lunes, 13 de octubre de 2008

JCVD (2008)


Está es sin duda una de las mejores películas que he visto en el Festival y una de las que mejor sabor de boca me ha dejado. Es una lástima escribir cuatro tonterias sobre esta película, porque la verdad es que merece ser vista, y todo lo que escriba yo o quien quiera que sea, no servirá de nada, solo para joder la sorpresa inicial de la película. Si no queréis que os amargue y joda la película a todos aquellos que no la han visto, dejad de leer y disfrutar de la película sin que nadie os diga nada acerca de ella. Me lo agradeceréis. Ahora si os pica mucho la curiosidad o ya la habéis visto, seguid leyendo...


Un Jean-Claude Van Damme decaído y en horas bajas se ve inmerso en un atraco a mano armada. ¿Que le ha sucedido al gran astro belga? ¿Tan mal le han ido las cosas en la vida? Y es que las cosas no son como antes, ahora no le ofrecen buenos papeles y se los dan a Steven Seagal (porque se ha cortado la coleta), sus películas se estrenan directamente en DVD y jóvenes directores asiáticos le exprimen hasta la saciedad olvidando que tiene 47 años. Pero por si fuera poco, JCVD está en proceso de separación con su mujer y su hija se avergüenza de él.

En una de las secuencias (la mejor) Jean-Claude Van Damme es elevado hacia arriba, muy por encima de todo lo que le rodea y por encima del falso plato que emula un banco. Es allí en las alturas, rodeado por los focos, cuando el mito se desnuda ante todos nosotros y muestra su lado más humano. Esta secuencia se ideo de este modo porque Van Damme no quería cruzar la mirada con nadie del equipo, quería quedarse a solas con la cámara. Contarle todo lo que siente. Me fascinó la manera como este MITO se desmitificaba para mostrar todos sus sentimientos y tristezas, para convertirse al fin y al cabo en HOMBRE. Los golpes que Van Damme da en esta película no son aplaudidos sino son juzgados por todos nosotros, los espectadores.

Por otro lado se hace un guiño a la espectacular a Tarde de Perros, protagonizada por Al Pacino y John Cazale, ya que en JCVD, Zinedine Soualem lleva el mismo peinado y una vestimenta similar a la que lucía Sal, el personaje que interpretó por Cazale en la película de Sidney Lumet.
Por fin todo el mundo podrá decir que les gusta una película de Jean-Claude Van Damme sin ningún tipo de complejos. (¡Si que pasa! ¡Me gusta Cyborg!). JCVD es divertida, trepidante y verdaderamente conmovedora. Además estoy deseando ver la segunda película de Van Damme como director tras The Quest (1996).


Mabrouk El Mechri, director de JCVD, en Sitges.

Titulo original: JCVD (Francia/Bélgica/Luxemburgo, 2008)
Director: Mabrouk El Mechri.
Guión: Mabrouk El Mechri, Frédéric Bénudis & Christophe Turpin.
Actores: Jean-Claude Van Damme, Zinedine Soualem, François Damiens...

2 comentarios:

El Abuelito dijo...

Por lo que leo en su blog, me parece que no me voy a prder ni esta ni la del Bueno el Feo y el Raro, que por más que ma vayan las roñas, también me gustan cositas de ahora!

La abadía de Berzano dijo...

Ya hay ganas de verla, que todos los que habláis de ella la ponéis muy bien.