lunes, 3 de enero de 2011

GUIÑOS, REFERENTES Y HOMENAJES (O COMO HACER UN REMAKE EN CONDICIONES).


Bueno todo esto viene a cuento porque acabo de ver la nueva versión de Piraña que ha realizado el franchute Alexandre Ajá. El tío desde que obtuvo cierto prestigio con la notable Alta tensión (2003), se ha convertido en el “remakeador” oficial de Hollywood, primero con todo un clásico, Las colinas tienen ojos de Wes Craven (1977) y después con una cinta coreana El otro lado del espejo de Kim Sung-ho (2003). La verdad es que si con la primera, Ajá consiguió una cinta muy superior a la original de Craven, con Reflejos, el remake de El otro lado del espejo, la cagó del todo... y eso que no he visto la película original. No tengo ni idea de hasta que punto Reflejos tomaba como punto a seguir a El otro lado del espejo, pero lo que es seguro es que aquella película era una nueva vuelta al cine de terror asiático que tantas veces hemos visto desde que Hideo NakataTakashi Shimizu mostraran al mundo aquellas dos obras maestras llamadas The Ring y Ju-on: la maldición. ¿No os da la sensación que muchas de las películas asiáticas de terror son eternos remakes de sí mismas? Por eso no las soporto, paso de ver esas películas porque son más de lo mismo. ¡¡No quiero más niñas con el pelo largo!! ¡¡No quiero más fantasmas que buscan redención!! ¡¡Estoy harto!! Pero bueno, a lo que íbamos, al remake de la película de Dante. Primero habría que señalar que Piraña de Joe Dante sin ser nada del otro mundo, es cojonuda. El guión de John Sayles es muy efectivo y la dirección de Dante es realmente prodigiosa. Vamos, que nada tiene que ver con otras producciones de Corman de la época, ya que a pesar de ser un mero exploit surgido a rebufo del éxito de Tiburón, lo que hizo Dante es todo un ejercicio de estilo que se ha seguido ejecutando en su filmografía hasta día de hoy.



Pues bien, la nueva versión de Alexandre Aja, aparte de venir adaptada al tan manoseado 3D, me ha parecido una grata sorpresa ya que no toma al píe de la letra el filme de Joe Dante pero sí que lo tiene presente en el fondo, y eso siempre es agradable (atención al final, hasta una lagrimilla solté). Piraña 3D da rienda a un gore desatado (las hay que realmente ponen los pelos de punta) en pos de un terror más palpable que encontrábamos en la película original, y por otro lado, mete más escenas subiditas de tono, algo que realmente me sorprendió ya que en realidad pensaba que este remake sería bastante más soft en lo que al sexo se refiere, y la verdad es que Aja nos regala unas jugosísimas escenas eróticas, como esa en la que dos siliconeadas sirenas bucean en pelotas o esa polla amputada que se come una piraña. Hay humor, drogas, “parties”, montaje videoclipero y una música más acorde con los tiempos que corren. También hay unos niños que tienen que ser rescatados, pero en vez de toparnos con un padre separado que tiene que ir en busca de su hija que está de vacaciones en un centro de estos de boy scouts cerca de un lago infestados de pirañas, Aja crea una pequeña vuelta de tuerca al meternos a un teen que, muerto de ganas por volverse “wild”, deja a sus hermanos solos en casa para irse en yate con unas tiparracas que quitan el hipo y un realizador porno o algo así (por cierto ¿existe aquí un pequeño homenaje a la reciente Hatchet?). Está claro que hay un nexo de unión entre ambas, pero si Aja hubiera convertido a sus pirañas prehistóricas en, por ejemplo, unos remotos seres acuáticos devoradores de hombres y los hubiera llamado, no sé… ¡¡Zorullos!!, la gente hubiera cambiado el término "remake", - un término súper farragoso y desgastado -, por el de "homenaje", una palabra más bonita y mucho más aceptada por todos nosotros.




Supongo que actualmente se tira de los clásicos de terror setenteros y ochenteros porque hoy en día apenas hay referentes, así que se podría decir que se utilizan los títulos como meros reclamos comerciales. Y es que hay “remakes” y “remakes”. Podemos encontrarnos mierdas infumables como la nueva versión de Pesadilla en Elm Street (¡¡una aberración!!), o con “remakes” con dos cojones como el que hizo Zack Snyder en El amanecer de los muertos. Depende de lo que el director busque. Contar algo más o, por el contrario, seguir exprimiendo los aciertos y “errores” de las películas que adaptan.

Por otro lado también encontramos a algunos “homenajeadores” que saben realizar unos conglomerados de guiños y situaciones que rememoran las películas que toman como referentes. Uno de ellos sería sin lugar a dudas uno de los directores que más y mejor han sabido utilizar un “referente”: Brian de Palma. Con sus películas, De Palma casi siempre ha intentado homenajear de un modo exquisito el cine de Hitchcock, cosa que muchos críticos no han sabido entender, llegando a menospreciarle y tacharle de plagiador y demás. Tres cuartos de lo mismo le pasa a Quentin Tarantino, aunque en este caso los referentes son mucho más dispares. Supongo que todo el mundo estará al tanto de las similitudes entre City on fire de Ringo Lam y Reservoir Dogs, o Lady Snowblood de Toshiya Fujita con las Kill Bill’s, entre un sinfín de guiños y homenajes que van desde Jean-Luc Godard a Sergio Leone y que siempre han caracterizado la filmografía de este director. Esto, por mucho que diga la gente, siempre es bonito de ver y está muy lejos de caer en la reiteración aburrida y sobada que últimamente se da en las salas comerciales.

Otro ejemplo muy pero que muy jugoso y que quiero compartir con todos ustedes, lo encontramos en Posesión Infernal de Sam Raimi. Sam Raimi, como todos ustedes sabrán, creó en los ochenta una de las películas que más han sabido aguantar el paso de los años y el comienzo de una de las trilogías más influyentes del cine fantástico actual. Pero no nos equivoquemos, lo que Sam Raimi hizo en realidad es jugar muy bien sus cartas ya que en 1970, Jack Woods realizó una pequeña película de terror no exenta de errores, pero que sin lugar a dudas, tenía un envidiable poder visual (gracias como no, a los excelentes efectos especiales por obra de David Allen, Jim Danforth y Dennis Muren). Su nombre Equinox, y en ella también había un misterioso libro, un libro que no se decía, pero que bien podría ser el “necronomicon” y que olía a podrido o azufre. Un libro con extraños grabados que, una vez traducidos, abrían puertas a otras dimensiones de las cuales salían unos monstruos gigantes con los que se las tendrían que ver nuestros jóvenes protagonistas. También se daba la posesión demoniaca entre los personajes y seguramente Raimi vio en el collar de la novia del protagonista (una cruz con la que se protegen de los seres demoníacos), el elemento ideal para su historia venidera (recuerden el colgante que le regala Bruce Campbell a Betsy Baker). Raimi utilizó con muy buen acierto los elementos de Equinox y los reforzó con una historia mucho más sólida y siniestra (uno de los grandes aciertos fue utilizar una cabaña como principal decorado, mientras que en Equinox los chicos se encontraban con una cabaña ya destruida y por consiguiente todo el metraje se desarrolla en el campo y a plena luz del día).





Alguien puede pensar en que Raimi realizó una especie de remake, otros que es un plagio y otros que sencillamente se trata de un homenaje muy bien hecho. Sinceramente, si hoy en día se siguiera el mismo modus operandi que Raimi y cia, nos evitaríamos más de un disgusto…

12 comentarios:

angelpito injurioso dijo...

Joer,tío,como te lo curras,yo en nochevieja estuve viendo "Los zombis paletos"¡vaya troncho!,y los dos Nekromantik,y después recordé "Los chicos del maíz",no me acordaba que al final la cagan poniendo un monstruo,que cobardicas.

Rufus Von Eerie dijo...

Me ha convencido Sr.Rodriguez; me voy a ver en cuanto pueda el remake de "Piraña" que me habían hablado mas de uno muy bien de él; por cierto menudo bódrio de remake de "Pesadilla en Elm Street". Me ha sorprendido mucho y gratamente con su reseña del film "Equinox" y de como inspiró a Raimi. Espero que esté disfrutando un poco estos dias de fiesta. Un fuerte abrazo.

P.D: Francamente me gustó "Daybreakers" serie "B" de lo más salada

PEPE CAHIERS dijo...

Buen artículo, veo que está usted en plena forma. Respecto a "Reflejos" creo que la propuesta inicial es interesante pero, como es de costumbre, la conclusión es mala. Muchas espectativas y pocos remates buenos. Lo de Piraña veo que tiene los mismos defensores que detractores. No hace mucho leí una crítica, creo que de su amigo Pliskeen, que la ponía por los suelos. De la saga de Raimi soy un fiel incondicional de "El ejército de las tinieblas".

Kinski dijo...

A mi Piranha me gustó porque no engaña a nadie, és lo que és: Gore + tetas y culos en 3D.
Aja sabía que con lo que tenía entre manos no podía hacer otra cosa y le salió una plei muy grindhouse.
Y le vuelvo a darl la vara con el remake de 13 Tzameti, ya verá como merece la pena.
Lo de Evil Dead y Equinox voy a estudiarlo.
Según John Carpenter, Brian de Palma se dedica a copiar Vertigo una y otra vez. ¿Habrá mal rollito entre los dos genios?
De Tarantino hay una cosa que no me gusta y es cuando usa música que está demasiado asociada a otras películas, como cuando mete algunas de la Trilogía del Dolar. Después le perdono por usar en Malditos Bastardos el Cat People de Giorgio Moroder/David Bowie.
Para terminar mi parrafada: ayer fui a ver Balada Triste... con dos amigos y hay división de opiniones. Desde Genialidad a Bodrio, yo me quedo a medio camino.
Ya le dejo en paz.

Lazoworks dijo...

¿Los zombies paletos y las dos Nekromantik en noche vieja? Jajaja! Joder, Angelpito, usted si que sabe celebrar la nochevieja como Dios manda! Supongo que no las vería en familia... O si... Bueno, mejor no pregunto! Tampoco le preguntaré por como se comió usted las uvas, que miedo me da.

Sr. Rufus, pues la verdad es que el Freddy pedofilo que nos colaron es una auténtica basura y ni da miedo ni na de na. Pero bueno, eso ya va a gustos. Espero que usted también esté disfrutando.

Sr. Cahiers, si le digo la verdad yo fuí a ver Reflejos pensando que no era ningún remake. Y bueno, conforme iba avanzando me decía: "esta mierda la he visto yo antes". Y efectivamente, no había visto la peli original pero me he tragado unas cuantas películas de terror asiaticas de las cuales apenas se salvan The Eye (la original de los hermanos Pang) y Shutter, una peli tailandesa que está muy pero que muy bien.
Respecto a Pliskeen, no le diga nada, que capaz es de venirse por aquí a discutir y tengo muy mala pelea (porque siempre pierdo, jeje).

Sr. Kinski, la verdad es que yo también vi que tenía ese toque "grindhouse" (pero solo "toque"), pero no es de extrañar. La produjeron los gordos de la Dimension.
Y a mi precisamente me encanta que Tarantino utilice bandas sonoras ajenas y, por supuesto, el tema de Cat People en Malditos Bastardos fue super celebrado por mi. Of course.
Me miraré esa de 13 ya que insiste y por favor, dele vueltas a Balada triste, piense bien en ella, que está muy bien.

En fin, saludines a todos.

miquel zueras dijo...

Bien, Lazoworks, ya era hora que alguien pusiera en su sitio a las pelis de terror orientales. Por decir lo mismo en una reunión por poco me linchan. No esperaba mucho de Aja pero parece que esta secuela promete. Con lo del 3D creo que veremos muchas reposiciones ochenteras. y ¿Qué habrrá sido de Barbara Shelley? Borgo.

Lazoworks dijo...

¿Barbara Shelley?
Supongo que se refiere a Barbara Steele, ¿no?
Por ahí anda la pobre... haciendo papelillos en pelis un poco modestas... Fred Olen Ray y así.

Larsvondick dijo...

Jajajaja!!!
Sin duda este "remake" es el gran hallazgo del submundo de las descargas, ya que no hay visos de que vaya a ser estrenada por aquí (he oído que la han prohibido en algunos paises, lo cual me parece exagerado...) Si es por el guiño de la polla devorada por los pececitos -por cierto, aprenda usted Sr. Rodríguez a diseñar penes cinematográficos, jejeje-, pues la verdad, la coña está a la altura de la picha de Simón Andreu que se pelea con una rata al final de "Beyond Reanimator" (aunque claro, aquello era una producción española, de la inefable Filmax...)
Eso si, me lo he pasado pipa viendo el interminable desfile de actrices porno de las que ha echado mano Aja para aderezar la fiesta... Sin ir más lejos, esas dos "sirenas" de las que habla son reconocidas felatrices USA, por no hablar del cameo de Gianna Michaels (con sus increíbles tetas naturales incluídas), que acaba devorada cuando realizaba esquí aéreo -o como se llame eso- y los gilipollas de la lancha paran el motor...

Lazoworks dijo...

Sr. Larsvondick!! Me alegro de volver a verle por aquí!
Como siempre demostrando su dominio en la materia... Por cierto, se me ha ocurrido que tal vez debiera escribirme las reseñas de sus películas porno favoritas para incluirlo en aquel pdf del que le hablé y así dejarnos de mariconadas, ¿eh? ¿que me dice?
Referente a lo de bajarsela de internet... Con tanto retraso y a estas alturas no sé quien cojones va a ir al cine a verla. No sé si será por la polla o por que, pero desde luego es una verdadera lástima que no nos lleguen las películas como Dios manda.

Larsvondick dijo...

Y lo mejor de todo es que Richard Dreyfuss repite el mismo papel que en "Tiburón", jajajajaja!!!
Miren, miren los créditos finales...
Es un cachondón el Aja este.

Lazoworks dijo...

Si, si, hasta lleva su gorrito de lana azul y tó! Pero sólo conserva el nombre, Matt. El apellido es Boyd y en Tiburón era, según imdb, Hooper.
No pueden faltar los guiños a Tiburón en esta de revisión del Aja, si incluso el poster de la peli es un claro homenaje!

El Abuelito dijo...

"equinox" es filme distraído y olvidable, si no fuese por los muñecos en stop motion myuy a lo Harryhausen que le dan ese toque visual tan hipnótico... Evidentemente es, como usted dice, el precedente más directo del filme de Raimi,m solo que éste dió al suyo un aire harto más macabro, gore y desenfadado. No es restarle méritos el reconocer tal deuda, a dios lo que es de dios y al césar...
Y feliz año, que falta hará con la que cae...