jueves, 12 de agosto de 2010

Origen (2010): "Y ahora buscale la vuelta a Nolan"


Christopher Nolan es uno de esos directores que puede ser amado y odiado a partes iguales. Mientras hay algunos que, al igual que yo, encumbran sus "Batmans" a la categoría de obras maestras, otros muy amantes ellos de las cintas de Burton (¡e incluso de Joel Schumacher!), sueltan pestes sobre las películas del hombre murciélago interpretado por Bale. Y es que como siempre suele pasar, muchos pensamos que lo pasado da dos cientas mil patadas a cualquier blockbuster palomitero que se estrene en estos días.

Tim Burton, sin lugar a dudas, también realizó dos sendas obras maestras con su Batman (1989) y su Batman Vuelve (1992), y además creó la Gotham City ideal para ambientarlas (aunque también los hubo que se mostraron inconformes con el resultado [recordemos que Burton apenas conocía el cómic]). Nolan por su parte otorgó a sus cintas unas historias sólidas y, aunque nuevamente se alejaba de las viñetas (otro que desconocía el cómic), su carácter más “creíble” y su espíritu netamente de acción hizo que muchos espectadores volviéramos a creer en el Caballero Oscuro después de las dos incursiones de Schumacher (que aún siendo entretenidas carecían de personalidad alguna).

No es que me guste todo el cine de Nolan: de Following (1998) apenas recuerdo nada (algo que me hace sospechar que no era demasiado boyante); ese tremendo flashback llamado Memento (2000), por el contrario, ya me provocó más de un cortocircuito en la cabeza y desde que la vi me dejó con la boca abierto (pero aún así, creo que a veces, ese montaje invertido resultaba algo farragoso y el puzzle quedaba innecesariamente rebuscado [Irreversible de Gaspar Noe (2002), por ejemplo, una cinta que sigue el método del flashback continúo para contarnos la historia, me pareció más conseguido en ese sentido]); Insomnio (2002), el thriller protagonizado por Al Pacino y Hillary Swank, denostado por muchos, me pareció una de las cintas más elaboradas y certeras del director inglés; pero después de la soberbia primera entrega de “su” Batman y antes de la segunda, llegó El truco final (2006) y aquí uno ve que la cosa no funciona como debiera y ese enfrentamiento entre los magos interpretados por Christian Bale y Hugh Jackman (¿por qué será que NUNCA me gustan las películas en las que sale este tío?), no me hizo vibrar como lo habían hecho los anteriores trabajos de Nolan (El Ilusionista de Neil Burger, una película que también trata sobre magos y que se estrenó ese mismo año, me pareció mucho más entretenida y con menos pretensiones que esta).

Y así llegamos a Origen (Inception, 2010), un thriller fantástico sobre un grupo de ladrones que se introducen en los sueños de las personas para robar información valiosa de su subconsciente, y que es desde ya, una de las mejores películas que se podrán ver este año y por ende mucho me temo que la mejor película de la filmografía del realizador. La capacidad que tiene Nolan para adentrarnos en el espectacular universo onírico de la película sin perderse en fuegos de artificio es realmente encomiable. Matrix (1999), una de las películas con las que se suele comparar este film, por ejemplo, si llega a caer en esa trampa pese a tener un comienzo espectacular, así que, aunque innegablemente el film de Nolan no está exento de inspiraciones, su resultado es a todas luces original. Claro que se le puede buscar la vuelta a Nolan y ponerle pegas, pero ya me gustaría a mí que la mitad de los revienta-taquillas que se estrenan en las salas tuvieran la mitad de inventiva y buen hacer que la cinta que nos ocupa. Además, la película juega magistralmente con los sueños (y con los sueños dentro de los sueños), sin dar respiro alguno y con una trama llena de detalles que cualquiera que esté atento comprende a la perfección y que nos llevan a ese multiorgásmico final abierto que, me cago en Dios, es cojonudo.

Por si fuera poco en el reparto me topé con Tom Berenger. ¡Tom Berenger! Creo que no le veía desde en El corazón de la jungla (1993). ¿¡Qué tal viejo!? También pulula por la película Sir Michael Caine, Ken Watanabe y Cillian Murphy que ya colaboraron con Nolan en Batman Begins y El Caballero Oscuro, Tom Hardy (Bronson), Pete Postlethwaite (Alien 3), la buenorra Marion Cotillard (Nine), Ellen Page (Juno) y esa especie de sosias de Heath Ledger, Joseph Gordon-Levitt (como se parece el canalla). Y como no, Leo, que se podría decir que realiza una interpretación que complementa su papel de Shutter Island de Martin Scorsese, un film con el que también guarda cierta semblanza esta Origen.

En fin, que me ha gustado mucho. Que duraba casi dos horas y media y me quedé con ganas de más. Y a mí cosas de estas apenas me pasan ya, oiga. Paparruchas, paparruchas…

6 comentarios:

Kinski dijo...

Yo la vi 2 el mismo fin de semana, primero solo y después con los colegas, y aunque me gustó mucho (ese final!!) hay que reconocer que los momentos en los que Cobb recuerda a su familia se hacen largos y pesados, pero aún así es una gran peli.
Por cierto discrepo contigo acerca de The Prestige, particularmente creo que es la mejor película de Nolan, debe ser porque me encantan los films acerca de la envidia, rivalidad, rabia.
¿Qué te pareció Tom Hardy?, recordemos que es el futuro Mad Max.

angelpito injurioso dijo...

Este verano me tragado la serie "Perdidos"entera y ha sido el colmo de las realidades paralelas.Antes de "Matrix"ya hubo dos flins que acertaron bastante en el asunto,"Dark city"Nivel 13" y las del Freddy Krueger y asin.Por cierto,¡como le tomaban el pelo al tipo del "Memento".

Lazoworks dijo...

Tom Hardy me pareció de lo mejorcito del film. Además, si puedes, te recomiendo "Bronson" en la que da vida a un famoso y peligroso preso de Gran Bretaña.
Pedazo de actor y pedazo de película!!

Lazoworks dijo...

Por cierto, Angelpito, Perdidos es una de esas series que tengo pendiente. Tal vez cuando tenga 80 años me dé por verla...

PEPE CAHIERS dijo...

Veo que "Memento" ha sido motivo de más de un cortocircuito mental, que en mi caso llegó a la categoría de colapso general que derivó en un coma neuronal. Yo también tengo pendiente "Perdidos", pero cada vez que intentaba engancharme era como subirse a un F-18. "El caballero oscuro" obra maestra indiscutible.

Kinski dijo...

Vi Bronson en su momento y no me gustó el enfoque que el director le di a la historia aúnque debo admitir que Hardy da un recital. Creo que la manera de contar historias del tal Nicolas Winding Refn no va conmigo pues con Valhalla Rising me pasó lo mismo pero la actuación muda de Mads Mikkelsen mantiene el interés.
Perdidos hay que verla aunque sea para ponerla a parir con conocimiento de causa.