sábado, 6 de agosto de 2011

SHOCKMASTERS: WILLIAM LUSTIG

Aunque sé que eres un gran fan del género del horror, - tu pasión se vio en MANIAC -, has sido más reconocido por tus películas de acción. ¿Sientes que tu filmografía te ha hecho poca justicia? ¿Quizás no se ha conseguido todo lo que deseabas?

Cuando me encuentro entre películas, como ahora, reflexiono sobre los films que he hecho y lo que debería intentar hacer en la siguiente. Intento ser honesto a la hora de evaluar mi carrera y en que dirección me gustaría ir. (…) De pronto, proyectos que nunca había pensado, comienzan a llamarme la atención. Cuando un proyecto me excita, no pienso en nada por el simple deseo de verlos realizados. La pasión controla mis mejores decisiones. MANIAC COP 3 fue una decisión monetaria que sabía que era un error desde el principio. Entonces gasté alrededor de un año trabajando para nada en un proyecto que de la noche a la mañana pasó de ser una película de bajo presupuesto a otra de estudio por 20 millones de dólares. Mi recompensa fue ser sustituido. Esto es por lo que me involucré en MC3, porque necesitaba el dinero, pero me sentía amargado y furioso con el mundo. Injustamente descargué mis resentimientos hacia los inocentes productores y probablemente cualquier persona involucrada en la película.

¿Cómo y cuando se desarrolló esa pasión por el género?

Siempre he indicado en mis entrevistas que mi pasión por el género ha estado conmigo desde hace tanto que ni lo recuerdo. Dirigir películas es lo único que he querido hacer. Cuando iba a la escuela hacía campana para ir a ver películas en la 42nd Street. Quería ver unas diez películas al día. Entonces, en los cines de la 42nd Street exhibían desde películas artísticas hasta las más baratas exploitations. Me quedaba impresionado con las películas de Argento, Leone, Frankenheimer, Peckinpah, Friedkin, Downey y muchos más. Cines como el Bleker Steet Cinema, el Thalia y algunos otros, proyectaban viejos films y a día de hoy sigo teniendo ese insaciable apetito por ese tipo de películas. Las películas de acción y terror son mis favoritas por la reacción de la audiencia. En Nueva York, los espectadores gritaban y voceaban durante las proyecciones, y nunca he visto algo así en ninguna otra parte del mundo. Te voy a contar un secreto, cuando estoy dirigiendo en el set, miro la escena y escucho en mi mente la reacción de la audiencia. Se que suena algo demente, pero es verdad.

Los críticos suelen referirse a MANIAC como un film mezquino y extremo. ¿Cuál es tu interpretación de “mezquino” y cual es el espíritu que se esconde tras el film?

Recientemente he visto MANIAC por primera vez en diez años mientras remasterizábamos la película para un nuevo laser disc y para la televisión italiana. Joe y yo nunca intentamos que la película tuviera un espíritu “mezquino” en ningún momento. Nuestra meta era hacer el filme de terror definitivo por tan solo 48.000 dólares, todo el dinero que teníamos entonces. Estamos de acuerdo en que el film serviría de lucimiento para Joe y que lo que distinguiría al film de otras películas de terror, sería que traspasaría el límite en su intensidad y violencia gráfica. Si las películas de terror son como montañas rusas, MANIAC fue la prueba de que conseguimos nuestras metas. Sin embargo, desde que se realizó en 1981 ha tenido un contragolpe que parece provocado por la prensa especializada. Mi teoría es que fue uno de los primeros films abiertamente trastornados, que mostraba el horror que existía en un hombre “normal”. La película no tenía ningún asesino sobrenatural ni ninguna escena gótica que marcara una distancia en el espectador. Eliminamos deliberadamente la policía, por lo tanto el film nunca pierde intensidad. Además, debido al bajo presupuesto, la película tiene una especie de aire documental. MANIAC estaba inspirado en los acontecimientos de asesinos en serie reales que aparecían en las noticias. De hecho, Joe realizó una intensiva búsqueda de este tipo de personas durante la escritura del guión. Él estaba decidido a que su personaje tuviera sus raíces en la realidad. Después de ver el film, siento que su caracterización es mejor de lo que yo recordaba. Pienso que los críticos que escriben cosas negativas sobre la película estaban esperando ver una película de terror normal y no estaban preparados para una que fuera verdaderamente trastornada.

Tu carrera empezó con un par de películas porno. ¿Cuál es el camino establecido en este tipo de películas?

Empecé trabajando en películas porno cuando aún estaba en el instituto – demasiado joven para ver este tipo de filmes. Entonces el porno era muy chic. Rodaban en 35mm y estaban distribuidas en cines por todo el mundo. De hecho, periódicos como el New York y el LA Times las reseñaban. Esta fue la escuela donde aprendí cada faceta de cómo se hacía una película. Fue una educación que me permitió dirigir mi primera película con 21 años. Siempre estaré muy agradecido a la industria pornográfica por su instrucción. Aún así, sólo dirigí dos películas porno – en un total de unos 12 días.

¿Como te vino la idea para realizar MANIAC, y como fue tu colaboración con Joe Spinell?

Joe y yo nos conocimos en una productora donde nos dejaron colgados. Él y yo empezamos a ver películas juntos. A él le encantaba ver cualquier película en cualquier momento. Su amigo, Sylvester Stallone acababa de hacer ROCKY, así que Joe quería realizar su propia película. A nosotros nos encantaban las películas de terror, pero nos sentíamos defraudados con la mayoría que veíamos. Sabíamos que podíamos hacer una película de horror que omitiera a los “buenos”. El guión lo escribimos Joe y yo, él escribió su personaje y yo el resto.

Hace algún tiempo, un periodista me enseñó un trailer llamado MANIAC II. Spinell salía en él y supuestamente ocurría después de su muerte. ¿Estabas implicado en este proyecto? ¿Qué sabes de él? ¿Alguna vez te ofrecieron realizar una secuela de MANIAC?

Joe quería que colaborase en una secuela de MANIAC, pero yo quería hacer otros proyectos. Entonces Joe conoció a Buddy Giovinazzo y ellos realizaron el trailer de MANIAC II que viste. En 1988, Andy Garroni y yo vendimos nuestros derechos a un agente extranjero que puso el dinero para que la protagonizara Joe. Tristemente, Joe murió en enero de 1989 mientras la película continuaba en pre-producción.

Tú has mantenido que BADGE OF SILENCE (MANIAC COP III), es sólo parcialmente tuya, ya que abandonaste antes de la edición del film. ¿Podrías aclararnos esto?

Fue la primera vez que la serie tenía a otras personas involucradas en el proceso creativo además de Larry y yo. Hay una definición que puede lo defina “habían muchos cocineros en la cocina…” Larry dejó el proyecto dos meses antes de rodar. Yo también tendría que haber hecho eso, pero necesitaba el dinero, por lo tanto permanecí callado (no soy muy bueno en este sentido) durante el rodaje. Cuando llevábamos 24 días de rodaje dejé el proyecto porque sentía que me estaba convirtiendo en el principal problema de la producción. Las políticas son un cáncer que resultan fatales a las películas.

¿Como conociste y empezaste a colaborar con Larry Cohen? ¿Te gustan sus películas?

Larry y yo nos conocimos por primera vez en 1983 cuando estaba en Los Angeles realizando VIGILANTE. Un amigo de ambos hizo de intermediario. Fuimos a comer al Muss & Harrington. Cuando lo conocí me quedé muy impresionado y probablemente todavía lo siga estando. Era un admirador de su trabajo y no podía creer que lo hubiera conocido. Dimos una vuelta hasta el cine Hollywood Pacific donde proyectaban VIGILANTE. Recuerdo que la mayoría de sus comentarios fueron negativos pero muy agudos. En 1987, me mudé a mi apartamento de Nueva York cuando Larry me llamo para invitarme a comer. Estaba en Nueva York haciendo un casting para una película cuando se encontró con mi tío, Jake LaMotta. Durante esta agradable comida nació MANIAC COP. Nuestra colaboración consistía en que Larry escribiera el guión y yo produjera (en los créditos sale sólo Larry Cohen como honor [N.: también puede que sea por honorarios, y no por honor, a la hora de traducirlo no sabía por donde enfocarlo]) y dirigiera. Frecuentemente le llamaba durante la producción para revisiones y consejos. Una vez terminado Larry vio el director’s cut de la película y me dio ideas para mejorarla. En MC, él salvó mi culo con sugerencias para algunas escenas adicionales que abrieran la película. Teníamos nuestras discusiones pero Larry es una de las pocas personas que respeto en esta desquiciada industria.

¿Estás satisfecho con la serie MANIAC COP? ¿Cuál de ellas es tu favorita?

Me gusta MANIAC COP 1 & 2. La serie es un cruce entre FRANKENSTEIN y FRENCH CONNECTION. La acción es muy inventiva y trepidante. También tenían unas historias de amor pervertidas que las encontraba muy graciosas.

VIGILANTE, así como HIT LIST o RELENTLESS, es un excelente ejemplo de película de entretenimiento. Pero tengo la sensación que la implicación social expuesta en la primera no se reafirma en ninguna de las siguientes. ¿Estás de acuerdo?

VIGILANTE fue un intento de hacer un western urbano. Encontré similitudes entre los ciudadanos que combaten las bandas y el crimen, con las historias del viejo oeste. Este verano me involucraré en un film que tiene un mensaje social como el de VIGILANTE. Sin embargo evito las historias de “vigilantes” porque tienden a ser intrínsecamente deprimentes.

¿Qué piensas de los censores? MANIAC fue un buen ejemplo de la incomprensión de los censores…

No creo en la censura de ningún tipo. Pienso que la censura está corrompida por naturaleza. En América, la M.P.A.A. es la organización más corrupta. Son los que le besan el culo a las Majors y tratan a los filmes independientes como si fueran mierda.

¿Qué directores son los que más te han influido a la hora de dirigir?

Cada película está hecha de diferentes influencias. En mayor medida, directores como Argento, Peckinpah y Friedkin serían las únicas grandes influencias de mi carrera.

Te has declarado fan de las películas europeas, ¿podrías explicarme la diferencia entre el cine americano y el del viejo continente?

Las películas europeas tienden a ser fenomenales para ver. Incluso las de bajo presupuesto tienen una fotografía interesante y un buen diseño de producción. No suelen tener unos guiones muy consistentes pero tienen unas escenas muy interesantes. Las películas de bajo presupuesto americanas sin embargo, suelen ser aburridas y son demasiado fanfarronas. Por supuesto existen notables excepciones.

¿Volveremos a ver tu nombre envuelto en una película de horror próximamente?

Me encantaría hacer una película de horror “puro”.

¿Qué película es la que más te gusta?

La película que siempre corro a ver cuando la proyectan en algún cine a modo de revival, es GRUPO SALVAJE. Nunca me aburro viéndola porque siempre le encuentro cosas nuevas. ¡Es una gran película!

¿Cuáles son tus planes de futuro?

Estoy en proceso de encontrar financiación para tres proyectos, uno de los cuales es MANIAC COP 4. Esto lleva mucho tiempo. Me gustaría viajar a Europa o Canada para trabajar y vivir durante una temporada. Los Angeles me pone enfermo…

Entrevista recogida en el libro Shock Masters of the cinema de Loris Curci (1996).
(Traducción de Lazoworks).

4 comentarios:

Kinski dijo...

Que no se diga que el proyecto 333 films impactantes es inútil, gracias a el me trague en un par de días Maniac y Vigilante y todavía no me recuperado.
Maniac es algo más que una peli de terror barata mientras que Vigilante se alza majestuosa dentro del género de justicieros urbanos. Ahora a por Maniac Cop que creo que sale Bruce Campbell y eso ya es mucho.
Un tío cuyas influencias son Argento, Peckinpah y Friedkin no puede hacer basura.

Grande Joe Spinell, muy grande.

Un saludete maestro!

JAMAA FANAKA dijo...

Lastima que acabase tan desencantado de hacer cine y no haya seguido dirigiendo.

Lazoworks dijo...

Kinski: ¿Has visto? Para que luego digan... Jeje... Pues te recomiendo Maniac Cop 2 que es bastante más entretenida y tiene unas escenas de acción cojonudas!
Lástima que el papel de Campbell en esta se más bien anecdótico... Además, en la segunda parte, según dicen, Lustig quería incluir el personaje de Spinell con el del Poli Maniaco. Finalmente como Spinell murió se lo dio a Leo Rossi.

Jamaa Fanaka: Pues si, al final de la entrevista se nota mucho que no estaba muy contento... Después de "Muerto el 4 de julio" el hombre sólo se ha dedicado a realizar documentales sobre cine que se incluyen en los DVDs

Quimérico Inquilino dijo...

Adrían, de esbilla cinematográfica, nos ha dedicado una bonita entrada:

http://esbilla.wordpress.com/2011/08/08/los-hijos-de-los-malditos-construyendo-la-enciclopedia-tematica-del-cine-de-terror-primeros-cuatro-volumenes-el-expediente-quatermass/#comment-2170

Un abrazo, compañero!