domingo, 19 de septiembre de 2010

VOYEURS EN PELIGRO

La figura del voyeur nos ha acercado en varias ocasiones películas de indudable calidad, tal es el caso de El Fotógrafo del Pánico (Michael Powell, 1960), Eyes Wide Shut (Stanley Kubrick, 1999) o Psicosis de Alfred Hitchcock en la que Anthony Perkins espiaba por un agujero a la bellísima Jante Leigh. De entre todas ellas, pero, se podría decir que La ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954) y Doble Cuerpo (Brian de Palma, 1984), son las que mejor han sabido plasmar la figura del mirón.


En La ventana indiscreta, Hitchcock nos colocaba ante un James Stewart en silla de ruedas que, tras haber tenido un accidente y ante la imposibilidad de poder hacer nada más "emocionante", comenzará a espiar a sus vecinos. Entre ellos, una bailarina contorsionista de muy buen ver, una solitaria mujer a la que incluso le llama "corazón solitario", a un pianista, y por último un matrimonio bastante peculiar. Si a ello le sumamos que Stewart no ve muy claro casarse con Grace Kelly ya que ella es demasiado hermosa y perfecta y él, un fotógrafo acostumbrado a las aventuras, no encaja demasiado con su perfil, el matrimonio que tiene justo en frente (y sus frecuentes peleas) no hacen más que llamarle la atención. Una noche, escucha un grito, algo adormilado se asoma por la ventana y pocos minutos después ve a su inquietante vecino (Raymond Burr) salir con unas maletas. Rápidamente Stewart comenzará a pensar que su vecino ha asesinado a su señora ya que, tras espiarle concienzudamente, comprobará que todos sus movimientos son muy sospechosos. Llegados a este punto y sin que realmente se haya llegado a ver el asesinato, uno no deja de preguntarse si lo que realmente ve Stewart en frente, no es más que un reflejo distorsionado de sus propios miedos (o deseos ocultos, nunca se sabe). Pero aunque en un principio Kelly y Thelma Ritter, su enfermera, se muestran reticentes a creer que en su vecindario se ha cometido un crimen, no tardarán mucho en ayudar a Stewart a desenmascarar al asesino. En final es simplemente soberbio, Stewart logra atrapar al vecino uxoricida y comprueba que Kelly, aparte de ser perfecta (e increíblemente bella), puede encajar con su modo de vida más aventurera, pues ha visto que es una mujer dispuesta a meterse en cualquier fregado por él. El amor reina en su vida y, ahora, asomándose a la ventana verá como su vecinita caliente (la bailarina contorsionista), recibe con los brazos abiertos a su novio que llega del servicio militar, y como "corazón solitario" y el pianista entablan una hermosa relación.







La película de De Palma es aún más enrevesada y expone a su vez todo el tema este de las falsas apariencias de un modo más explícito. Nada más comenzar nos encontramos con una aparente película de terror, pero cuando la cámara va desciendo, nuestro protagonista, un Craig Wasson con colmillos y un poco a lo glam rock se queda paralizado. Nos encontramos en un rodaje de una película de terror de serie B y Wasson ha sufrido una especie de ataque de claustrofobia que le paraliza todo el cuerpo. Lamentablemente es despedido y algo cabizbajo se dispone a ir a casa de su novia, pero para más inri la descubre follando con otro chorbo. En un momento se ha quedado sin trabajo y sin mujer, así que, cuando Gregg Henry, un desconocido con el que entabla una amistad, le ofrece un lugar donde poder pasar unos días hasta que encuentre algo, se le abrirá el cielo. Además, una vez allí, Henry le muestra a su vecina favorita, una señorita (Deborah Shelton) que se contorsiona frente a la habitación sensualmente y termina haciéndose una paja (se dice que quien hizo de doble en estas escenas es Annette Haven, actriz porno para quién en un principio se contó para el papel de Holly [papel que recayó en Griffith], pero lamentablemente los estudios se negaron y ni siquiera salió acreditada en los títulos de crédito). Wasson vive en una nube y su vecina cachonda no hace otra cosa que quitarle el sueño. Pero una vez más algo parece ir mal y descubrirá que un tipo siniestro sigue los pasos de su hermosa vecina, así que ni corto de perezoso se dispone a seguir a ambos en una inquietante persecución que se dará en unos grandes almacenes. Finalmente Wasson logra persuadir a Shelton de que un hombre le está persiguiendo cuando, de repente, el siniestro tipo, que parece ser un indio, le arranca el bolso y huye corriendo. Esa misma noche, Wasson vuelve a ponerse tras el telescopio para ver a su vecina cuando descubre al indio robando en su casa. Acto seguido llega Shelton y Wasson sabe que corre un grave peligro así que corre hacia el edificio donde se esta cometiendo el robo, pero cuando llega el indio ya ha asesinado a la bella Shelton y le ha quitado todas sus joyas. Asqueado por como se han sucedido los acontecimientos, Wasson se percata de algo que le llama poderosamente la atención mientras ve el anuncio de lo que parece ser una película porno llamada Holly does Hollywood (título con reminiscencias nada disimuladas a la mítica Debbie does Dallas con Bambi Woods, y que contó con su sosias pornográfica real en una serie de 4 entregas). Se trata del cuerpo que ve en la televisión, - y que pertenece ni más ni menos que a una Melanie Griffith en plena forma -, que le recuerda sospechosamente al que veía días atrás a través del telescopio instalado en su apartamento. Rápidamente se da cuenta de que el aparentemente "bueno" Gregg Henry, es en realidad un asesino que le ha utilizado para que sea el testigo idóneo de su crimen. De Palma, - director que ha abordado la figura del voyeur en más de una ocasión a lo largo de su filmografía, tal es el caso de Hermanas (1973) o Impacto (1981) -, se sirvió de esta historia para hacer una acertada crítica a Hollywood y a su doble cara. Y es que el aspirante a actor interpretado por Wasson ejemplifica a la perfección y de un modo bastante rocambolesco, como un actor tiene que abrirse paso en un mundo en el que simplemente se siente como "una sardina apretujada con otras". Su periplo en busca del papel de "héroe" (o llamémosle papel protagonista en una gran producción) le llevará a meterse en películas de serie B e incluso en la industria porno, mientras que por otro lado, las personas que le rodean no parecen estar dispuestas a ayudarle sino, más bien, todo lo contrario. En la escena final, cuando Wasson está metido en una tumba inmóvil y bloqueado por su miedo a los espacios cerrados y a punto de ser enterrado por el indio, la escena da un giro inesperado y nos presenta de nuevo a Wasson en mitad del rodaje y viendo como el director está dispuesto a despedirle, es entonces cuando Wasson agarra la pala y coge las suficientes fuerzas para terminar con el asesino. Una obra maestra incomprendida por muchos, que sin embargo, cada vez que la veo me gusta más. Aparte, y por si fuera poco, contamos con la incursión en mitad de la película de Frankie Goes to Hollywood con su emblemático tema "Relax".



11 comentarios:

Faustina dijo...

Ya no se hacen películas como"La ventana indiscrta"

PEPE CAHIERS dijo...

Recuerdo que la chica asesinada de "Doble cuerpo" estaba estupenda. No se si habrá tenido ocasion de ver "Disturbia" con el tontaina de Shia LaBeouf haciendo de mirón. Si, ya se que no le llega a la altura de los zapatos a "La ventana indiscreta", pero es una película correcta.

Kinski dijo...

No soy yo muy de Hitchcock y siempre me ha tirados más De Palma con sus homenajes al maestro del suspense y Doble Cuerpo es de lo mejorcito que ha hecho junto con Impacto, El fantasma del Paraiso, Scarface... se nota que soy fan (y mirón).

miquel zueras dijo...

Creo que el voyeurismo del protagonista de "Doble cuerpo" enlaza con la pasión por los sonidos del técnico de "Impacto", también de Palma. "Doble cuerpo" creo que gana con el tiempo aunque el inserto de Frankie me sigue pareciendo horroroso. Saludos. Borgo.

Lazoworks dijo...

Faustina: Pues si, ya no se hacen películas como esta. Aunque tampoco sé si sería del todo bueno que siempre se hiciesen películas como "La ventana indiscreta", por muy obra maestra que sea. No sé si me explico...

Pepe: Pues si, la chica que mata es Deborah Shelton y adjunto una fotografía en la reseña. Preciosa, preciosa, de verda. Por cierto, no, no he visto Disturbia... ¿La tengo que ver? ¿De verdad me va a obligar a ver al tontaina ese? Jo!

Kinski: Me alegro que sepa apreciar a un maestro que muchas veces ha sido maltratado por la crítica... Pero Hitchcock, joder, también es mucho Hitchcock (y también estubo muy maltratado por la crítica).

Sr. Zueras: Pues a mi eso me encanta. Son momentos en que el cabrón de De Palma se queda contigo. Como la ingeniosa escena del final en la tumba, cuando está a punto de ser enterrado vivo y se nos traslada a un plató. ¡Como se le iba la olla a Brian De Palma! ¡Como lo quiero!

miquel zueras dijo...

Eso es verdad, Lazoworks. De Palma ganaba mucho cuando se le daba total libertad. Y una cosa: echo de menos nuevas entradas de su estupendo blog sobre hombres lobo. ¿Falta mucho para la próxima luna llena? Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Debe verla, hágalo como penitencia por gustarle más "El color del dinero" que "El buscavidas".

Lazoworks dijo...

Sr. Zueras, la próxima luna llena es el próximo día 23 (ya le había respondido en una de las entradas anteriores). Estese atento que esta vez abordaremos dos míticas películas de la filmografía licántropa (Aullidos y El hombre lobo americano en Londres) desde dos puntos de vista diferentes.

Pepe: esta bien... La veré... Ni que sea por lo bien que se está portando con esas reseñas suyas que me está enviando y que, por cierto, me están quitando el sueño de lo fabulosas que son. Pero por favor, confieseme que "El color del dinero" no está tan alejada de "El Buscavidas" (además en el Buscavidas, Paul Newman parece que se vaya a poner a llorar todo el rato).

PEPE CAHIERS dijo...

Bueno, tengo pensado dedicar una entrada a "El color del dinero". ¿Paul Newman con ganas de llorar?. Sería porque tenía una premonición de lo que años después haría con su personaje Scorsese, jejejeje...

Rufus dijo...

Creo que este film de Brian de Palma es mi favorito junto a "Scarface" y "Vestida para Matar"; y haciendo cita al entrañable Jake Scully: "...Y QUE SE MUERAN LOS FEOS!!!"

Saludos Sr.Lazoworks!

Rufus dijo...

Corra a ver su mail Sr.Lazoworks!!!