miércoles, 11 de mayo de 2011

EL PRIMER DÍA DE KLAUS

El otro día asistí a un curso de Seguridad Laboral y tras varios vídeos infernales me pusieron un pequeño y muy pedagógico cortometraje sobre algunas normas de seguridad que uno tiene que tener en cuenta a la hora de conducir un toro. Al parecer el vídeo este es de origen alemán y ya sabemos como son de estrictos los alemanes con todo el tema este de la seguridad en el trabajo. En serio, si tienen paciencia (total, son nueve minutejos), échenle un ojo a esta pequeña obra maestra hasta el final y si no quedan sorprendidos les devuelvo el dinero.



Ya iré actualizando, es que ando un poco liado... Cuestión de cursillos, ya saben.

8 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

Joer,que didactismo mas gore.Afortunadamente yo no se conducir,porque si no, las tropelías que habría montado serian infinitamente mas gordas que estas.Se lo voy a enviar a mis compis que si usan estos artefactos diabólicos.

PEPE CAHIERS dijo...

¡Ostras que pequeño es el mundo! Hace unos meses me saqué el carné de carretillero y me pusieron el video que me dejó sorprendido. Me esperaba un peñazo sobre seguridad y me encontré con algo realmente divertido.

Lazoworks dijo...

Cuando el tío del cursillo preguntó si había alguien "sensible" en la sala antes de poner la película, pensaba que iban a salir fotografías de accidentes reales o algo así. Pero cuando lo vimos, madre mía que risas!
Desde luego ya podrían aprender aquí de como se deben hacer videos divulgativos de seguridad laboral.

Kinski dijo...

Splatter comedy educativa.
Klaus es un ser tan inocente como despiadado.
Quiero una carretilla elevadora!!!!!!!!

Lazoworks dijo...

Si, si, nada que ver con el otro Klaus que tanto le gusta.
El tal Klaus Kinski, jeje...

Kinski dijo...

Puto Blooger, ha eliminado mi comentario.
Pos'bueno: que viva Klaus y el caos involunatario que crea a su alrededor.
Muy buen Splatter cómico educativo.

Lazoworks dijo...

Hostia, no sólo el tuyo, sino el de todos...
Además, ya pensaba que algo raro había ocurrido porque la entrada de "El primer día de Klaus" también desapareció...
Por un momento creí que lo iba a perder todo. Mi coche, mi casa, mi perro Bobby, mi mujer...
Joder, que chungo. Menos mal que ya ha pasado. Jejeje

miquel zueras dijo...

Buenísimo, ojalá me lo hubieran pasado cuando trabajé en un almacen. La escena de la placa se la copiaron luego los de "La profecía". Borgo.