lunes, 15 de diciembre de 2008

Sabine recomienda... My Blueberry Nights (2007)

En esta nueva película de Wong Kar-Wai que por fin se ha estrenado en España, se hecha de menos tres cosas. 1ª un director de fotografía como Christopher Doyle, una persona que tan buenos resultados ha dado en películas como 2046 del propio Kar-Wai o Last Life in the Universe de Pen-ek Ratanaruang. 2º una música más melódica e hipnótica, tal y como ocurría en Deseando Amar o 2046 con aquellos bellos temas compuestos por Xavier Cugat, o en Chunking Express con California Dreaming de The Mamas and The Papas (os juro por Dios, que jamás me había llegado tanto esta canción como con Chunking Express). Y 3º se nota que en My Blueberry Nights, Wong Kar-Wai busca un lenguaje más occidental (es decir, más entendible para el hombre blanco) y por lo tanto, esta película no es para nada tan especial como sus anteriores films (aquí tengo que aclarar que no he visto el segmento que hizo en Eros). Aún así, debo aclarar que la película no está tan mal del todo, simplemente se nota que en algunos momentos la cosa no acababa de cuajar... Un buen ejemplo de ello es que a Jude Law, un actor buenisimo, me costó muchisimo adaptarme, ya que durante el film no podía dejar de ver a Tony Leung, ¡entiendanme!
En My Blueberry Nights, Kar-Wai deja de lado las habitaciones de hotel que tan buenos resultados le había dado, para adentrarnos en el mundo de los oscuros y a la vez cálidos bares y pubs nocturnos. Es en estos lugares, donde se darán cita varias historias de amor/desamor, con un bote de cristal lleno de llaves como telón de fondo. Llaves abandonadas que se guardan porque pueden abrir alguna puerta en el futuro...


En la película encontramos a la cantante Norah Jones, el ya nombrado Jude Law, David Strathairm (que muchos recordarán por Buenas noches y buena suerte (me voy a dormir) de George Clooney), Rachel Weisz y la bellisima Natalie Portman (que en esta película parece incluso hasta tener unas buenas tetas). El estilo visual de la película en cambio, es más similar a Chunking Express, que a Happy Together o Deseando Amar, y la fotografía corre a cargo de otro gran director de fotografía: el iraní Darius Khondji, artífice de las fotografías de Seven y Panic Room de David Fincher, y sobretodo de la espectacular ¡Delicatessen de Jean-Pierre Jeunet! Pero aún así, como ya he dicho, prefiero el tándem Kar-Wai/Doyle.

3 comentarios:

belalugosisdead dijo...

Puede que la vea, la estetica me llama la atencion. Y si saco tiempo, parece una buena peli para ver con la novia
Por cierto, anoche vi Solo contra todos. Menuda enfermedad mental tiene Noé. mare mia
Pero tiene un regustillo que me gusta más que Irreversible. Todas esas reflexiones pesimistas sobre la vida y la soledad... curiosa

Juan P. Rodriguez dijo...

Hombre me alegro que te haya gustado! ¡Me pediste que hiciera reseñas de películas sobre el odio, no lo olvides! jajaja! A mi también me gusta más que Irreversible, porque quiza la vea más profunda, más "mental".
Siempre que veas alguna dame tú opinión que me hace ilusión saber lo que piensas!
Si te gusta Kar-wai, mirate mejor 2046. ¡Sobervia! Luego si quieres echale un ojo a esta. (O bueno, puede que a la inversa también sea factible. Si, mejor. Primero mirate My Blueberry Nights y luego 2046).

Doble M dijo...

Yo prefiero 2046.

P.D.Besos director