domingo, 5 de septiembre de 2010

Casi siempre perdiendo

Aquí les dejo el trabajo de un jorobado llamado Rufus, un solitario deforme cuyo mayor entretenimiento consiste en tocar las campanas de la catedral de Notre Dame y las de las monjas de claustro que pasean por allí.
El tipo, como ustedes podrán comprobar a continuación, también se dedica a hacer unos fabulosos dibujos de cyborgs, mutantes, zombies y otros tantos que rememoran algunas de las películas de los años 80 como Re-Animator o La Mosca. Como ven, Rufus tiene un talento fuera de lo común, sobretodo para un tío con chepa, así que el Papa Benedicto XVI ya le ha encargado que quite toda esa mierda que dibujó Miguel Ángel, y que llene las paredes de la Capilla Sixtina de zombies, monstruos y cuerpos destripados, "que el fin del mundo ya se acerca", según sus propias declaraciones.

Pueden ustedes ver sus bocetos e ilustraciones, aquí.
http://cerothehero.blogspot.com

1 comentario:

PEPE CAHIERS dijo...

Lo del Papa no me sorprende, dado su extraordinario parecido al Emperador Palpatine y por lo tanto de su entrada en el lado oscuro.