miércoles, 31 de agosto de 2011

SITGES 02

Allá por el año 2002 el Festival de Sitges realizó un digno homenaje al spaguetti-western (o más bien dicho, al Eurowestern) con motivo del estreno de la genial película de Alex de la Iglesia, 800 Balas. Filme que el director vasco prefirió presentar en Sitges y pasar del Festival de San Sebastian ya que, según él, en esta localidad catalana se le trataba mucho mejor. La verdad es que aunque no pude ver la película en aquella edición, me hizo especial gracia ver al realizador de El día de la bestia junto a su mujer y sus hijas (ahora no recuerdo si tenía dos o era una solamente), campando por la ciudad. En dicha retrospectiva se pudo ver la obra maestra de Joaquin Romero Marchent, Antes llega la muerte, así como la conocida Django de Corbucci, Cara a cara de Sergio Sollima, la canónica Por un puñado de dolares de Sergio Leone o un rarísimo western txecoslovaco llamado Limonádovy Joe aneb Konská Opera (Lemonade Joe) de un tal Oldrich Lipsky, que no es otro que el gran director de la deslumbrante comedia Happy End (1967).

Entre las películas que se pudieron ver aquel año cabría destacar Cabin Fever de Eli Roth; The Eye de los hermanos Pang; la licántropa Dog Soldiers de Neil Marshall; la última obra maestra de Brian de Palma, Femme Fatale; las psicopáticas May de Lucky McKee y Ted Bundy de Matthew Bright; Snake of June del siempre interesante Shinya Tsukamoto; Spider del maestro David Cronenberg; la aburrida Dolls del por otro lado excelente Kitano; Happy Now de Philippa Collie-Cousins con una primeriza Emmy Rossum (¡que mala suerte que ha tenido esta chica en su carrera!); la tercera parte de Dead or Alive, Agitator e Ichi the killer del incansable Takashi Miike; la primera entrega de la trilogía de la venganza perpetrada por Park Chan-wook, Sympathy for Mr. Vengeance; Irreversible del polémico Gaspar Noe; la descacharrante Mucha Sangre de Pepe de las Heras, en la que Paul Naschy hacía las veces de gángster-alienígena jodeculos; la excelente Las reglas del juego de Roger Avary; y por último cabría destacar un amplio recorrido por diferentes películas rodadas por la lejana Australia y Nueva Zelanda con películas como La última ola y Picnic en Hanging Rock de Peter Weir, Harlequin de Simon Wincer; la película del jabalí asesino, Razorback de Russell Mulcahy, y Mal gusto y Criaturas Celestiales del otrora grande Peter Jackson.

Mi elección a la hora de elegir película fue la más razonable pero no la mejor. Es decir, si año tras año venía viendo una película y, la verdad, no eran muy memorables, ¿qué mejor que ver una maratón de tres películas? Alguna de las tres sería buena, ¿no? Pues no, no mucho... La verdad es que no recuerdo que fueran gran cosa y mi desentreno a la hora de ver películas a altas horas de la madrugada y una seguida de la otra, jugó en mi contra. Así pues, la primera película que vimos fue la francesa (aunque con participación catalana de la mano del actor Adrià Collado) Bloody Mallory, un engendro de la que apenas recuerdo nada y que jamás volveré a ver. Aún así, aquí les dejo la sinopsis que exponía el folleto del festival: "la joven Mallory, una telépata y una dragqueen tienen 24 horas para liberar al Papa de su secuestro. Petardeo y terror infernal". De la siguiente, también francesa, si que no me acuerdo nada de nada ya que supongo que aquí uno ya no podía más y se echó una siestecita. Se trata de Samoraïs de Giordano Gederlini y la sinopsis rezaba lo siguiente: "un demonio nacido en el Japón feudal sobrevive hasta nuestros días y tiene mucho que ver con una secta que comercializa un videojuego de lucha". La tercera si que pintaba algo mejor, se trata de la alemana The Antman, un film con un estilo visual bastante potente... Lamentablemente me es muy difícil decir hasta que punto estaba de bien porque una vez más el sueño hizo mella en mi... "En el desierto mexicano, Loco Satano tiene un plan perverso: crear un híbrido entre un hombre y una hormiga. Trama desvergonzada con espíritu de serie B"

Los principales premios de aquel año fueron:

MEJOR PELÍCULA: Dracula, pages from a Virgin's Diary de Guy Maddin.
MEJOR DIRECTOR: David Cronenberg por Spider.
MEJOR ACTOR: Jeremy Northam por Cypher.
MEJOR ACTRIZ: Angela Bettis por May.
MEJOR GUIÓN: Lucky McKee por May.
PREMIO ORIENT EXPRESS ex-aquo: Agitator de Takashi Miike y Bad Guy de Kim Ki-duk.
PREMIO HONORÍFICO MÁQUINA DEL TIEMPO: David Cronenberg y Guillermo del Toro.
PREMIO HONORÍFICO LA GENERAL: Dino de Laurentiis.

Por último destacar que Guillermo del Toro andaba por el Festival presentando "Asesino en serio" junto a Santiago Segura, ambos productores del film. Guillermo del Toro se mostró muy simpático y hasta me hizo un dibujito, el tío. 

3 comentarios:

Kinski dijo...

Harlequin de Simon Wincer, cojonuda. de tan rara que la querían hacer les salió una peli "genial".

Quimérico Inquilino dijo...

Buen año el de 2002 por lom que veo, aunque no tuvieras suerte en tu maratón, jejeje.. Envidia que me das de poder pasarte por aquellos lares...

Lazoworks dijo...

Tienes toda la razón del mundo Kinski.

Quimérico, la verdad es que mi suerte no cambiaría hasta el 2004. Paciencia...