domingo, 13 de mayo de 2012

JENNY (2012)



Título: JENNY
Duracción: 4'36"
Director: Julio Cerrillo.
Guión: Julio Cerrillo, Pedro Martínez y Juan P. Rodríguez.
Actores: Paco Menta y Pedro Martínez.

Aquí lo tienen. Puesta en escena impecable, títulos de crédito sobrios, actuaciones (casi) profesionales, una botella de vino tempranillo y mucho dolor en su interior. Jenny, el último corto directo a la mandíbula de Julio Cerrillo. Algo está cambiando en el "troncho-cinéma".

6 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Jajajajaja, que cabrona la Jenny, cuando lo espera no te da ni la hora, pero si te pilla a traición se pone hasta el latex. Eso si de niquelada nada de nada.

almigmon dijo...

Definitivamente, se tenían que haber pimpla'o la botella entera o no haberla tocado después de abrirla... ¡¡¡Qué jodidos de aguantar son los primeros planos para un actor sobrio no alcohólico!!!

El guión un poco predecible aunque eso no importa, es asumible pero... ¿cómo te diría? Impreciso, no remata bien el juego de la semidepilación, no resulta creíble.

Un amigo como dios manda, se folla a tu futura esposa, sí, pero coño, te dice primero que no te preocupes por el fiasco de la noche de bodas que eso es lo normal en esos casos y para que no te chines con lo de la premeditación malsana de la Jenny, le aseguras que te consta que por bien que se lo quiera montar, nunca se depila más arriba de la rodilla...

Eso es un amigo, hombre, nada de contar batallitas así como que no me entero de a quién me he folla'o pero te digo que se pasa la depilady por la misma zona que la zorra de tu mujer. Eso no se hace, hombre, una cosa es que te folles a la Jenny, que hasta ahí, bien, es comprensible hasta sin látex pero, ¿qué le dejes a tu colega con la zozobra de la desidia conyugal? Eso no se hace, coño, eso no se hace...

Menos guión y más improvisación, la historia habría ido rodada en la misma dirección, una vez planteado el tema sólo tenía una salida. En cualquier caso, no es en absoluto un ejercicio fracasado, hay mucha verdad en este corto (incluido ese aparador de Banak Importa de clase alta-media-baja), un pelín menos encorsetados y habría sido una obra maestra. Mi calificación ** sobre cinco. Tranqui, chicos, os ha faltado un tris para llegar a rozar lo sublime... Perseverad.

almigmon dijo...

Ups, la calificación era *** sobre cinco, puto tecla'o inalámbrico...

lazoworks dijo...

Pepe: para que vea, Pepe. Para que vea como son las mujeres... Jajjaja!

Almigmon: esta vez, amigo, ha fallado y no porque crea que no tiene razón... Sino porque en este corto ni había guión, ni los actores estaban sobrios (una botella de vino entera)... fue toooodito improvisado y grabado en apenas dos horas, compañero.. Esto que acaba de ver es tan sólo un fragmento de la cantidad de chorradas que se dijeron aquella noche. Con un poco de suerte, Julio se anima y cuelga un segundo. Eso si, por supuesto, seguiremos sus indicaciones e intentaremos llegar a lo sublime. Perseverancia que dicen!

Muchas gracias por vuestros comentarios y por haber visto el corto. Ya iremos colgando más cositas de estas. Gracias, gracias, gracias!

almigmon dijo...

Entonces es que pimpláis de cojones, nene, porque un brillo en los ojos sí había, sí, pero no el pedo indecente que tal exaltación de los sentimientos se merece. Je, je, je... Lo del guión ya decía yo que algo raro había (bueno, más concretamente en el desenlace de la trama como te decía)... ¿no sabes esa máxima que dice que la vida es un mal guión para colmo predecible porque al final siempre el prota se muere? Pues algo de eso ha debido haber...

(Un secreto, a mí lo que de verdad me ha faltado es el desgarro, vamos el que no acabaran a ostias porque con la Jenny sigo erotizado, gran acierto el no sacar ni siquiera una foto de carnet)

Un abrazo y a seguir...

almigmon dijo...

Ah! Y a ver si Julio se anima...