viernes, 4 de febrero de 2011

¿QUIÉN PLAGIÓ A QUIÉN?


Buscando en el archivo nuclear de mi bunker, me he encontrado un suculento artículo sobre una de las mejores películas que se han realizado por estos lares. Se trata, como no, de ¿Quién puede matar a un niño? del maestro Chicho I. Serrador que junto a La residencia podría considerarse como dos de las mejores películas del fantaterror patrio. Pero lamentablemente, como se suele dar en muchos casos, la película fue acusada de plagio.

Dicho artículo se recogía en la revista Fotogramas en el número 1442, en junio de 1976. En él se exponía la posibilidad de que ¿Quién puede matar a un niño? hubiera plagiado al dibujante de cómics  Fernando Fernández, que en septiembre de 1971 publicó una historieta que salió recogida en la revista norteamericana "Vampirella". El cruce de acusaciones se dispara y el siguiente en salir a la palestra es Juan José Plans, el escritor de la novela en la que está basada la película de Serrador. Plans por su parte asegura que “si hay que hablar de plagio, el plagiador no seré yo porque el 17-10-70 se emitió esta historia en el programa de Radio Nacional “Escalofrio”.

Pero la cosa no queda ahí y el artículo continúa desde los diferentes puntos de vista de los implicados.

EL DIBUJANTE
“(Ibáñez Serrador) es un experto en los temas de terror y como tal experto debe conocer forzosamente las publicaciones de Warren. Es pues, más que probable que conozca mi historia. (…) La película está inspirada en una novela de Juan José Plans que se ha editado este mismo año para aprovechar el posible éxito de la película. Es más hasta le han cambiado el título para recordar mejor al film. (…) No conozco el proceso de la novela pero según cuenta Serrador en un breve prólogo a la misma, J. J. Plans se presentó en su despacho con la idea para hacer un programa de televisión y Serrador le dijo que aquello tenía “nuez” para una película. Una novela que es de este año y que, por lo tanto, pudo tranquilamente aprovecharse de mi historieta. (…) Particularmente no tengo intención de tomar ninguna medida legal porque creo en las casualidades y la honestidad. Con todo me ha perjudicado enormemente la película porque en mi contrato con la editora me reservo los derechos de la historia para utilizarla en otros medios y, ahora, ya no puedo hacerlo. El representante para Europa de la Warren americana, está también muy preocupado por los parecidos y él ya no garantiza que la casa yanqui se inhiba cuando tenga noticia de la existencia de este film. Ella vende ideas originales y no puede permitir parecidos que le estropeen la exclusiva”.

EL DIRECTOR
“Realmente hay parecidos enormes pero – ojo – que se entiendan con Plans. Yo compré unos derechos de una novela para hacer la película y quien vende la novela debe garantizarme que no se trata de ninguna copia. A mí que no echen los bueyes, sería injusto”.

EL ESCRITOR
Desconocía la existencia de este cómic, pero el 10 de octubre de 1970 se emitió por Radio Nacional, en el programa “Escalofrío” una historieta mía titulada “La isla” que reproduce sucintamente la fábula de ¿Quién puede matar a un niño?. Además, el 28 de agosto de 1971 Radio Nacional retransmitió un guión parecido en un programa que se llamaba – si no recuerdo mal – “Historias para no dormir” (¿?). Es decir, que este dibujante ha tenido dos ocasiones antes de publicar su historieta para conocer mi relato. Además, creo que fue en el setenta y uno que la desaparecida revista “Cosmópolis” editó la misma historia bajo el nombre de “Pánico”. (…) Soy premio Sésamo de narrativa y no preciso, ni me interesa jaleos de este tipo pero tomaré medidas legales si se apunta que he plagiado.”

Por otro lado apuntan los argumentos de la película y del cómic:

CÓMIC
Se titula “Una mañana maravillosa”. Los niños viven felices. No tienen obligación de ir a la escuela, de lavarse ni tienen que soportar a sus progenitores. La naturaleza es suya y en ella juegan libres. La naturaleza es suya y en ella juegan libres. Sin embargo, aquel día un acontecimiento interrumpe sus juegos… han descubierto al último adulto de la tierra. Los niños se reúnen y lo persiguen. Finalmente consiguen matarlo y todo recobra la paz anterior.
Según Fernando Fernández, Ibánez Serrador lo único que hace es acentuar los elementos macabros anulando la poesía, y la crítica, que subyace en la manera de organizarse que tiene los niños”.

PELÍCULA
Una pareja llega a una isla para descansar. El lugar es apacible pero no se ve un alma. Sólo niños. Pronto descubren que éstos han asesinado a los adultos del lugar. Ellos mismos presencian varias muertes y serán las próximas víctimas de los niños que ya salen de la isla para seguir con su revolución por toda la Tierra.
Dos diferencias tan sólo. Una, la inversión de anécdotas. El cómic presenta el final de los hechos y la película cuenta el inicio de la lucha infantil. Dos, las motivaciones. En el cómic se dejan implícitas y la película añade uan primera secuencia sobre el victimario infantil de las guerras.

Sea como sea, la verdad es que con estas cosas, con estos presuntos plagios, lo único que se consigue es que todos los implicados salgan con una imagen algo denigrada. (Aunque eso sí, Serrador los tiene bien gordos: "a mi que no me echen los bueyes", si señor, ¡chapeau!).

14 comentarios:

Jamaa Fanaka dijo...

Un buen post. Si quitamos el un a Fernando Fernandez quedas como Dios. Fernández es un maestro a la altura de los otros dos. Dejando de lado la polémica, ninguno de ellos cita a John Wyndham y los cucos de michwich, obra q voluntaria o involuntariamente, les ha influido al trio calavera. Por lo demas, tanto unos como otros, nos dejaron excelentes resultados con el material de base.

Lazoworks dijo...

Pues cambiado queda, querido Fanaka. Ahora ya no es "un dibujante llamado Fernando Fernández" sino "el dibujante Fernando Fernández". Como habrás podido comprobar, no tengo mucha idea de cómics...
En dicho artículo no comentan el parecido con Wyndham, pero si con "Los Pájaros" de Hitchcock o con "La semilla del diablo" de Polanski...

miquel zueras dijo...

Recuerdo el caso de forma bastante lejana. Por esa época Luis Vigil publicó un relato en la revista "Rufus" de argumento muy similar a la película. Solía ver al gran dibujante Fernando Fernández en el bar Padam de Barcelona y algo me comentó al respecto, como que este caso quedó eclipsado por una denuncia de plagio contra "La cabina" de Mercero por parte de una TV holandesa que presentó un telefilm en el que un hombre quedaba atrapado al meter la mano en un buzón. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Hace muchos, muchos, muchos años que es complicado ser medianamente original. Totos nos fagocitamos unos a otros. Este argumento se ha repetido, desde la primera versión de "El pueblo de los malditos" de Wolf Rilla hasta "Los chicos del maiz" de King. Para originales, los hombres de las cavernas. Bueno, a lo mejor he exagerado un poco.

Kinski dijo...

Lo del plagio ya no se emplea, ahora se "homenajea" que queda más elegante.
¿Quién puede matar a un niño? es una de esas películas que tengo pendientes, si me pagarán por ver películas...

Lazoworks dijo...

Borgo: pues desconocía lo del "plagio" a La Cabina. Desde luego tiene que ser interesante encontrar ese telefilm holandés... Muchas gracias por la información!!

Cahiers: Pues puede que si... No creo que exagere, la verdad. Sinceramente, si nos ponemos a mirarlo todo con lupa, muchos se podrían estar acusando continuamente. Una tonteria, la verdad.

Kinski: Pues si, "homenaje" queda mejor y, además, es un ejercicio muy sano y para nada denigrante. A mi me gustan los "homenajes", fijese... Ah! ¡¡Vea "¿Quién puede matar a un niño?" No me obligue a tener que pagarle por ello!!

angelpito injurioso dijo...

Coincido con Cahiers,no se yo si Stephen King conoce el flin de Serrador,pero lo cierto es que "Los chicos del maíz" tiene un planteamiento similar.De todas maneras,unos cardan la lana y otros se llevan la fama,se suelen comentar las escenas de violencia a cámara lenta de Sam Pekinpah de "Grupo salvaje",pero este recurso ya lo había hecho el propio Chicho en "La residencia".Y que decir de Juan Jose Plans,yo escuchaba sus programas de dramatizaciones de novelas cuando trabajaba para RNE y todavía hoy las recupero y las recuerdo.

Lazoworks dijo...

¿¿¿Comor??? ¿La residencia con escenas de acción en cámara lenta? Joder, voy a tener que volver a verla, porque te juro que no recuerdo ninguna ahora mismo!!
Le echo un ojo angelpito!!

angelpito injurioso dijo...

Me refiero a los crímenes,que la cosa no es la alegría de la huerta precisamente.

Alimaña dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alimaña dijo...

Un tema apasionante, existe ua copia casi descarada de algunos pasajes, en el último segmento de úna antología americana llamada "From a Whisper to a Scream" en el que la piñata humana se repite, pero con mas gore explícito, la comenté recientemente...

Lazoworks dijo...

Ya la he localizado Alimaña. Me la miro!!!
Gracias por la info!!

Salvador dijo...

Recuerdo el caso y no sé cómo acabó, Chicho no era responsable porque compró los derechos de una novela de Juan José Plans a quién conocí en Ibiza hacia 1990.
Tal vez fue una coincidencia o tal vez mala fe, no sabría que deciros.

Lazoworks dijo...

Bueno, que conste que esto lo publico como simple curiosidad y no busco hacer responsabilizar a ninguno de los implicados.
En estos casos de plagio, creo que todos salen perjudicados...