jueves, 31 de julio de 2008

Un "cordero" disfrazado de "lobo"


Bueno, haber si me pongo al día y empiezo a publicar todo lo que he visto en el cine estos días de libertad. No tengo practicamente tiempo de nada... Bueno, vamos ayá.

Peter Berg fue el otrora gran director que nos regaló a todos una ácida y mordaz comedia negra llamada Very Bad Things. Por eso, ante la posibilidad de entrar a ver una pesima película en el cine (las mujeres a veces nos llevan por mal camino), decidí llegar a un acuerdo y entrar a ver Hancock, película palomitera que al parecer contentaba los gustos de ambos (finalmente los dos salimos bastante decepcionados).

La película empieza más o menos bien, vemos a un superheroe en horas bajas, alcoholico y poco "hablador". Pongo especial enfasis en lo de poco hablador, por que el amigo Will Smith no suele ser muy comedido en sus papeles, sobretodo si son cómicos, así que fue algo que encontré de agradecer. El "heroe" va siempre tan borracho que lo destroza todo a su paso y todo el mundo acaba odiandolo. Pero a medida que avanza la película, el aparente antiheroe que se nos muestra, poco a poco empieza a cambiar, y a mitad de película se pega un cambió tan brusco (en el que juega un papel importante Charlize Theron), que nos deja a todos tan descolocados como al propio Hancock, que a raiz de eso empieza comportarse de otra manera. El chico deja el alcohol y se muestra docil, educado y sensible (y afeitado)... Al parecer Hancock conoce a Ray Embrey (Jason Bateman), que resulta ser un asesor de imagen. Pero es que esto pasa de una manera tan rapida y drástica, que al espectador le cuesta asimilarlo. Al menos a mi. Porque no solo cambia el heroe, cambia todo el tono de la película. De nada sirven los minutos que se tira Hancock en la carcel, porque él se niega a prosperar en las reuniones de alcoholicos y solo al final decide hablar (y poco, un punto a favor de Smith). Dentro de la carcel solo se ven pequeños gestos que no justifican el cambio tan grande que se dá en el heroe, que pasa de ser un antiheroe al que no quiere nadie, a un superheroe amado por todos (aunque él está un poco acomplejado, otro punto a favor de Smith). Entonces acabas entendiendo, que ese Hancock que se nos mostraba al principio era un fraude y que siempre había sido "el bueno" de Will Smith disfrazado de vagabundo "malote"... Y que decir de Charlize Theron... ¿Por que tiene que ser lo que és en la película? ¿No hubiera sido más interesante mostrar la relación entre ambos de otra manera? (ESTOY INTENTANDO NO CONTAR MÁS DE LA CUENTA POR SI ALGUIEN LA QUIERE VER). Entonces llega un momento en que te preguntas, ¿está película de que iba? En fin, se podría haber tocado los temas que se toca en la película (de amor y todo eso...), pero de la manera que lo hacen no me convenció. Que va, que va... Si alguien quiere ver una película sobre un (super) ANTIHEROE, con mayusculas, tendrá que esperar a que se estrene en nuestro país, la grandiosa: ¡DAINIPPONJIN!

¡Ah! ¡Que se me olvidaba! Y encima, no me gustó la manera en que está filmada. Parece que este dirigida por Michael Mann, director que produce el invento (y que por cierto, me gusta como dirige sus peliculas serias y puramente de acción, lo que pasa es que en esta película no me cuaja su estilo).

1 comentario:

belalugosisdead dijo...

SI te digo la verdad, lo unico que me llamo la atencion de esta peli fue que en el cartel de Madrid hicieron un guiño (puro marketing) reflejando en las gafas de hancock nuestra bonita y sucia ciudad


Y matrix tambien me gusta, pero gran parte de lo que me gusta de ella soy consciente que ya lo tiene dark city. He añadido unos videos a la entrada, uno de ellos de comparaciones en las dos peliculas