo y de una calidad indudable.

THE LIFE AND DEATH OF A PORNO GANG (Mladen Djordevic, 2009): Después de A Serbian Film, una película que también se proyectó en el certamen, The life and death of a Porno Gang me hacía presagiar buenas dosis de sexo, violencia y… polémica, ya que, tal y como pasaba con el film de Srdjan Spasojevic, la presente película también indaga en el mundo del porno desembocando en las snuff movies, tomando como trasfondo el marco político-social de Serbia. En The life and death of a porno gang se nos cuenta la historia de un tipo que, ante la imposibilidad de rodar una película se adentra en el mundo del porno. Los problemas empiezan cuando un “productor” les ofrece hacer algo diferente. De ese modo, Marko (Mihajlo Jovanovic), nuestro protagonista, junto a su grupo de frikis fracasados, comienza a viajar de un lugar a otro con su decadente espectáculo de violencia y sexo. La cosa, para ser sinceros, tiene su gracia al principio. Incluso en ella vemos un sinfín de grotescas escenas de lo más truculentas (entre ellas una decapitación mientras se tala un árbol y una escena de zoofilia con un caballo [aunque creo que la polla del equino creo que era un fake]), pero la cosa desemboca en uno de los finales más ridículos, sin sustancia, cobardes y risibles que he visto últimamente. Una lástima, vamos.

Mladen Djordevic en el Casino Prado, el 07/10/2010.

EL HOMBRE QUE VIO LLORAR A FRANKENSTEIN (Ángel Agudo, 2010): Lujoso documental que cuenta con las inestimables apariciones de Joe Dante, John Landis, Caroline Munro, Jorge Grau, José Antonio Pérez Giner o María José Cantudo, entre otros, y que está narrado ni más ni menos que por el gran Mick Garris. El documental está francamente bien y nos adentra en la vida y obra del maestro con ganas de hacer justicia y encumbrarlo al estatus de ESTRELLA (algo que para muchos realmente fue). Lamentablemente, y tal y como suele ocurrir con todo lo que se escribe y publica sobre Paul Naschy últimamente, se echa de menos un poco de autocrítica ya que de ese modo, tal vez, sus detractores puedan al fin hacer las paces con una figura indispensable de nuestro cine que hizo muchas cosas bien y, como no, otras tantas mal.
Ángel Agudo, Mick Garris, Caroline Munro y Perez Giner en la Sala Tramuntana, 08/10/2010.

LA SOMBRA PROHIBIDA (José Luis Alemán, 2010): Segunda parte de la historia iniciada por La Herencia Valdemar y que despejará algunas de las incógnitas abiertas por esta pero, tal y como ocurría en la primera parte, se echa de menos un poquito de soltura a la hora de contar la historia ya que, aunque parezca mentira, resulta increíble que Alemán se precipite con el final después de haber tenido dos películas enteras para explicarse todo lo bien que quería. En definitiva, si con la primera ya tenía mis dudas de si era necesario separar la historia en dos entregas, con La sombra prohibida tengo más que claro que no hacía falta. Además muchas de las cosas que nos cuentan no aportan nada a la trama y el final queda cojo y como he dicho precipitado. Eso sí, buenos efectos especiales, excelente Naschy (lamentablemente en un papel brevísimo), buen diseño de producción y el Chutlu mola. Tal vez en un nuevo pase (esta vez en formato doméstico) haga que me reconcilie con ella, tal y como me ocurrió con La herencia 1, al fin y al cabo, una entretenida película de sobremesa.

José Luis Alemán en la sala Tramuntana, 08/10/2010.

EL GRAN AMOR DEL CONDE DRÁCULA (Javier Aguirre, 1972): Sin lugar a dudas una de las mejores películas de Paul Naschy. En El gran amor del conde Drácula nos encontramos con actores de la talla de Vic Winner, Mirta Miller, Rosanna Yanni y Álvaro de Luna (cuya caída en el film, se podría considerar como la más repetida de la historia del cine), y nos cuenta la historia de un grupo de jovencitas que, tras quedarse su coche averiado (marca habitual de Naschy), van a parar a la mansión del Conde Drácula… Un clásico del fantaterror patrio en el que Naschy se avanzó a Coppola al mostrar a un Conde Drácula más humano y romántico. 

CARNE DE NEÓN (Paco Cabezas, 2010): Una de las grandes sorpresas de la presente edición. Paco Cabezas es uno de esos directores españoles que hay que tener muy bien vigilado porque, sinceramente, esta Carne de Neón es francamente cojonuda. Entre Tarantino, Ritchie y Almodovar, Paco Cabezas levanta una serie de historias cruzadas que giran en torno a un chico que quiere montar un puticlub para y por su madre, una desmemoriada Ángela Molina (estupenda, como todos los actores). Montaje espectacular, música rotunda, acción trepidante y mucho humor se dan la mano en esta excelente película que nadie, ABSOLUTAMENTE NADIE, debería perderse. Por otro lado, resulta una soberana tontería recalcar cualquier actuación ya que tenemos a unos actores en estado de gracia (incluso los televisivos [y guapos] Mario Casas y Blanca Suarez, toda una sorpresa) pero atención a Vicente Romero y sobretodo Dámaso Conde, mis favoritos.

Paco Cabezas & Blanca Suarez en el Auditori, 09/10/2010.

EL HORROR DE LA DAMA DEL LAGO (Diego Vázquez, 2010): Con un presupuesto risible, Diego Vázquez realiza esta pequeña joya que rememora el cine clásico de terror de la Hammer (así como el fantaterror español) y el cine de aventuras. De ese modo, llegaremos a disfrutar de fondos animados, como los de antes, y efectos especiales recreados por stop-motions que rememoran las películas de Harryhausen. En El horror de la dama del lago una pareja se verá atrapada por una extraña condesa y sus tres hijas, en una mansión situada en mitad de un pueblo español de finales del siglo XIX, en el que por cierto, una leyenda ancestral sobre mujeres-mantis aterroriza a sus habitantes. Una plausible y modesta producción llena de erotismo y gore en la que interviene la ex pornostar Celia Blanco.

THE WARD (John Carpenter, 2010): Al igual que ocurriera con Joe Dante y su Mi3dos, Carpenter vuelve tras varios años de retiro involuntario para traernos esta cinta de terror de corte clásico que se desarrolla en un centro psiquiátrico. Había ganas de Carpenter y lo demostró el hecho de que las entradas se agotaran en un santiamén, así que el que esto escribe tuvo que asistir a un pase matutino (a las 8:30 de la mañana) para poder satisfacer su hambre Carpenteriana. Buena historia, impecable puesta en escena y se agradece que no salga la típica fantasma mala con los pelos largos y que sea substituida por una especie de muerta viviente con malas pulgas. Está bien, puede que tal y como me dijeron, si The Ward hubiera sido realizada por un director cualquiera la película hubiera pasado desapercibida, pero aún así (y aún sabiendo que no es de lo mejorcito de su director), la película esta francamente bien y Amber Heard, una especie de Jenna Jameson delgaducha y sin tetas, está deliciosa.

LA CASA MUDA (Gustavo Hernández, 2010): La sinopsis ya me hacía presagiar que esta Casa muda era un rollo Paranormal Activity de estos insoportables y que no me iba gustar demasiado, pero para ser sinceros me llevé una grata sorpresa con esta película. La casa muda está filmada, según dicen, “en una sola toma” y con la función video de una cámara de fotos, pero aún sabiendo que lo de la toma única es mentira (salta a la vista que aprovechan algunas momentos en “negro” para cortar y enlazarlo con la siguiente escena), hay que aplaudir el ritmo y la escenificación que tiene ya que, incluso a mi que estaba muy pendiente, se me olvidaba que estaba narrada “sin cortes”. Además, me alegré que la cámara no fuera otro protagonista más y que no fuera el típico documental ficticio de miedo. Muy recomendable.

ZEBRAMAN 2: ATTACK ON ZEBRA CITY (Takashi Miike, 2010): Secuela de una de las mejores películas de Takashi Miike y que en el caso que nos ocupa se llena de efectos CGI y humor grueso que rescatan a un Miike que parecía estar en baja forma. En esta ocasión el bueno de Zebraman (Sho Aikawa) pierde sus rayas (seguramente se las metió todas el guionista) y se queda en blanco, porque una malvada y curvilínea Zebra Queen (Riisa Naka), le ha robado parte de su poder convirtiéndose de ese modo en su mitad oscura. Una digna secuela que nos regalará algunos momentos para el recuerdo, como aquella en la que Zebraman y Zebra Queen “se unen” para vencer a un gigantesco extraterrestre verde.


NORWEGIAN NINJA (Thomas Cappelen Mailing, 77): Sin apenas tener una trama concreta, Norwegian Ninja se nos presenta como una especie de documental a lo video-propaganda en el que se nos muestra una sucesión de divertidas escenas protagonizadas por una cuadrilla de ninjas noruegos de lo más estrafalarios. Bombas de humo y miradas que hipnotizan se dan cita en una película interesante y divertida, pero en la que precisamente hechas de menos un poco más de historia. Lo más estimulante, sin lugar a dudas, es que el personaje principal sea Arne Treholt (Mads Ousdal), diplomático noruego y miembro de la KGB que según Thomas Cappelen no era un simple espía… ¡ERA UN NINJA!


Thomas Cappelen Mailing y el productor de Norwegian Ninja en el Casino Prado, 10/10/2010.

RUBBER (Quentin Duphieux, 2010): Con una rueda que un buen día cobra vida (y que mediante poderes telequinésicos comienza a reventar cabezas), como protagonista, se nos presenta una de las películas más originales y rabiosamente divertidas de la presente edición. Rubber es todo un festín del humor absurdo, un tratado sobre el sin sentido que nos retrotrae a los mejores gags de los Monty Python. Una auténtica gozada con un final de esos con los que no tienes más remedio que reírte a culo abierto.

SUPER (James Gunn, 2010): Aquí tenemos una de las películas que harán las delicias de todo aquel que se sintió defraudado y/o estafado por esa caquita llamada Kick-ass. En Super, del gamberrote James Gunn (hacedor de aquella joya llamada La plaga [Slither]), se nos relata las peripecias de un singular superhéroe enmascarado, ultraconservador y fascista, que luchará (llave inglesa en ristre) contra unos gángsters (entre ellos un fabuloso Kevin Bacon y Michael Rooker) que tienen raptada a su mujer drogadicta (Liv Tyler). Genial Rainn Wilson y Ellen Page (sin lugar a dudas, en su mejor papel hasta la fecha), como superhéroes psicópatas y ultraviolentos.

DREAM HOME (Pang Ho-Cheung, 2010): Violenta y con unas escenas gore (con un puntito de humor) que quitan el hipo, el hongkonés Pang Ho-Cheung (AV, 2005) cambia de registro con este inquietante film que narra la lucha de una mujer (Josie Ho) por conseguir la “casa de sus sueños”. Tripas colgando, coitos interruptus salvajes (al menos para uno de los amantes) y estrangulaciones de lo más angustiosas, se dan cita en una de las películas más salvajes y conseguidas de la presente edición.


OUTRAGE (Takeshi Kitano, 2010): Takeshi Kitano vuelve al cine que lo hizo famoso, el de los yakuza, en una violenta historia sobre las ansias de poder dentro de un clan mafioso. Se podría decir que, después de Brother, Outrage podría ser la película más comercial de Kitano que en este caso deja de lado la autodestrucción de su carrera, - recreada por Takeshi’s, Glory to the filmmaker y Achiles and the tortoise -, para arrimarse al thriller en estado puro (que por cierto, me pareció más próximo a Johnnie To que al propio Kitano). Cojonuda.


MACHETE MAIDENS UNLEASHED! (Mark Hartley, 2010): Después de ese recorrido al explotation australiano con la indispensable Not Quite Hollywood, Mark Hartley vuelve con este frenético documental sobre el exploit filipino en el que se recogerán algunos testimonios y películas más estrafalarias y carismáticas de ésta, como esa obra maestra llamada Terror is a man del maestro Gerardo de Leon (en DVD La isla del terror), Black mama, White mama o The Beast of the Yellow Night del gran Eddie Romero, Vampire Hookers de Cirio H. Santiago, algunas películas del pequeño Weng Weng y, como no, la gran obra maestra de Francis Ford Coppola. Un documental, como he dicho, frenético y exquisitamente pop que esperemos llegue a nuestros lares. Imprescindible.


Sid Haig, uno de los suculentos testimonios del documental, en el Hotel Melià, 11/10/2010.

SHARKTOPUS (Declan O’brien, 2010): Una de las últimas producciones de Roger Corman (con cameo de este incluido) que, si se toma con el sentido del humor necesario, puede llegar a ser incluso divertida. Un experimento militar, mitad tiburón mitad pulpo, se descontrola y comienza a asesinar salvajemente a decenas de bañistas en las playas de México (la mayoría, chicas de muy buen ver entalladas en bikini). Lamentablemente el chiste de ver un “Pulpiburón” zampándose a peña se agota en seguida y su hora y media se hace demasiado larga… Por cierto, en la película podemos ver de refilón la Ciudad de las Ciencias de Valencia (allí se encuentra el laboratorio donde, según el film, se creó el “Sharktopus”).

Julie y Roger Corman en el Casino Prado, 12/10/2010.

KANIKOSEN (Sabu, 2009): En mitad de tanta sangre y tanta muerte, Kanikosen me sentó bastante bien, aunque eso si, eché de menos un poquito más de determinación por parte de mi admiradísimo Sabu a la hora de llevar a cabo esta historia de reivindicación por parte unos esclavizados trabajadores de un barco pesquero japonés de principios del siglo pasado. Y es que, como en la mayor parte de su filmografía, Sabu mete buenas dosis de humor, drama y acción, pero en el caso de Kanikosen la mezcla no surge tan perfecta como en sus hermanas Monday o Postman Blues, por poner un ejemplo. Aún así, es muy recomendable e incluso para los más interesados, según se nos dijo antes de la proyección, acaban de sacar a la venta el libro (basado en hechos reales) que sirve de base a la película y que por cierto, ya se llevó a la gran pantalla en 1953 por So Yamamura.

COLD FISH (Sion Sono, 2010): Sion Sono es otro de mis héroes nipones. Esa obra maestra épica gore-romántica llamada Love Exposure tiene la culpa, así que con esta película me tenía intrigado ya que, por poner un ejemplo, Suicide Club no me entusiasmó demasiado. ¿Cumpliría Cold Fish las expectativas? Pues la verdad es que las cumple y de sobras. Cold Fish, inspirada en hechos reales, nos cuenta la historia de una familia rota que, tras encontrarse con un extraño multimillonario (un brillante Denden), verán como sus vidas dan un vuelco radical. Mitsuru Fukikoshi interpreta soberbiamente al padre y esposo que, irremediablemente comenzará a hacer frente a sus problemas envuelto en una vorágine de violencia y desesperación que pone los pelos de punta, y Sono por su parte, a pesar de tomarse nuevamente toda la calma del mundo para adentrarnos en la trama (144 minutazos), sabe como mantenernos clavados en el asiento hasta el último segundo. MASTER PIECE.

THE HOUSEMAID (Im Sang-Soo, 2010): Remake de un clásico surcoreano de los 60 dirigido por Kim Ki-young (que, como es lógico no he visto). La verdad es que, a pesar de dejarnos un poco a medio gas (nos la presentaron como una especie de thriller hitchconiano lleno de erotismo más cercano al terror que al drama), hay que reconocer que tanto el modo en el que está rodada la película, como la estupenda interpretación de la bellísima Jeon Do-yeon son para quitarse el sombrero. Para que me entendáis, faltan tetas e intriga, pero está bastante bien.
Im Sang-soo en el Auditori, 14/10/2010.
LES NUITS ROUGES DU BOURREAU DE JADE (Julien Carbon y Laurent Courtiaud, 2009): Otro fiasco con el que uno no sabe como actuar. Vamos, que algunas buenas secuencias, como esa que abre la película (y que no viene a cuento, como casi todo en la película) o esa en la que Frederique Bel es disparada a traición, no bastan para salvar una trama flojísima. También sale Carrie Ng, - protagonista de ese clásico hongkonés llamado Naked Killer -, que a sus cuarenta y tantos sigugue estando buenisima, pero a pesar de todo, y por muy mal que me sepa, esta Les nuits rouges du bourreau de jade me pareció una soberana soplapollez. Mucho jade, mucha categoría III y mucho veneno que intensifica el placer y el dolor, pero en global, una tontería (y de las grandes).


 Julien Carbon y Laurent Courtiaud en el Auditori, 14/10/2010.

THE SECOND CIVIL WAR (Joe Dante, 1997): Divertido telefilme dirigido por el gran Joe Dante, - de visita por Sitges -, en el que se nos muestra una hipotética segunda guerra civil norteamericana después que el gobernador de Idaho (Beau Bridges) no permita la entrada a los inmigrantes ilegales (algo que paradójicamente parece estar a la orden del día con la nueva ley antiinmigración de Arizona). Buenas dosis de sarcasmo, - en el que incluso una crisis de estado que se ve condicionada por una telenovela mexicana de máxima audiencia -, y con un reparto espectacular en el que encontramos a James Coburn, James Earl Jones, Dan Hedaya, Kevin McCarthy o Ron Perlman, lo único que le falta a The Second Civil War para ser del todo perfecta es un final más apoteósico. Muy aconsejable.

Joe Dante en el Casino Prado, 15/10/2010.

MANICOMIO (Luis M. Delgado y Fernando Fernán-Gómez, 1954): Ópera prima de Fernando Fernán-Gomez que, junto a Luis María Delgado, nos regala cuatro historias en clave de humor inspiradas en algunos relatos de autores como Leonid Andréyev, Ramón Gómez de la Serna, Aleksandr Kuprin y Edgar Allan Poe. En la película, un jovencísimo Fernán-Gómez se dispone a visitar a su novia en el manicomio donde trabaja, pero allí se topará con algunos enfermeros y médicos que le cuentan las historias de algunos de sus pacientes. Deliciosa comedia que nunca te cansarías de ver y que demuestra cual afortunados fuimos de tener a Fernando Fernán-Gómez en nuestro cine. Atención a la aparición fugaz de Camilo José Cela que, según sus propias palabras: "Intervine en Manicomio porque el director dijo que necesitaba una persona que comiese hierbas y tirase coces. Le dije que no tenía inconveniente. Recuerdo que mientras interpretaba la escena mandé de una patada al Hospital Provincial a una actriz secundaria, y septuagenaria, que estaba detrás de mí y a la que no había visto" (ver entrevista completa).

I SAW THE DEVIL (Kim Je-woon, 2010): Comparada en los folletos del Festival con Old Boy, - supongo que para llamar la atención porque nada tienen que ver -, I saw the devil, última película para un servidor del certamen, supuso un estupendo broche para terminar una edición que sin demasiadas sorpresas. En el caso que nos ocupa, Kim Je-woon, el del Bueno, el feo y el raro (y que se ofreció para ser el nuevo presidente del Festival), vuelve a Sitges con un ultraviolento thriller de venganza en el que Lee Byung-hung, que interpreta a un poli, intentará hacérselo pasar muy mal al gran Choi Min-sik después de que este asesine a sangre fría a su esposa (que para hacerlo todo un poco más rocambolesco, estaba encinta). Debo reconocer que la película está francamente bien y que no da respiro alguno al espectador. Pero fuera de los meritos que indudablemente tiene, I saw the devil tampoco me pareció algo del otro mundo. No sé, aunque no me disgustó, tal vez el hecho de que me la comparasen con Old Boy me hacía esperar mucho más de lo que en realidad era.

¿El nuevo presidente del Festival de Sitges?: Kim Jee-won recogiendo "La maquina del temps" en el Auditorio, 16/10/2010.

FOTOGRAFÍAS POR: JUAN P. RODRÍGUEZ.

PRINCIPALES PREMIOS:

Mejores Efectos de Maquillaje:
Vitaya Deerattakul & Andrew Lin por DREAM HOME

Mejores Efectos Especiales
Gareth Edwards per MONSTERS

Mejor Guión
Nicolás Goldbart por FASE 7

Mejor Actriz
Josie Ho por DREAM HOME

Mejor Actor
Patrick Fabian por THE LAST EXORCISM

Mejor Director
Jalmari Helander por RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE

Premio Especial del Jurado
WE ARE THE NIGHT de Dennis Gansel

Mejor Película
RARE EXPORTS: A CHRISTMAS TALE de Jalmari Helander

CARNET JOVE Mejor Película
RUBBER de Quentin Dupieux

Mejor Película MIDNIGHT X-TREME
MUTANT GIRLS SQUAD de Noboru Iguchi & Yoshihiro Nishimura & Tak Sakaguchi

Diploma Película Discovery
TONY de Gerard Johnson

Mejor Película  CASA ASIA
COLD FISH de Sion Sono

Méliès d’Argent a la Mejor Película Europea
RUBBER de Quentin Dupieux

Méliès de Oro a la Mejor Película Europea
BURIED de Rodrigo Cortés

Méliès de Oro al Mejor Cortometraje
EL ATAQUE DE LOS ROBOTS DE NEBULOSA –5 de Chema García Ibarra

Premio de la Crítica Jose Luis Guarner
UNCLE BOONMEE WHO CAN RECALL HIS PAST LIVES d’Apichatpong Weerasethakul

Premio Citizen Kane al director/a revelación
Quentin Dupieux por RUBBER

13 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

Ahora mismo te voy a mandar un regalito.¿has salido del festival de una pieza y no has sufrido ninguna herida hemorragica? Je, el Berto Romero estaba haciendo de zombi por allí y con sus monólogos,y al final le pegan un tiro y se tira con tan mala suerte que se arreo un cabezazo de impresión,estuvo unos días haciendo el programa de Guenafuente con collarín en el cuello,pusieron las imagen es y se escucha un sonoro "cloc".Angel Sala estuvo en el programa especial que dedico Iker Jimenez en la radio al festival y dijo que se iban a poner 170 flins,¿cual ha sido tu porcentaje?También se trajo al director de la pinicula española "Agnosia" y estuvieron charlando un ratillo.

PEPE CAHIERS dijo...

¡Bueno ya está bien de tanto cachondeo!. Ya era hora de volver al redil, que se marchó usted de vacaciones sin firmar la autorización. Lo voy a dejar pasar por el magnífico artículo. Se lo ha currao y le ha quedado realmente impresionante. Me gusta el título del documental de Paul Naschy y es cierto que entre sus admiradores más fervientes no existe lugar para la autocrítica, tal y como lo puedo constatar cuando hice algunos reparos a su filmografía en un blog y casi me linchan. Sobre la segunda entrega de Valdemar, parece que, como se sospechaba, la han vuelto a cagar. Respecto a Carpenter, me sorprende su defensa de su último trabajo del cual no había oído demasiadas referencia positivas. Delirante cartel de la última producción de otra momia del pasado, Roger Corman, cada día más caricatura de si mismo. Bueno, me alegro de su vuelta y, por cierto, en mi última entrada hablo de una de sus películas favoritas, para que vea lo bien que le trato.

Lazoworks dijo...

Angelipti: Pues yo vi 23 películas, las que he recogido en este post, y mi porcentaje de este año será del 15% aproximadamente. Pero a habido años en que he llegado a ver más... Es que verlas todas es imposible y una pena también. Pero bueno, allí se va a tomar también a tomar cervezas, comer shawarmas y ver las tías en pelotas de la playa. Buena vida...

Pepe Cahiers: Pues respecto a The Ward, no le voy a decir que me entusiasmara demasiado ya que uno siempre espera más. Pero yo creo que es bastante aconsejable y tengo ganas de volverla a ver. Corman es un cabroncete, el tío. Se ha hecho de oro a base de explotar el cine (y a los actores, directores, guionistas....), pero le admiro muchisimo. Y Paul Naschy, la verdad es que este año lo he echado de menos. Siempre solía charlar y preguntarle algunas cosillas. Y me supo muy mal no poder ver "Empusa", su última película como director y guionista... En fin, no espero gran cosa, pero aún así le tengo muchas ganas.

Desdémona dijo...

Pues no sabría qué deciros.
Roger Corman, Dino de Laurentiis, Juan Piquer Simón, Mack Sennett entre otros tenían algo en común, el trabajar con novatos.
Muchos cineastas cuando les vas a pedir trabajo te exigen mucha experiencia pero si no la tienes no te dejan trabajar. Eso es algo como el pez que se muerde la cola.
Pero en cambio, los arriba mentados, trabajaban con mucha gente nueva. Cobraban muy poco pero trabajaban y adquirían curriculum, aprendían un oficio, y después se colocaban en producciones que sí exigen experiencia con sueldos más holgados.
No me parece mal lo que hacía.

Lazoworks dijo...

Si, si, Desdemona. Tienes toda la razón. Ojo, que a mi me parece fabuloso (ojala a mi me dieran la oportunidad de trabajar por cuatro chavos en lo que me gusta, ¿sabe usted?). Aunque, como es lógico, se aprovechaba de la condición de novato de la gente y les pagaba cuatro reales.
Pero gracias a él, directores como James Cameron o Joe Dante han podido hacer sus "cositas".

Alimaña dijo...

Por lo que veo ha estado en el festival de Sitges, me genera envidia sana... lástima que tengo que trabajar a 500 kms. de allí.
Ah! No sabía que tenía un blog. Si no le importa lo enlazo de inmediato. Un saludo

Jamaa Fanaka dijo...

Gracias por la información Jefe.
Es curioso, hace 20 años de Carpenter hablabamos unos pocos y para los que era nuestro director favorito era una especie de marca en la espalda. Ahora todo el mundo espera no se muy bien de un director que lo ha hecho todo en el género.
Yo cuando vea the ward la disfrutaré como todas sus película y salvo Christine (cuya banda sonora es soberbia) no conozco películas flojas o malas del maestro.

Lazoworks dijo...

La verdad, Mr. Fanaka es que, está bien esta The Ward... Pero claro, no sé si la defiendo dejandome llevar por quien está detrás... Es Carpenter, al fin y al cabo... Un maestro para muchos.
Mire aquí le enlazo una reseña que creo explica bastante bien los problemas de esta "The Ward":

http://thekillcritic.wordpress.com/2010/10/21/sitges10-the-ward-john-carpenter-2010/

En fin, que necesito verla de nuevo. Esta vez con la mente más clara y sabiendo lo que me espera.

Anónimo dijo...

hey¡
cojonuda entrada te has pegado, la verdad es que este año no ha habido grandes peliculas, siendo el más flojo de los últimos años, mucho cine tortura y poquito fantastico, pero si que hemos visto tres o cuatro que sales muy satisfecho (ya las pondre en el puto blog), y la de Carpenter, me lleve un chasco monumental, tipica cinta de miedo, poco original, pero eso si, muy bien echa y lo mejor sin duda, es la banda sonora que me encanto, tengo cuentas pendientes como la de rubber y la de las vampiras del tio paul, la cual haber si hacemos un cine forum de esa primo¡, en fin, ya tengo ganas de que llegue el proximo festival¡¡, saludos tio¡
chcxandal

Ufffffff dijo...

Ya no me acuerdo de Sitges, hace tiempo que no voy.
Pero ver tantas películas juntas no me gusta porque te abruman y al final acabo agotado. Para ver una película necesito calma.

Lazoworks dijo...

Intentaré ver la entrevista Sr. Uffff
Estil 9. A las 23:00 horas. El conde Estruch

Jesús Bernal dijo...

¿El documental sobre Naschy está potable?.Tengo ganas de verlo.A ver si los de Scifiworld lo comercializan ya.

Lazoworks dijo...

A ver, si que está bien. Pero por ejemplo, Naschy en su biografía ponía un poco a parir a María José Cantudo y en el documental no se toca este tema. Y eso que al parecer hubo bastante trifulca.
Como he dicho, se echa de menos algo de autocrítica. Parece que con Naschy no existe el intermedio. O se le ama o se le odia.

Yo estoy en un punto intermedio, aunque mucho más próximo a la admiración, claro.