domingo, 24 de octubre de 2010

LA HORDE: La invasión de los zombies gabachos


Antes de realizar la reseña propiamente dicha, propongo una curiosa reflexión: Imaginemos que La Horde se desarrolla en el mismo plano dimensional que Amanecer de los muertos, el archiconocido remake de Zombie, realizado hace ahora 6 años.

De hecho, la cinta gala de los debutantes Yannick Dahan y Benjamin Rocher, podría perfectamente transcurrir unas horas antes (o después, tanto da), que los acontecimientos narrados al inicio del film de Zack Snyder.

Es decir, una virulenta epidemia, de origen desconocido, revive a los muertos recientes (a un lado y otro del Atlántico). La situación no tarda en cobrar tintes apocalípticos cuando los reanimados empiezan a atacar violentamente a los vivos con el fin de devorarlos.

No pretendo con esta introducción exponer paralelismos que por otro lado son bastante obvios, más bien al contrario. Porque La Horde, una película sobre la que se han escrito ríos de tinta sin haber sido estrenada en muchos países (ni siquiera el nuestro), gracias a su exitoso pase en diversos festivales especializados, claramente enmarcada en esa nueva corriente de cine de terror francés, caracterizado por una particular estilización de la violencia, unos guiones ciertamente truculentos y macabros, y un salvajismo visual fuera de serie, y cuyos mayores exponentes habría que buscarlos en Alexandre Aja (HeuteTension, Las colinas tienen ojos, Piraña 3D), Pascal Laugier (Martyrs), Alexandre Bustillo y Jullen Maury (L´interieur) y Xavier Gens (Frontieres), si bien es cierto que no pasará a la historia por serel Ciudadano Kane de las películas de zombies, hay que reconocer que al menos es honesta, nada pretenciosa, su ritmo es endiabladamente adictivo y, afortunadamente para nosotros, tiene el buen gusto de no explicar el origen de la plaga, algo de agradecer en los tiempos que corren, y que la aleja de mediocridades como Rec2. Toda vez que es la única del grupo que apuesta decididamente por un subgénero afianzado y cada vez con más adeptos como es el de los zombies.

Algún iluminado ha dicho de La Horde que lleva el cine de zombies a un “nuevo nivel” (nada más lejos de la realidad). No hay nada en La Horde que no hayamos visto antes; fiambres reanimados que corren a 140 km/hora, disparos en la cabeza como única forma de neutralizar la amenaza zombie, incluso el ser humano exponiendo lo peor de si mismo en cuanto su superioridad numérica y armamentística se lo permite (la escena del pasillo, con la chica zombie siendo vejada por todo el grupo, cuyos componentes se entregan a una orgía de violencia no carente de cierto componente sexual malsano).

Pero una cosa es asistir al pase de una película de estas características, en el marco de un festival como el de Sitges, con el ambiente lúdico que comporta su proyección entre una platea receptiva y entregada, y otra muy distinta es verla en la intimidad del hogar, con la cabeza fría y una vez se ha pasado todo el “subidón”.

Así las cosas, la mayor novedad habría que buscarla en el escenario (hay también una crítica velada –si se quiere ver- a la inoperancia de las autoridades frente a los disturbios y tensiones raciales surgidos en un país europeo tan aparentemente integrador y multicultural como Francia, que desembocó hace unos años en los terribles altercados callejeros que todos recordamos), y en la forma en cómo se cuenta la historia: Cuatro policías que conforman una unidad de élite de la Gendarmería Francesa , deciden vengar la muerte de René, uno de sus compañeros, a manos de los “Markudi”, un peligroso clan de narcotraficantes compuesto por varios sicarios que obedecen las órdenes de Ade y Bola, dos hermanos nigerianos y un ultraviolento gitano que ríase usted del Brad Pitt de Snatch, cerdos y diamantes, quienes se han hecho fuertes en un ruinoso edificio de los suburbios de París.

Para ello no dudarán en renunciar a todo código deontológico, deshaciéndose de sus placas, enfundándose pasamontañas y armándose con escopetas recortadas y armas de gran calibre.

Pero lo que parecía iba a ser una emboscada al crimen organizado desemboca en un sangriento tiroteo, en el que varios policías resultan heridos de gravedad, y el resto son hechos prisioneros. Cuando se disponen a ejecutar a los agentes, se oye un desgarrador alarido procedente del cuarto de baño, donde minutos antes acababan de ajusticiar a otro mafioso perteneciente a un clan rival.

A partir de aquí la película se convierte en una montaña rusa; la rapidez del contagio no defrauda, los no-muertos se multiplican por doquier, y policías y hampones deben unir sus fuerzas en una frágil alianza (en un malabarismo argumental digno del mejor Carpenter), para poder sobrevivir.

Desde que George A. Romero, en la mítica Zombie, visualizó magistralmente la ciudad de Philadelfia sumiéndose en el caos y la anarquía, en un plano tan sutil como elaborado (un helicóptero se eleva mientras, en segundo término, se van apagando las luces de un rascacielos, en una inequivoca señal de que las centrales eléctricas han comenzado a cortar el suministro), varios han sido los cineastas que han ofrecido su recreación personal del fin del mundo. Del aparatoso efectismo de Zack Snyder (el impagable plano aéreo de la furgoneta que impacta contra una gasolinera, que a su vez acaba explosionando) al sucio barroquismo de Danny Boyle en 28 días después, pasando por la visión más exploit y descarada de Lucio Fulci; las hordas de zombies cruzando el puente de Manhattan hacia la gran metrópoli de Nueva York.

En La Horde, el tándem Dahan/Rocher nos reserva imágenes tan sugestivas como esa panorámica en la azotea del edificio, donde vemos la ciudad de París devastada por las explosiones y las llamas, ante los rostros consternados de sus protagonistas.

Además, cuenta con una de las secuencias gore más celebradas desde la performance del cortacésped en  Braindead, tu madre se ha comido a mi perro (cuando Peter Jackson era Peter Jackson).



En definitiva, una de las curiosidades europeas más destacadas del género zombie(a la altura de films referenciales del Viejo Continente, como Dellamorte Dellamore, y muy por encima de cutreces como Resident Evil, que aunque parezca mentira también fue rodada en Europa), y que sin duda merecía una mejor distribución.

Larsvondick.

20 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

¿Esto esta editado en dvd en España?. Por cierto, ¿Larsvondick es un asociado suyo, otro seudónimo o qué?.

Lazoworks dijo...

No está editado (al menos que yo sepa), pero te lo puedes bajar de la mula.
Larsvondick es un indigente mallorquín al que, de vez en cuando, le ofrezco algo de trabajo en este blog.
Además, si no se echa atrás, también será compañero suyo en el PDF del que le hablé...

PEPE CAHIERS dijo...

¿Cómo un indigente?, ¿a cuantos ha explotado usted ya para llevarlos a la ruina?.

Lazoworks dijo...

Jajaja! Pues creo que con usted ya son 6, ¡no!, ¡¡7!! los que han picado el anzuelo.
Dentro de poco haré un post así a modo de anuncio (o "spot", que queda más "modenno") del PDF para que la gente lo celebre y se toquen o lo que quieran.
Este tipo, el tal Larsvondick, no se puede quejar, es el único que tiene una parabólica instalada en su chabola. Es la envidia de Can Tunis!
Además, escribe muy bien. Pero que muy bien para un hombre sin brazos. Tendría que verlo como coge el boligrafo con los dedos de los pies!

Jamaa Fanaka dijo...

Entretenida, con la consabida referencia a Carpenter y francamente disfrutable en su desarrollo. Lo q no es poco para una zombie movie...

Lazoworks dijo...

En el caso de La Horde, debo decir que al menos al principio me parecía una obra maestra. Luego, conforme avanza, la cosa va a menos, sobretodo por culpa de esas peleas que parecen estar a cámara rápida (por otro lado, algo totalmente innecesario ya que los fx son sobervios), pero bueno, es bastante disfrutable y, como bien dices, ya es bastante. Sobretodo ante tanta la actual saturación del género.

Larsvondick dijo...

Preferiría ser compañero en un PUF de esos que tiran cañas, pero ese cabrón del Sr. Works se estira poco y mal... A mi sólo me pagará por el proyecto 3 € la hora, una puta miseria que no me da ni para popper, pero en fin... peor está la obra.
Amigos, no se lleven a engaño, "La Horde" no es ninguna obra maestra, pero al menos no cae en el ridículo más absoluto, como si han hecho otras propuestas... Sin ir más lejos "Survival of the Dead" del mismísimo Romero... Ya no se salva ni Dios...

Lazoworks dijo...

Pues a mi me parece más mierdil la de la Tierra de los muertos vivientes. "Survivor", no está a la altura de "Diary of the dead" pero al menos está simpática...

Y de regalo un TBO de zombies:

http://martinez-peter.blogspot.com/2010/09/dr-pontius-y-los-zombies.html

PEPE CAHIERS dijo...

¿Cómo, le está pagando 3 euros a la hora y a mi no me envía ni una triste caja de caramelos sugus?.¡Esto es una felonía! (no confundir con felación, que eso es otra cosa)

Lazoworks dijo...

¿¡Fela...!? Ah, bueno, "felonia"...
Jo!

Larsvondick dijo...

Qué "Survival" es mejor que "La Tierra"? Jajajajajah!!!
No, si al final va a ser esto un blog de humor y todo...

Lazoworks dijo...

Será cabrón! Al menos es más divertida, coño. ¿Qué tiene "La tierra"? ¿A Dennis Hopper? ¿A Asia Argento?
Bueno, vale, tiene a Asia Argento (que se merece un tributo).
Venga, no me toque los huevos que tengo que ver el primer episodio de Walking Dead!

Anónimo dijo...

lo mejor de la horde es ese plano en la azotea, esta de puta mare, tiene varias escenas muy buenas, aunque en global es una peli polomitera, entretiene que es lo que importa y con mucho ritmo, y como dicen por ahi no es ninguna maravilla, el final me dio un poco de rabia, recomendable para adolescentes por sus momentos videocliperos,y las de Romero son todas buenas (algunas mejor que otras), vamos todas tienen algo de originalidad¡
saludos primo¡
chcxndal

Lazoworks dijo...

"polomitera"? Jaja!
Ya sabía yo que tú, como megafan de Romero, tendrías que decir algo.

Anónimo dijo...

la verdad es que tenia muchas espectativas y se hablo mucho de esta en el pasado festival de sitges, y al verla no me parecio tanto, vamos que es palomitera pero esta bien..La de las vampiras esa de paul, ¿existe en dvd?? si la tienes, el proximo cine forum ponla que tengo curiosidad tio,
saludos you
chxndal

Lazoworks dijo...

¿Vampiras? ¿Cual, el gran amor del conde drácula? Si, venga, ya te la pondré, putito. Trato hecho.

Larsvondick dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Larsvondick dijo...

No, si yo también soy hipermegafan del Romero, y una de las primeras pajas que me hice, allá por los 80, fué con los vaqueros ajustados de Lori Cardille en "El día de los muertos", pero eso no quita que "Survival" sea lo que es: una mierda seca... Y a las pruebas me remito: un guión y dirección mediocres, los peores maquillajes posibles (los zombies dan risa), personajes inconsistentes... Uuuuuf, son tantas y tantas cosas malas que es que incluso un bodrio direct to video como "Children of the Dead" es una maravilla a su lado (y no vale decir que tenía poco presupuesto porque "Diary" también contó con poca pasta pero al menos habría sido un final muy digno para la saga...)
Aaaaaah!!!
Menos mal que todavía tenemos a Darabont y su insuperable "Walking Dead"...

Lazoworks dijo...

Hostias si! Que serie más buena, joder!
Que zombies, que maquillaje, que historia, que bien filmao tó!
Ya se la enseñaré a mi primo el del Chandal y ya verá como se hace megafan también!

miquel zueras dijo...

Hola, Lazoworks. Tenía ganas de leer algo sobre La Horde después de su pase por Sitges, a ver si se estrena aquí. Sí que esasecuencia de un hombre solo escabechinando zombies recuerda mucho a Brainhead. Borgo.