lunes, 15 de noviembre de 2010

A vueltas con "A Serbian Film"

Recientemente se ha armado una y muy grande respecto a A Serbian Film, como no podía ser menos, quiero demostrar mi apoyo absoluto a esta película para que se descriminalice tal y como quieren hacer algunos lumbreras de este país.
Y es que aún sabiendo que algo de esto podía pasar, es decir ríos de tinta respecto a lo mismo sin analizar nada de lo expuesto en la película (algo de lo que yo mismo he pecado), siento algunas de las palabras que dije a la hora de hablar de ella. Hay películas que están hechas para disgustar y no me cabe ninguna duda que A Serbian Film es una de ellas. Pero hay que entender que es una ficción y como tal hay que tomársela. ¿A qué viene pues que se prohibiera su proyección en la Semana de Terror de Donosti (motivo por el cual se le ha premiado con el Premio del Público por convertirse sin ser exhibida en todo un símbolo de libertad de expresión) o la denuncia por parte de la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil? ¿Debían haber puesto un texto explicativo en el que se dijera “ningún niño ha sufrido ningún abuso o daño durante el rodaje de esta película”? ¿Acaso induce la película al maltrato a los niños? Más bien creo que todo lo contrario…
Como ya expuse en mi anterior reseña, mostré mi disgusto ante la gratuidad de las imágenes violentas. No creo que a nadie le guste ver ese tipo de cosas, aún tratándose de una ficción, pero lo que no se puede hacer es criminalizar una película de terror que, eso si, lleva un tema tan nauseabundo como la pedofilia hasta sus últimos extremos.
Creo, y de ahí mi irritación respecto a la película, que A Serbian Film podría haberse ahorrado todo este embrollo sin la famosa escena del recién nacido u otro plano incomodo. Además, tengo la clara convicción de que sería igual de molesta y polémica sin ellas. Pero su director ha querido contar una historia cruda, malsana y desquiciada hasta sus últimas consecuencias, y eso es algo que nosotros, como espectadores, podremos soportar o no, pero es totalmente lícito.
Cuando en mi anterior post dedicado al film, me preguntaba que necesidad tenía uno de ver según que cosas me refería a la “alegría” con la que se nos dan según que noticias y a la ligereza a la hora de mostrarnos según que imágenes, - en este caso reales -,   a través de la televisión e Internet. Esto si podría llegar a ser denunciable ya que, por poner un ejemplo, en los telenoticias de algunos canales se recrean con informaciones que nos muestran todo lo peor de este mundo llegando al punto de ser  lo más gráficos y morbosos posibles. A esto si que no hay derecho, pero prohibir un obra cinematográfica por muy truculenta que sea no tiene razón de ser y más sabiendo de antemano lo escalofriante que puede llegar a ser (muchos de los que están leyendo esto, o que hayan leído algo al respecto, por ejemplo, seguramente se ahorrarán el visionado), y lo más importante, que lo que se nos está contando es una historia, que todo es ficticio.
Sin ir más lejos, Saló o los 120 días de Sodoma, es una película infinitamente más cruda y realista de lo que podría llegar a ser 100 serbian films. Para que sirva de ejemplo, jamás he sido capaz de terminar Saló aunque no dejo de reconocerle sus meritos como obra cinematográfica (y artística) y su, por otro lado, excelente forma de denunciar a los gobiernos fascistas y totalitarios (según nos explica Srdjan Spasojevic, A Serbian Film y su escena de la violación representa “nuestra vida siendo violada antes siquiera de haber comenzado (…) por nuestros propios líderes corruptos”, por lo que la película no está exenta también de cierta denuncia política). ¿Porque digo esto?, porque dentro de lo que cabe y a pesar de lo escabroso del tema, A Serbian Film tiene una fotografía y un montaje que le otorgan más un aire pesadillesco que real, por lo que es mucho más, digamos, “fácil”, digerir una película como la de Spasojevic que la que realizó Passolini en los años 70, y por la que, recordemos, fue asesinado.
A Serbian Film es una película y nadie nos obliga a verla. Tenemos elección de pagar por verla o bajarla de Internet. Es dura, no la vean si no quieren, pero no volvamos a cometer los mismos errores de antes. El cine, a pesar de un espectáculo que mueve masas o un negocio, también es un arte y una forma de expresión casi siempre infravalorada. Por lo tanto, si comenzamos a vetar las películas y prohibirlas por lo que representan, y no por lo que realmente son (ficciones), caeremos en el error de siempre y seguiremos perdiéndonos algunas películas con las que podremos estar de acuerdo o no, pero lo que es obvio es que nosotros tengamos derecho a decidirlo.   

17 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Veo que ha cambiado usted la imagen del blog. Respecto al tema que nos ocupa, siempre hay que estar en contra de la prohibición. Advertencias y restricciones a determinadas edades todas las que quiera, pero negar con el ostrascismo a una película es contraproducente sin duda, porque, al final, sólo por eso, irá incluso más gente a verla. ¿Habría que prohibir "Vencedores o vencidos" por mostrar en un documental a unos niños condenados a la horca?, ¿habría que prohibir "Asalto a la comisaria 13 por mostrarnos un asesinato a sangre fria de una niña?, ¿y que me dicen de Watchmen y esos perros disputandose los huesos de una niña?. El cine está lleno de cosas espantosas, algunas veces necesarias de mostrar por aquello de concienciar, pero no debemos ser tan sensibles para llegar a negarle el pan y la sal a una obra cinematográfica. Prohibir no, advertir si.

angelpito injurioso dijo...

Siempre armándola los de siempre.A hipócritas no les gana nadie,siempre pidiendo libertad para ellos,pero nunca la han querido para los demás,se obcecan en una película,pero al abuelo Paco bien que lo defienden y eso si que no fue una ficción.Otra cosa es que se hagan barrabasadas en nombre del arte,a ver si una mierda pinchada en un palo va a oler mejor por ello.Y luego tenemos a los que aceptan como arte verles los atributos a las estatuas de atletas griegos y los que les ponen pantalones,anda que no han pintado ropa en desnudos de las iglesias,incluso en la capilla Sixtina.En resumen, estos fachas admiran las guerras de verdad,pero se rasgan las vestiduras con las de mentira admiten sin ningún problema la pena de muerte y todo tipo de atrocidades como las que hicieron los nazis,pero "ay,que el rojerio se nos quiere subir a la chepa,que se habrán creído estos,¡ se van a enterar de quien sigue mandando aquí!"

angelpito injurioso dijo...

Ah,se olvidaba,me gustaba mas la cabecera de antes, y no encaja con las columnas.

Kinski dijo...

Cadauno que vea lo que quiera y lo demás son ganas de tocar la güevada.
Estoy harto de polémicas estériles para rellenar.
Los exhibidores deberían asesorar al personal para evitar casos como los viejecitos viendo pelis de terror, niños de 7 años viendo Watchmen para que los padres se lleven las manos a la cabeza al ver el colgajo del Doc Manhattan, para acontinuación salir del cine hechos una furia... y cientos de casos similares. Cada loco con su tema y sin molestar al prójimo.
Yo no he visto A serbian film y ni me interesa pero ya van unos cuantos avisos de que a la menor queja, peli al cajón.
Se m'olvidaba: el nuevo look ha sido una agradable sorpresa.

Lazoworks dijo...

Joder Angelpito, está de un tiquismiquis inaguantable... Que si no le gusta mi cabecera que si no le gusta "Claqueta Final"...
Si está muy bien! Además, le doy 100 Euros si me dice los nombres de todos los personajes que aparecen!

La verdad, es que tenía ganas de escribir este post... Más que nada porque en la anterior reseña (realizada mucho antes del follón, claro está) parecía estar a favor de que la prohibieran o algo así. A Serbian Film es muy fuerte, y me desagradó en bastantes aspectos, pero es una película por el amor de Dios!
Por cierto, muchas gracias Mr. Kinski y Mr. Cahiers (¿porque a vosotros si os gusta mi nueva cabecera, o no?)...
Un abrazo a todos!

angelpito injurioso dijo...

Conozco a todos los que salen en la cabecera pero el diablillo ese dibujado no se de donde es.Efectivamente, has sido un poco chapucillo al hacer el ancho,deberias
haber calculado mejor para que coincidiese con la esquina de la columna,eso si,para chapuceria mas grande que un piano enamorado del chico del chandal lo que estoy haciendo estos dias,preparate,que mas troncho no me puede salir.

Lazoworks dijo...

Ay...
¿Qué sabes todos los nombres?
Bueno, va... Para empezar, te diré que el "diablillo" es "Pafman", un superheroe de comic que estaba acompañado de su gato. No sé si lo habrás leído alguna vez pero te partías el ojete.
Si quieres continuar con los demás.... Venga va vamos!

PEPE CAHIERS dijo...

Ha puesto usted en la cabecera al Paul Newman de "El color del dinero" para tocarme las narices?

Lazoworks dijo...

Hombre no le negaré que usted se me pasó por la cabeza por un instante...
Aquella batalla que perdí en su blog fue muy dura y uno tiene su corazoncito...

Kinski dijo...

Quiero aclarar que lo de las polémicas va por los medios de comunicación, no por vd.
Solo espero que A serbian film sea mas popular que antes, como le pasó a mas pelis polémicas.
Y si, me gusta el nuevo look.

Jamaa Fanaka dijo...

Creo que la prohibición de Donosti (suspensión cautelar) ha provocado que la peli tenga finalmente comprador en España.

Anónimo dijo...

la verdad me gustaba mas en negro y antes se veian mas tetas, no? hasta habia una mis camiseta mojada

Lazoworks dijo...

Sr. Fanaka!
Hostias, pues ojalá que nos llegue ni que sea directa al DVD (un pase en cines me parece inviable, la verdad).

Sr. Kinski!
No se preocupe, ya se entiende, ya!

Anonimo!
A mi me gusta más en blanco. Se lee mejor, ¿no?
Ya meteré tetas un día de estos, no te preocupes!

miquel zueras dijo...

He publicado un chiste en una web de cine: una pareja entra en un restaurante y el camarero en lugar de preguntar ¿Fumadores o no fumadores? pregunta: ¿partidarios o no de "A Serbian Film? Fue motivo de discusión en una cena en mi casa entre amigos (ninguno hemos visto la película) pero la conclusión fue esta: a nadie se le obliga a verla. Ah, me gusta el nuevo look. Borgo.

Rufus Von Eerie dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Rufus Von Eerie dijo...

Todo esto lo único que hace es darle más publicidad a una pelicula y beneficiandola por lo tanto. Humildemente pienso que "Holocausto Canibal" cumplió mejor la función que "A Serbian Film" ha intentado realizar; teniendo además en cuenta que hago referencia a un film y a un público de hace 30 años; así que imaginense como estarian de preparados ese público frente a tal proyección. Lo que dice Zueras es bien cierto; nadie está obligado a verla; claro... Pero esque siempre se acaban quejando los mismos... Y uno ya sabe que va a ver

Saludos Sr. Rodriguez

Anónimo dijo...

la noche que la vi, me afecto un poco, decir que no es para tanto no es de tipos duros, sino de hipocritas, como se a dicho sobran algunas cosas, pero esas son precisamente las que le dan bombo a la cinta¡ no esta nada mal, eso si, para ver una vez y no más...
saludos¡
chxandal