domingo, 1 de abril de 2012

HISTORIAS DE MATTEL: LOS OLVIDADOS

video
HISTORIAS DE MATTEL
episodio 0 (Piloto): "Los olvidados"
Duración: 4' 25" aprox.

(NOTA: Como creo que es la única crítica que ha sabido ver más allá de la falta de medios y las pajas de mis trabajos rudimentarios, está escrito con sumo gusto, sentido del humor y es desenfadada, me van a permitir que a continuación les muestre un hermoso comentario/crítica del amigo "Almigmon". Aunque eso si, para todos aquellos que piensen que la incluyo porque es, digamos, favorable, que sepan que de haber sido una crítica negativa/destructiva pero igual de sabia, habría obrado del mismo modo. Muchas gracias por su tiempo y escribir este pedazo de comentario tomándose la molestia de analizar esta desfachatez artística. Me ha salvado de una úlcera, compañero).


Y la crítica opina:


"Prometedor comienzo de una serie que promete grandes momentos de cine casero. En un primer momento, uno podría caer en el error de identificar esta historia urbana con un relato insustancial del tan manido tránsito de la adolescencia a la madurez, pero no, no se queda ahí. 

Y no se queda ahí, porque hay que ver qué bien retrata esta sitcom el día a día del joven español (europeo, incluso) medio: parado, sin estudiar, sin nada que hacer, sin objetivos claros a medio o largo plazo, sin creencias religiosas que alivien el sinsentido de la vida, sin que ningún jefe cabrón y tirano juegue ya contigo y sin posibilidades a mano para cambiar la situación excepto la de caer (o recaer) en la delincuencia (oportunísima la referencia visual a esta lacra social la del primer plano del póster de Al Pacino en Scareface y el inserto de los Rebujitos)... 

Eso sí, en lo que se tenga donde vivir se está a gusto de cojones sin hacer nada, para qué engañarnos, de ahí que los protagonistas, al ser juguetes rotos, retraten tan fielmente el inmovilismo social de la juventud actual... Aunque, claro, la punzada existencialista siempre está ahí, ¿no? Esa jodida vocecita que se empeña en decirte que no estás aprovechando bien la vida, to'l puto día metío en casa haciendo la nada en dos platos, que te obliga a buscar un trabajo y tal.

Menos mal que, para compensar, también contamos con esa otra voz interior que nos dice que es cosa de "la sociedad, que no hay trabajo, ni hay un duro" que si no el drama psicológico estaría asegurado.

Como se podrá apreciar a estas alturas de este comentario propio de un crítico frustrado, no me estoy refiriendo en absoluto al soez pajillero adicto a los 30 segundos gratuitos de cortesía de las páginas porno de internet que sale al final del capítulo (que también se ajustaría al perfil medio del joven español y al mío propio), sino de la clara alegoría representada por esos dos peluches cargados de razones (alter egos del susodicho para más inri) para odiar su vida y adorarla al mismo tiempo.

Y ya en el plano estrictamente personal diré que me gusta porque me siento muy identificado, concretamente, con Jhonny y no sólo porque las chicas digan que soy un osito de peluche adorable, sino, porque yo también me he visto en la obligación de tener que acostarme con algún que otro hombre lobo que la noche anterior, curiosamente, parecía otra cosa. Asco de vida..." 

En la escala de 5 estrellas de la Revista 'Troncho Cinema hoy' le doy ****


Almigmon

9 comentarios:

Anónimo dijo...

te está pasando como a eduard wood, vas a acabar haciendo porno en tus fines

angelpito injurioso dijo...

Macho,aprende a escribir,revisa el titulo... (pareces el Pontius escribiendo) por cierto,que yo también
tengo una novedad:
http://www.legadosdelmisterio.net/index.php?topic=938.0
La última revistilla con dibujis míos que ha sacado la web FDM por cierre,menos mal que hemos creado otra:LDM ahí me tienes enredando.

angelpito injurioso dijo...

je,je, parece que te has dado cuenta,no se te ha "olivado" de corregirlo...por cierto,a ver si te pongo ese vídeo en la pagina del Troncho-cinema,es que tengo mucho lio con los legados del misterio.

miquel zueras dijo...

Ja, ja, muy divertido. Me pregunto si mi cuervo disecado también mantiene conversaciones existenciales con el robotito que tiene al lado en la estantería. Saludos. Borgo.

almigmon dijo...

Prometedor comienzo de una serie que promete grandes momentos de cine casero. En un primer momento, uno podría caer en el error de identificar esta historia urbana con un relato insustancial del tan manido tránsito de la adolescencia a la madurez, pero no, no se queda ahí.

Y no se queda ahí, porque hay que ver qué bien retrata esta sitcom el día a día del joven español (europeo, incluso) medio: parado, sin estudiar, sin nada que hacer, sin objetivos claros a medio o largo plazo, sin creencias religiosas que alivien el sinsentido de la vida, sin que ningún jefe cabrón y tirano juegue ya contigo y sin posibilidades a mano para cambiar la situación excepto la de caer (o recaer) en la delincuencia (oportunísima la referencia visual a esta lacra social la del primer plano del póster de Al Pacino en Scareface y el inserto de los Rebujitos)...

Eso sí, en lo que se tenga donde vivir se está a gusto de cojones sin hacer nada, para qué engañarnos, de ahí que los protagonistas, al ser juguetes rotos, retraten tan fielmente el inmovilismo social de la juventud actual... Aunque, claro, la punzada existencialista siempre está ahí, ¿no? Esa jodida vocecita que se empeña en decirte que no estás aprovechando bien la vida, to'l puto día metío en casa haciendo la nada en dos platos, que te obliga a buscar un trabajo y tal.

Menos mal que, para compensar, también contamos con esa otra voz interior que nos dice que es cosa de "la sociedad, que no hay trabajo, ni hay un duro" que si no el drama psicológico estaría asegurado.

Como se podrá apreciar a estas alturas de este comentario propio de un crítico frustrado, no me estoy refiriendo en absoluto al soez pajillero adicto a los 30 segundos gratuitos de cortesía de las páginas porno de internet que sale al final del capítulo (que también se ajustaría al perfil medio del joven español y al mío propio), sino de la clara alegoría representada por esos dos peluches cargados de razones (alter egos del susodicho para más inri) para odiar su vida y adorarla al mismo tiempo.

Y ya en el plano estrictamente personal diré que me gusta porque me siento muy identificado, concretamente, con Jhonny y no sólo porque las chicas digan que soy un osito de peluche adorable, sino, porque yo también me he visto en la obligación de tener que acostarme con algún que otro hombre lobo que la noche anterior, curiosamente, parecía otra cosa. Asco de vida...

En la escala de 5 estrellas de la Revista 'Troncho Cinema hoy' le doy ****

angelpito injurioso dijo...

Ya ha ingresado en el club del troncho-cinema esta joya flinimatografiquica.(http://vimeo.com/39596059)

Lazoworks dijo...

Sr. Cerrillo (anónimo): jajaja! Tomo nota.

Angelpito: MUCHAS GRACIAS, COMPAÑERO. POR TODO. POR AVISARME DE MI ERROR, POR PASARLO AL VIMEO... POR TÓ. ES USTED UN SOL.

Miquel: Tenga usted cuidado... Ay, si los objetos inanimados que nos rodean pudiesen hablar... La de aventuras que he pasado en mi cuarto, jejeje...

Almigmon: oiga, que gusto de comentario... Me ha sorprendido!!! Jamás soñé que alguien se pusiera a analizar un corto protagonizado por peluches y muchos menos que se sintiera identificado por uno de ellos!! Pero que quiere que le diga, me ha llegado al corazón... Estoy en una deuda eterna con usted, compañero. Gracias por fijarse en los detalles (que en este corto nada es está puesto porque si, hasta el título tiene su qué [aunque bueno, lo del cuadro de Scarface no fue intencionado, pero muy buena la observación]). Pues eso, que muchas gracias. De momento, permítame que adjunte estas bellas palabras al corto, joder, que está muy bien.

Anónimo dijo...

vaya tela primo¡ no esta nada mal, lo del hombre lobo me ha hecho bastante gracia, saludos¡

almigmon dijo...

Eres un exagera'o, muchas gracias por incluir este ejemplo del nuevo género de crítica cinematográfica inventado por mí, es decir, la troncho-crítica en tu entrada.

Está hecha desde la admiración, la sinceridad y la retranca más absoluta, me alegro de que te haya gustado.

Además, la he hecho porque estoy convencido desde que caí por aquí de que, independientemente de tus pretensiones, es decir, independientemente de que sólo sea un hobby y no pretenda ser nada más que eso (y nada menos), o utilices este blog como una forma de expresión artística más o menos premeditada, o realmente desees en serio 'vivir' de esto, estoy convencido, decía, de que tienes algo, un algo que me permite decirte, con toda la sinceridad del mundo y sin que te sirva más que como opinión de un 'desconocido', que tus 'trabajos caseros' resultan más interesantes que la mayoría de los arranques de las series televisivas, que la inmensa mayoría de las pelis americanas actuales y, ni que decir tiene, de las españolas.

Y no es adular por adular, lo digo muy en serio, con unos cuantos medios más y seguramente, por lo que intuyo, con más tiempo no tendrías demasiados problemas para convertirte en el Ed Wood del cine español (y quizá otro no, pero seguro que esta referencia al maestro de los maestros, tú sí lo tomas como lo que es, un halago)

Pero que no se te suba a la cabeza, ¿eh? o acabarás como Amenábar: forrado, sí, pero haciendo bodrios del tamaño de 'Mar a dentro' o de 'Hypathia'.

Un abrazo y a seguir.

PD: A ti la angora, como tejido, ¿qué te parece?