sábado, 3 de septiembre de 2011

SITGES 05


Volviendo a su mes de costumbre, octubre, el Festival de Sitges quiso homenajear uno de los grandes éxitos de Steven Spielberg, Tiburón, en su 30º aniversario. Para ello, como es lógico, se proyectó la famosa película de Spielberg así como el documental The shark is still working (Eric Hollander, 2005), Courage & Stupidity de Darin Beckstead (2005), un corto que gira entorno a la producción y que trata sobre un director llamado Steven que, a principios de los 70, le es encargado rodar una película sobre un tiburón y a última instancia, el tiburón mecánico que tenía que utilizar se le estropea (¿les suena de algo?), y la sudafricana 12 Days of Terror (Jack Sholder, 2005) que nos cuenta los acontecimientos que inspiraron a Peter Benchley a la hora de escribir Jaws. También se realizó otro homenaje a la figura de Jim Henson, creador de Barrio Sesamo y director de filmes como Cristal Oscuro o Dentro del laberinto, ambos filmes recogidos dentro de dicha retrospectiva. En la sala Brigadoon se cumplimentó el homenaje a Tiburón con las proyecciones de algunos "clásicos" acuáticos surgidos a rebufo de ésta, véase el caso de Orca, la ballena asesina (1977), Tintorera (1977) o Mako, el tiburón de la muerte (1976). Por otro lado, y siguiendo dentro del Brigadoon, hubo un especial sobre el Santo en el que se pudieron ver Santo en el tesoro de Drácula (1969) o Santo en la venganza de la Momia (1971), y por primera vez en el festival se abrió un apartado llamado "Brigadon X" en la que se proyectaron Sixteen tongues o la española Kannibal (me gusta la carne) con la pornstar Anastasia Mayo y la veterana María de Sánchez.


El autógrafo de Q. T.
Aquel año, como muchos sabrán, se presentó un poco por sorpresa Quentin Tarantino, que se pasó casi toda su estancia viendo películas y comiendo... ¡No se pueden ustedes imaginar lo que puede llegar a comer este hombre! Ahora entiendo que en Jackie Brown se dijera eso de "en España se come hasta la medianoche"... Les aseguro que el tipo se sentaba a cenar en la terraza de un restaurante (por ejemplo en un asador argentino que vale un pico) y no se levantaba hasta bien entrada la madrugada. Sé que a muchos Tarantino no les cae muy bien, pero a mi si. Debo confesar que a mi me encanta, así que cuando lo vi en el bar del hotel Melies tomándose una cerveza me acerqué con lo primero que encontré (en este caso una de las postales de publicidad que se puede encontrar por el Festival) y le dije "excuseme, could you..." y le hice un gesto con un boli encima de la postal. Tarantino me miró con cara de mala hostia y me dijo "I have a drink in a bar" y me dio la espalda. Para los que no entiendan inglés lo que me vino a decir fue: "vete a freír espárragos, desgraciado". Tengo que aclarar que soy anti-autógrafos. Allí va gente muy preparada con pósters, películas, camisetas, libros... Con un montón de mierda lista para que su estrella favorita se la firme. Así que en parte entiendo que este hombre quisiera que le dejara tranquilo ya que, en el caso de que me hubiera firmado un autógrafo, allí habían cuarenta fanáticos más con ganas de Tarantino. Un poco más tarde, mientras paseábamos por Sitges, y después de una de esas largas cenas que se pegaba este director, vimos como un montón de entusiastas seguidores de éste se agolpaban frente a él para que le firmara un autógrafo. Mi mujer me animó para que aprovechara la ocasión pero ya había tenido bastante con la anterior vez y me negué. Así que, ni corta ni perezosa, mi señora cogió una de esas postales y le dijo a Tarantino "oye tú, ¡más vale que me firmes esto!". No sé hasta que punto Tarantino sabe español pero en ese momento pude ver el terror en su mirada y rápidamente hizo un par de garabatos en aquel trozo de cartulina. Y esta es la historia de como conseguí  el autógrafo de este gordo... digo de este genio.

The Great Yokai War
En lo que respecta a las películas que vi, una vez más volví al siempre interesante Takashi Miike con la aventura para casi todos los públicos, The Great Yokai War. Una película muy divertida que nos cuenta el hipotético ataque de un grupo de monstruos recién salidos del folklore japonés y como un niño tendrá que luchar contra ellos. Además tiene una bonita moraleja sobre las mentiras y la madurez que los más mayores sabrán apreciar más que los niños. Aprovechando la ocasión, y como seguramente ya habrá prescrito el delito, os confesaré una cosa que me pasó a la hora de ir a ver esta película. En realidad no tenía entrada para ver The Great Yokai War sino para Repulsión de Roman Polanski. El caso es que la película de Miike tenía todas las localidades agotadas y por ese motivo decidimos ver el clásico de Polanski, pero a la hora de entrar en el cine nos equivocamos de sala y... Bueno, ya me dirán ustedes la cara que se nos quedó cuando vimos los primeros títulos de crédito en japonés. Una vez puestos y como era un film que queríamos ver, ¿qué le íbamos a hacer?

Election + The barefooted kid
De Johnnie To, - a quién se le entregó el premio honorífico "La màquina del temps" de la mano de Tarantino (con reverencias incluidas) - , se exhibió la magistral película sobre las triadas chinas: Election, que pude disfrutar en el auditorio. Pero además se le hizo un homenaje en el que se recogieron las excelentes PTU (2003) y Running out of time (1999), The Mission (1999), Throw down (2004), The heroic trio (1993) (con Michelle Yeoh, Maggie Cheung y Anita Mui; editada en DVD en España junto a su segunda parte Executioners) y por último, la película que fui a ver, The barefooted kid (1993), una cinta de artes marciales con unas excelentes coreografías de la que, lamentablemente, no os puedo decir gran cosa por culpa de mi mala memoria.

Sympathy for Lady Vengeance + The Girl from Monday
También vi la tercera y última entrega de la trilogía de la venganza de Park Chan-wook, Sympathy for Lady Vengeance. Una gran película que, sin embargo, dista mucho de su predecesora. Por otro lado, Hal Hartley presentó su última película, una extraña película de ci-fi ambientada en un entorno cotidiano. Se trata de The girl from Monday, una cinta de una extraterrestre que nada tiene que ver con los aliens que vimos en el clásico de Ridley Scott o Steven Spielberg. Aquí nos encontramos con una preciosidad con la cara y las curvas de Tatiana Abracos.

Lady Snowblood + The spirits
De madrugada asistí a una doble sesión de la sección "Mondo Macabro" con la película Lady Snowblood protagonizada por la hermosa Meiko Kaji, que es una de las principales influencias de los Kill Bills de Tarantino que, por otro lado, asistió a la proyección. Tendría que apuntar que ver una película con Q. T. en la misma sala es una auténtica tortura, pues el muy cabrón no para de reírse como un retrasado... Ya he dicho que a mi me encanta Tarantino pero ahí cosas que no soporto. Además, cuando se reía él, TODO el mundo se reía en muestra de aprobación y a mi eso... Joder, a mi eso me daba mucha rabia. Por si no fuera suficiente, después de aquello hubo un tipo anónimo al que se le pegó "la risa tarantiniana" y tuvimos que padecer esta tontería durante dos o tres ediciones más. Argggh...! Después de la película de Toshiya Fujita proyectaron el film vietnamita Spirits (Victor Vu, 2004), una película bastante modosita que poco tiene que ver con el espíritu "mondo macabro". Aún así, cosas del destino, se llegó a editar en DVD aquí en España.

Zee Oiu. The man-eater
También asistimos a la proyección de Zee Oui. The Man-eater (Buranee Rachjaibun y Nida Sudasna, 2004), una producción tailandesa basada en hechos reales que indaga en la vida de un psycho-killer canibal que hizo de las suyas por aquellos lares a mediados de los años 40. La película es más bien simplona pero eso no bastó para que, una vez más, encontrase distribución en España con el nombre de Zee Oiu, el canibal.

The piano tuner of earthquakes
The piano tuner of earthquakes (Quay Brothers, 2005), producida por don Terry Guilliam, fue un fiasco en toda regla. A mi particularmente no me gustó mucho todo el rollo fantasioso con autómatas de por medio, aunque no dejo que reconocer que visualmente estaba bastante bien y me hizo especial gracia encontrar de protagonista al español César Sarachu (Camera Cafe).

Zulo
La cosa cambiaría con la recomendable Zulo de Carlos Martín Ferrera, film español sobre un hombre que sin motivo aparente es secuestrado y metido en un zulo. La película, sin llegar a los extremos de Buried (Rodrigo Cortés, 2010), no le tiene nada que envidiar a ésta en lo que se refiere a claustrofobia y ejercicio de estilo.

Room + Haze
Otro experimento, en este caso indie, lo encontramos en la producción estadounidense Room (Kyle Henry, 2005). Una pequeña joya sobre una mujer que no para de ver en sus sueños una habitación y que un buen día decide abandonar a su familia para ponerse en su busca. Una película pequeña, como he dicho, pero muy compleja que cuenta además con la soberbia interpretación protagonista de la desconocida Cyndi Williams. Después de ésta proyectaron Haze (Shinya Tsukamoto, 2005), otra pequeño experimento, - aunque en este caso mucho más concentrado (dura apenas 40 minutos) -, que sin embargo es capaz de dejarnos exhaustos y con los dientes chirriando. Tanto una como otra, a pesar de ser dos sendas obras maestras, no han conocido distribución en nuestro país.

***

Por otro lado cabría destacar la aparición por primera vez en el Festival de la "Nit + Zombie" que consistía en una maratón de dicho género en la que se pudo ver House of the dead 2: Dead Aim (Michael Hurst, 2005), Zombie Honeymoon (David Gebroe, 2004) y la muy divertida, Dead Meat (Conor McMahon, 2004). Siguiendo con estas nuevas secciones, Midnight X-treme se erigió como la elección más extrema e interesante de las sesiones de madrugada y aquel año Demond Pond de Takashi Miike se pudo ver pasadas las doce de la noche. The Roost de Ti West y Wild Country de Craig Strachan, fueron algunas de las películas que se recogieron dentro de dicho apartado nocturno. Por otro lado, con "Europa Imaginària" se pudieron volver a ver algunos títulos clásicos del cine "fantástico europeo", como Ana y los lobos de Carlos Saura, El video de Benny de Michael Haneke, Danza Macabra de Antonio Margheritti o la ya nombrada Repulsión de Roman Polanski.

Del resto de películas que se presentaron aquel año destacaremos la excelente El sabor de la sandia de Tsai Ming-Liang, la muy digna película de terror oriental, - en este caso tailandés -, Shutter de Banjong Pisanthanakum y Parkpoom Wongpoom; la algo sobrevalorada pero entretenida Hard Candy de David Slade; la segunda y superior parte de La casa de los 1.000 cadáveres de Rob Zombie, Los renegados del diablo; y Una historia de violencia de David Cronenberg, cojonuda película basada en la novela gráfica de John Wagner y Vince Locke.

Los principales premios de aquel año fueron:

MEJOR PELÍCULA: Hard Candy de David Slade.
MEJOR DIRECTOR: Johnnie To por Election.
MEJOR ACTOR: Lee Kang-sheng por El sabor de la sandia.
MEJOR ACTRIZ: Lee Yeong-ae por Sympathy for Lady Vengeance.
MEJOR GUIÓN: Brian Nelson por Hard Candy.
PREMIO ORIENT EXPRESS: Antartic Journal de Yim Phil-sung.
PREMIO HONORÍFICO MÀQUINA DEL TEMPS: Joe Alves, Alex de la Iglesia, Carl Gottlieb, Jim Henson, Greg Nicotero, Bill Plympton y Johnnie To.
GRAN PREMIO HONORÍFICO SITGES-FESTIVAL INTERNACIONAL DE CATALUÑA: Jodie Foster.
PREMIO MARÍA HONORÍFICA: Julio Fernández y Square Enix.

6 comentarios:

Kinski dijo...

Mi táctica para conseguir la atención del Tarantino sería regalarle una botellita de aguardiente gallega, de esa potente que se hace de manera casera sin cotroles sanitarios y que causa estragos en cuerpos no preparados. Igual se queda ciego pero el autografo me lo firma.

Ales de la Iglesia dijo que Tarantino solo sabe comer y hablar de cine arcano y desconocido para el humano medio. Tenía mucha razón el director de Muertos de Risa.

Lazoworks dijo...

Hostia, a este hombre hay que regalarle un jamón de cinco jotas! La madre que lo parió!
Yo también vi la entrevista de De la Iglesia, dijo que él quería hablar de Mira Sorvino (por entonces novia del director) y él sólo sabía hablarle de películas. Jajaja!

PEPE CAHIERS dijo...

Ja,ja,ja,no le extrañe que Tarantino se inspirara en su mujer para Kill Bill.

Lazoworks dijo...

Jajaja! Pues no me extrañaría!

Salvador Sáinz dijo...

http://www.youtube.com/user/Pleyadiano1000#p/u/22/AA_D30SBJPk

EL PULPO NEGRO

Echadle un vistazo

Lazoworks dijo...

Que gran aporte! El Pulpo Negro con Narciso Ibáñez Menta! Hablé de esto mismo en la entrevista que le hice a D'Arbó! Muchas gracias!