jueves, 26 de febrero de 2009

Un mal sueño de amor. (Como se perpetró Bad Lovely Dream)


Ante todo he de reconocer que Bad Lovely Dream es una puta mierda. Si señor. Pero aún así, doy las gracias a todos los que se molestaron en verlo y en dejarme un comentario en la susodicha entrada, felicitándome, ayudándome a mejorar, reconociendo cierta madurez en este segundo trabajo, insultándome, etc, etc... De verdad, muchas gracias. También tengo que hacer especial incapíe en la cantidad de veces que me han llamado haciéndome la típica bromita de: "¿El señor Juan P. Rodriguez? Le llamo de una productora...", o mejor aún: "le llamo del Festival de Sundance, hemos visto su corto y nos ha encantado". Otros, por el contrario, siguen mostrándose reticentes con mis cortos y con el "troncho-cinéma" en general, cosa que veo muy bien y que entiendo. Y es que hay gente muy cool y bohemia, que no está para perder el tiempo con los cortos que un subnormal pone en Internet. Así que una vez aclarados estos temas y para que luego no me coman el coco con "cartas al director" y cosas de esas (aunque en realidad me encantan), todo el mundo es libre de continuar leyendo y de interesarse por mi obra/vida si verdaderamente le apetece. No quiero ir de pedante, ni quiero engañar a nadie, ni quiero meterme en camisas de once varas. Esto es lo que soy: un perdedor que se contenta con soñar y punto.

Desde que vi Detective de Jean-Luc Godard, me rondaba por la mente hacer un corto sobre un detective y una misteriosa mujer (si, ya sé que la cinta de Godard, poco tiene que ver con esto pero bueno). Se abrían muchas ideas en mi cabeza, pero una a una las iba descartando ya que no lograba que ninguna se adaptara a mis grandes limitaciones. Es decir, un corto con dos o tres actores dispuestos a rodar hasta la una de la madrugada. Así que de algún modo, hallé la manera de utilizar estos dos o tres actores que sabía que se podían sacrificar por mi (¡y por el "troncho-cinéma"!), y añadí unas cuantas escenas oníricas en las que aparecerían algunos actores más (con los que sabía que no podría contar tanto). Así que junté varias ideas y de ahí sugió Bad Lovely Dream (que viene a ser algo así como Mal Sueño de Amor, pero como soy un comemierdas y no tengo personalidad, lo pongo en inglés, y mal escrito, que suena mejor).

Pronto contacté con varios "actores" y estos me dieron su visto bueno. Incluso los hubo que se mostraron bastante ilusionados al principio... Pero conforme avanzaban los días y les recordaba que debían aparecer en un corto y hacer el ridículo ante millones de personas, la cosa se enfriaba. "Si, si, ya te diré cuando puedo quedar", me decían algunos... Otros, como por ejemplo la bella y delicada Martina Sau, se negó en rotundo cuando se enteró de que entre mis cyber-amigos había un amante del cum-art. Intenté convencerla, ¡de verás! Incluso le insistí en que tan solo se le verían sus ojos y su boca. ¡Le aseguré que nadie la reconocería! Pero no hubo manera, así que la bella y exuberante Martina Sau se desvinculó totalmente del proyecto. "A mi solo me tributa mi novio", me dijo dando un portazo. "Y sobre mi pechuga".

Una vez más, me quedé con una mano delante y otra detrás. Me había quedado sin actriz principal. Pero entonces recordé que una vez mi prima Mari Carmen, me dijo que tenía ganas de salir en algún corto (eso si, sin darle besos a nadie y sin hacer escenas de desnudos). Asi que me dije, "te vas a arrepentir de tus palabras", y la llamé. Y, gracias a Dios y a la virgen, mi prima Mari Carmen aceptó. Ya volvía a tener actriz principal, así que nos metimos de lleno en el rodaje.


Julio, Pedro, Paco y yo, nos fuimos a un apestoso hotel de mierda a rodar la escena de la llegada del Detective al Hotel. Pero, para sorpresa de todos, cuando nos pusimos manos a la obra y saquemos cámaras y nos pusimos en posición de ataque, un segurata mamón nos prohibió rodar dentro del parking del hotel.

-Necesitáis un permiso - dijo con cara de poli malo.
-¿Que permiso y que historia señor? ¡Si no tengo ni puta idea de como se hace eso!

Total, que tuvimos que perder un día entero de rodaje para buscar otro hotel. Y finalmente lo encontramos... Pero esta vez no me iba a arriesgar a que algún segurata me jodiera, así que me puse bien lejos y desde la lejanía comencé a filmar. "¡Pedro camina!", le ordenaba y Pedro Martinez, ese actor tan MARAVILLOSO, hacía lo que le decía.

Ahora me gustaría hacer un breve inciso, para contar algo curioso que mucha gente me pregunta. Y es que la mayoría de espectadores del corto me dice: "¿Y entrasteis dentro del hotel para hacer el corto?". Jajaja... Ilusos. La escena en la que el Detective Martinez entra en el hotel está compuesta por tres lugares diferentes. Y es que como sabía que no podía rodar dentro, invité a mi señora a un hotel de cinco estrellas la noche de fin de año, y antes de entrar a la habitación, filme el pasillo. Con dos cojones. Todo el mundo pasándolo de puta madre y yo preocupado por filmar un pasillo que ha de salir en un corto de mierda... Ay, para que luego digan que no me esfuerzo.

Por último, la habitación de hotel que vemos en el corto es el dormitorio de mis padres, que mi madre tuvo a bien redecorar como si de una habitación de hotel se tratase. (También redecoró el comedor para que pareciera un Restaurante, en la escena en la que vemos a la mujer coqueteando en el sueño).

Ahora me gustaría hablar de dos escenas que han generado cierta polémica.
El gran Fernando Rodriguez en mitad del proceso de creación de la criatura.

La primera es, como no, la escena realizada mediante stop-motion... ¡Lo siento! De verdad... La hice con toda la buena intención... Para la elaboración de la criatura me fui a un chino y compré tres paquetes de plastelina lila, un saco lleno de canicas (¿alguien quiere canicas?, las vendo a buen precio). Luego compré un botecitos de pintura blanca, uno roja, uno negra y unos pinceles. Y después le hice la forma al extraterrestre... ¡Que vergüenza de verdad! ¡¡Estoy muy arrepentido!! Por último, eso si, mi hermano, ¡que es artista y heavy!, se encargó de darle los últimos toques a la criatura. Así que pintó los ojos, le hizo una lengua y unos cuernos, y le colocó tabaco del liar debajo de los tentáculos para emular los pelos del sobaco. Un artista, si ya lo he dicho yo.
La otra escena es en la que el Detective Martinez tiene que recordar más cosas para el sueño, y debe hacer algo muy especial para conseguirlo... Ejem. En fin, que también lo siento... Me pareció que podría quedar muy graciosa y tal...


Por otro lado, ¿sabéis lo que me costó encontrar una puta zambomba? (Ya había pasado navidad). Me recorrí todos los Todo a cien, todos los mercados, todos los chinos... Por cierto, comprobadlo. Si un día vais a un chino en época navideña, decidles:

-Perdona, ¿tenéis zambombas?
-¿Sambomba? - el chino/a pone cara rara.
-Si, zambomba - seguidamente se le hace el gesto que vosotros sabéis... Y no falla ni uno: todos los chinos sacan una puta pandereta.

Finalmente, encontré la ZAMBOMBA de Bad Lovely Dream, en el último sitio donde imaginaba: ¡en el Corte Inglés! (Y el tipo con corbata tuvo que ir a mirar al almacén, a ver si quedaban). Desde aquí quiero hacer un llamamiento a todos los ciudadanos de este país, para que no dejen que se extinga este precioso instrumento. ¡Tocad más la zambomba, amigos y amigas del mundo!

Uno de los mejores días de rodaje, fue cuando rodamos la escena inicial en el Kafka, un bareto lleno de niñatos, pero que ponen unas cervezas que te cagas en las bragas. Julio, preguntó al camarero si podíamos rodar en el interior y el tío dijo que Ok, así que sacamos la cámara y comencemos a filmar a aquel ser tan bello y atractivo, llamado Pedro. Creo que durante el rodaje en el Kafka, jamás miré hacia atrás por miedo a ver las caras de estupefacción de las demás personas que estaban en el bar.


El resto del rodaje en si, fue largo y traumatizante. Debo reconocer que lo hacía sin ganas y que no tenía ni puta idea de como iba a quedar. Tuve una fuerte crisis existencial y creativa que me hizo atormentarme y preguntarme para que cojones hacía toda esa mierda. ¿Que razón de ser tiene hacer cortos y exponerlos ante todo el mundo sin recibir nada a cambio? Y más cuando estamos en una sociedad que se mueve por intereses y dinero. ¿Vale la pena que siga haciendo todo esto? ¿O tan solo sirve para dar conversación a algunos de los que te rodean y te señalan con el dedo mientras se ríen de ti?

Por si fuera poco, una vez terminado el rodaje, grabamos la voz con Pedro y aquello no salía ni a la de tres... ¡Llegamos a quedar hasta 3 noches seguidas, grabando la voz hasta la 1 de la noche! Y cuando ya iba a tirarlo todo por la ventana, ocurrió algo milagroso, mi querido Pedro dijo:

-Intentémoslo una vez más.

Y así fue, lo intentamos y como si fuera un milagro, Pedro comenzó a clavar las frases y a decirlas con la entonación adecuada. Y es que en las anteriores veces, algunas voces se escuchaban más fuertes que otras y quedaba como el culo, por lo que Pedro se comportó como todo un campeón y se tiró una hora entera inmóvil y con el micrófono cogido en la misma posición. Muchas gracias Pedro, creo que si no hubiera sido por ti, lo hubiera mandado todo a tomar por culo.

Así, que queridos amigos, todavía no he hallado la respuesta a si merece la pena toda esta parafernalia y todo este tiempo "tirado". Pero lo que si sé, es que cuando terminas de montarlo todo y le colocas la música, te sientes lleno y realizado de verdad...

Haré un breve inciso en la música, ya que han sido varios los que han sabido apreciar los temas escogidos. No por menos, la banda sonora esta compuesta por algunos de los más grandes. Lila Downs, Nick Cave, Radiohead, The Rapture, un tema extraido de la banda sonora de Asesino Implacable (Mike Hodges, 1971), compuesta por Roy Budd, otro tema extraído de la banda sonora Kriminal (Umberto Lenzi, 1966), y un excelente tema compuesto por el gran Ravi Shankar. El corto no será muy bueno, pero estareis de acuerdo conmigo, que a la banda sonora se le puede dar un aprovado. Por cierto, en este corto también quise contar con la inestimable ayuda de MoëBiuS para la banda sonora, pero el pobre tiene problemas con el puto Windows Vista y no le funciona el programa para hacer música como es debido. Una pena vamos...

Desde que leí Atrapa el pez dorado de David Lynch, creo que es inútil intentar explicar tus proyectos a otras personas y analizarlos para que los entiendan. Es un ejercicio que lo único que demuestra es que no confías lo suficiente en tus propias aptitudes artísticas (como es lógico yo confío muy poco en mi). Vosotros, los que leéis esto y habéis visto el corto, sacareis vuestras conclusiones y supongo que todo esto os ayudará a continuar sobreviviendo al día a día, tal y como lo hago yo con los libros, las revistas o los blogs que leo. Como lo hago con las películas (buenas y malas) que veo, o con las conversaciones (buenas y malas) que tengo cada día con gente de diferente índole. Y es que son las relaciones, ya sean físicas o no, con otras personas, las que nos ayudan a salir adelante con nuestros problemas, y las que nos hacen olvidarnos de la cruda y fría realidad que supone enfrentarnos a nosotros mismos y a nuestras propias pesadillas. Así que hay que seguir luchando y cada uno tiene sus medios...

Por cierto, ahora estoy ultimando un guión con meteoritos y zombies mutantes, y cuento con la inestimable ayuda de Proteneo en los FX... No sé si esto se llegará a hacer o no. ¡Ni siquiera sé si volveré a hacer otro corto! Pero hasta entonces, seguid pasando miedo...


JAJAJAJAJAJA!!! <-- (Risa siniestra)

6 comentarios:

cerebrin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
cerebrin dijo...

Muy entrañable (si, ¿qué pasa?) la entrada y muy ilustrativa. ;)

Larsvondick dijo...

Estaba pensando Sr. Rodríguez, que bien mirado, su prima Mari Carmen no está tan mal...
Es lo que tiene el cine, que a veces hay que revisar dos veces las cosas para descubrir que el proyecto tiene múltiples lecturas... Usted ya me entiende...
Y se me estaba ocurriendo que tal vez, sólo tal vez, podríamos ser casi familiares por un día, jejeje.

Juan P. Rodriguez dijo...

Es usted un sinvergüenzon!
jajaja! No me meta en estos aprietos hombre! jajaja!

MarioBava dijo...

Viva tu prima Mari Carmennnnnn !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Olé!