domingo, 30 de diciembre de 2012

BEST WORST MOVIES (1)


Después de ver "Best Worst Movie" de Michael Paul Stephenson, documental que trata sobre el fenómeno suscitado por la estrambótica "Troll 2" de Claudio Fragasso - considerada por muchos como la peor película de la historia del cine -, no me he podido resistir y he decidido acabar el año con un pequeño listado casi improvisado (que seguiré expandiendo) sobre los peores films de la historia del cine. Primero Ed Wood, después "Troll 2"... No, estos yanquis no tienen ni idea de lo que es una MALA PELÍCULA de verdad, así que agarrense los machos que empezamos:

-Dracula (The dirty old man). William Edwards, 1969: esta suerte de película erótica (o algo así) con el Conde Alucard y el hombre chacal (una suerte de hombre lobo con careta de goma típica de carnaval) es una de las más insoportables películas que he tenido que sufrir. Un guión que no hay por donde cogerlo y un doblaje (en el que una voz masculina llega a doblar a varios personajes, femeninos incluidos [al parecer se perdió parte del audio y tuvieron que remediarlo de esta forma]) que pone los pelos de punta, hacen de este film un verdadero tormento.

-Orgy of the Dead. A. C. Stephen, 1965: la gente tiende a decir que Ed Wood fue el peor director de la historia del cine. Sin embargo encontramos que su peor película no la llegó a dirigir, sino que sólo llegó a escribir su guión. Se trata de este cócktel sin sentido en el que la momia, una vampira, un tipo con capa y el hombre lobo comienzan a contar chistes, mientras que un puñado de (eso si) hermosas damiselas se desnudan para disfrute del espectador.

-El Equipo Ahhgg. José Truchado, 1989: Si "The Brown Bunny" de Vincent Gallo levantó las iras de más de uno, por tratarse de una road movie aburrida en la que no pasa (casi) nada, "El equipo Ahhgg" nos metía en una comedia tontorrona y sin gracia que tiene como excusa parodiar la serie de televisión "El Equipo A". En esta, como en la película de Gallo, hay infinidad de tomas extra largas de carretera, aunque lamentablemente (o por suerte) no termina con una escena de sexo oral explícita. Pero para contrarrestrar tenemos al impresionante Kimbo (que hace de M-30) que, sin venir a cuento, se pega un baile díficil de olvidar.

-El hombre rata. Anthony Ascot, 1988: una de las cumbres del cine chapucero y de mal rollo protagonizado por el actor más pequeño del mundo (o uno de ellos, no lo tengo claro), Nelson de la Rosa, que para la ocasión hace del hombre roedor del título y que años más tardes lograría colarse en una producción mainstream junto a Marlon Brando nada menos, en la fallida y última revisión de la Isla del Dr. Moreau. Sólo para estómagos y mentes resistentes.

-The nail gun massacre (aka Dimensión masacre / Nail Gun - Pistola de clavos). Bill Leslie & Terry Lofton, 1985. ¿Se imaginan una versión de "I spit on your grave" con un misterioso asesino que utiliza una pistola de clavos como arma y que oculta su identidad bajo un casco de moto? Pues bueno, aderezcan la cosa con un look de estar por casa, unas interpretaciones acartonadas, unos efectos especiales a base de ketchup y pegamento y un guión que no haría ni un niño de doce años, y tendrán este insufrifle "rape &vengeance". Un film rematadamente malo y aburrido en el que se agradece algún diálogo tronchante y algún destete de lo más suculento. 

-Al oeste de Río Grande. José María Zabalza, 1983. Eurowestern tardío y accidentalmente experimental, protagonizado por Aldo Sambrell y realizado mediante el habitual modo de resaca y melopea a la que nos tenía acostumbrado el bueno de Zabalza durante gran parte de su filmografía. Un film con el que te pueden sangrar las pupilas y una tortura inaguantable que, por si fuera poco, además de no tener apenas trama (una mujer vaga por gran parte del territorio "americano" en busca de ayuda, después de que su marido se quede atrapado bajo unas maderas), resulta ser al final una tomadura de pelo DESCOMUNAL (como no encuentra a nadie que la ayude, decide quitar las maderas que inmobilizan a su marido... ¡¡ELLA MISMA!! ¡¡JODER, Y CON SUS PROPIAS MANOS!!).

-Sevilla Connection. José Ramón Larraz, 1992. Existen pocas películas españolas protagonizadas por  cómicos españoles que sean realmente buenas, pero es que esta es una auténtica tragedía. José Ramón Larraz, otrora director de verdaderas obras maestras como "Las hijas de Drácula", terminaba su filmografía con esta desfachatez con Los Morancos en plena faena y que arranca con un pequeño prólogo rodado en Miami (para que se viera el presupuesto, cojones), para meternos en una sucesión de "gags" sin puta gracia y en la que por haber, hay hasta frankfurts explosivos. ¡Omaítaaaaa!

CONTINUARÁ...

5 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Buena selección, aunque no se si por suerte o por desgracia no he visto ninguna de ellas. Feliz año nuevo amigo Almodóvar... perdón quise decir consuegro!!!

Anónimo dijo...

Para mí, una de las peores películas de todos los tiempos (el cual tuve que ver hasta el final) es "Carretera y manta" (2000), de un tal Alfonso Arandia, un asco total. Nadie lo salva.

Lazoworks dijo...

Pepe: mucho me temo que, conociéndole, más bien sea una suerte que no la conozca.

Anónimo: ¿Asco total? No me ponga los dientes largos que me la veo... ¡¡Que estoy muy loco!!

Alimaña dijo...

Tremendas cada una de las pelis en su estilo. Un saco de inmundicia para el deleite del observador mas desprejuiciado...

Tengo que hacerme con una copia de "Orgy of the Dead", no la he visto, pero ya por el título me atrae como las moscas a la mierda.

Feliz año nuevo compañero.

Lazoworks dijo...

Alimaña: Bueno, no le garantizo gran cosa, pero para unas pajillas vale. Jajaja ;)